The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas
» What goes around comes around · Ivy
Father and Daughter • Sean - Página 2 EmptyHoy a las 9:33 am por Nikolaj G. Holenstein

» Registro General
Father and Daughter • Sean - Página 2 EmptyHoy a las 9:04 am por Nikolaj G. Holenstein

» Paths of power ✘ Priv.
Father and Daughter • Sean - Página 2 EmptyHoy a las 8:19 am por Rebecca Hasselbach

» It's about time ▸ Georgia
Father and Daughter • Sean - Página 2 EmptyHoy a las 1:59 am por David Meyer

» Fare thee well · Desiree
Father and Daughter • Sean - Página 2 EmptyHoy a las 12:43 am por Derek N. Shepherd

» Never short of pride ▸ Ingrid
Father and Daughter • Sean - Página 2 EmptyHoy a las 12:20 am por Ingrid C. Helmuth

» From The Lost Days - Zombies [Afiliación Normal]
Father and Daughter • Sean - Página 2 EmptyAyer a las 10:45 pm por Invitado

» Petición de Rol
Father and Daughter • Sean - Página 2 EmptyAyer a las 7:19 pm por Denisse Adragón

» Little things | Bev
Father and Daughter • Sean - Página 2 EmptyAyer a las 7:14 pm por Cale J. Ballard


Father and Daughter • Sean

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Father and Daughter • Sean - Página 2 Empty Father and Daughter • Sean

Mensaje por Audrey S. Niniadis el Sáb Feb 17, 2018 1:40 pm

Recuerdo del primer mensaje :

Doblo aquel pedazo de papel, después de revisar las líneas escritas en él, y lo guardo en una cajita llena de sobres y cartas. Tal vez resulta extraño, pero en esa cajita se encuentran cada una de las cartas que el hombre al que debería llamar "padre" me escribió durante todos éstos años. Sí, no respondí a ninguna de ellas, pero guardarlas y leerlas de vez en cuando se había vuelto mi afición. Quizás me recordaban esos tiempos donde todavía creía que sabía todo, esos tiempos en donde mi inocencia superaba mi inteligencia, ese tiempo que siempre consideré el más alegre de mi vida.

Un suspiro se escapa de mis labios mientras escondo, en un cajón de mi habitación, aquella caja y miro el reloj más cercano. Ya se acerca la hora y nunca llego tarde a un encuentro previsto, no soy la clase de personas que llega tarde. Después de tantos años,respondí una de sus cartas, pero en ella sólo decía que quería encontrarme con él, marcando el día, el lugar y la hora del encuentro. Fría, una carta demasiado formar para que una hija se la envíe a su padre, pero poco importa realmente. Preferí encontrarme con él lo más pronto posible, después de todo, estar cerca de alguien que fuera mi familia había sido el motivo para mudarme. Mi tía falleció hace poco a causa de un accidente y ella había sido la única persona que me ayudaba con mi hija en todo ese tiempo. Aquello, sumado a mi ascenso, es el motivo de que ahora me encuentre viviendo aquí.

Tomo mi bolso, me reviso la ropa y finalmente camino hacia la salida. Salgo de la casa, agradeciendo para mis adentros que Maggie no hiciera tantas preguntas, comenzando a esquivar a aquellas personas estiradas creyéndose más de lo que realmente son y caminando en dirección al restaurante en el que quedé con mi padre. Me costaría acostumbrarme a vivir en el Capitolio, pero si eso permite que mi hija esté segura, aguantaría todo lo necesario. Después de todo, ese es mi motivo para mudarme aquí y no a cualquier otro lado. Esa niña es todo en mi vida y no permitiré que le suceda lo que a mí. Mi trabajo siempre fue algo peligroso y siempre estuvo implicado el tema de la muerte en él, eso se convertía en algo posible desde que me convertí en cazadora de criaturas mágicas. Siempre corro el riesgo de un día desaparecer y dejar a la pequeña niña completamente sola, como mi madre lo había hecho conmigo. Al estar mi tía, eso no pasó nunca por mi mente, pero ahora que se encuentra muerta, necesito estar segura que habrá alguien que pueda velar por ella.

Entro en el restaurante y me siento en la primera mesa vacía que encuentro, mirando la hora en el reloj del establecimiento. Llega tarde, aunque no me parece del todo extraño. Llamo a la camarera y pido algo de beber, mientras que de mi bolso saco un libro para comenzar a leer.
Audrey S. Niniadis
Audrey S. Niniadis
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo


Father and Daughter • Sean - Página 2 Empty Re: Father and Daughter • Sean

Mensaje por Audrey S. Niniadis el Miér Mar 14, 2018 3:25 pm

Agradezco su honestidad en mis adentros, porque no recuerdo muchas cosas en las que Sean fuera completamente honesto conmigo. Sospeché hace mucho sobre todo lo que mi padre habló, siempre supe que Benedict era amigo de Seth, a pesar de que el último tiempo fue su esclavo. Alguna que otra vez me había hablado de él, por eso lo sospechaba. Aún más grandes fueron mis conjeturas al momento de saber que ellos se fueron al mismo tiempo. Todo cerraba, algo pasó, algo que los obligó a ambos a escaparse sin pensarlo dos veces, sin siquiera tener oportunidad de avisarme. Porque se lo había pedido en un millón de ocasiones, si él quería dejarlo todo tendría que llevarme también.

Enfoco mi mirada en los alimentos y decido agarrar lo primero que veo para llevármelo a la boca. Nunca fui de las personas quisquillosas con la comida y eso incrementó en cuanto comenzaron mis misiones como cazadora. Si alguien en mi grupo inicial era quisquilloso a la hora de comer, los alimentos preparados por el más joven del grupo se aseguraban de quitarte lo minucioso. Esas comidas de bajos recursos echas a fuego de leña por la persona que menos sabía sobre cocina, siempre fueron asquerosas. Cualquier cosa tendría mejor sabor, así que no me preocupo demasiado al notar que el alimento ingerido era una de las cosas que más odiaba de niña.

-Comprendo- entiendo por completo a lo que se refiere. El motivo que Sean tiene para encontrar a Seth, es el mismo que el mío. Deseaba hablar con él, contarle muchas cosa y, sobre todo, preguntarle muchas otras. Pero yo tengo un motivo más, uno que me había llevado a aceptar el asenso y hacer lo posible para encontrarme con éste hombre que había decidido no volver a ver. Ayudar a Seth, por los viejos tiempos, por todo lo que pasó, por cómo mis recuerdos sobre él me atormentaban cada noche, por todo eso y mucho más: necesito ayudarlo. Como Sean muy bien recalcó, probablemente significaba ayudar también a personas que no desean ser encontradas y probablemente no sean bienvenidas en NeoPanem. Por ese motivo había hasta pensado sobre la muerte como castigo. ¿Nadie sabía que podría pasar una ve que comenzara?. Por éste motivo fue que el encuentro tuvo lugar; si cualquier cosa me pasara en el afán de buscar y ayudar a mi primo, necesitaba saber que mi hija iba a estar a salvo.

-Yo también tengo cosas que hablar con él... preguntarle más bien. También lo estoy buscando- admito finalmente dando un mordisco a lo que parece ser queso. -Si encuentras algo, avísame. Yo haré lo mismo- comento sin más después de tragar -Pero ten necesito que no hagas nada peligroso- realmente no me preocupo por él, mi preocupación se basa más en la preocupación hacia mi hija. ¿Qué pasaría con Maggs si ni Sean ni yo estamos para cuidarla? Tiene 12 años, yo a su edad podía cuidarme bien sola, pero aún así necesita cariño, comprensión familiar, compañía. -Si es necesario hacer algo peligroso para encontrarlo, deja que yo lo haga- dejo de mirar la tabla de comidas para dirigirle el gesto que le dedicaba a los cazadores a mi cuidado cuando les prometía que estarían a salvo a mi cuidado, seria pero llena de confiana - No soy la niña débil que recuerdas. Ahora soy jefe de cazadores.
Audrey S. Niniadis
Audrey S. Niniadis
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Father and Daughter • Sean - Página 2 Empty Re: Father and Daughter • Sean

Mensaje por A. Sean Niniadis el Miér Mar 14, 2018 5:39 pm

Mis ojos se alzan en dirección a Audrey con la misma sorpresa que tuve cuando pidió que nos reuniéramos, aunque en el fondo sé que no debería sorprenderme porque a fin de cuentas es mi hija y algo de mí debe haber heredado. Ignoro por un momento la comida para darme el gusto de analizarla hasta que tomo un pequeño bocado, comiéndolo con suma lentitud al tener toda mi atención puesta en sus palabras, dejándola hablar. No es hasta que creo que ha terminado que me limpio la boca con la servilleta, termino de masticar y apoyo mis manos entrelazadas sobre la mesa en la misma postura que adopto en las reuniones del gobierno, a pesar de que aquí hay otro tipo de negocios en mente.

Lo sé, me informo de quienes trabajan para nosotros y leí tu expediente. Bastante impresionante, te lo concedo — le sonrío a medias, más concentrado en el resto de la conversación — ¿Puedo preguntar dónde lo estás buscando? He estado al tanto de cada pista, cada información, cada ataque rebelde para saber si algo se relaciona con él… no hay absolutamente nada. Lo más cercano que tuvimos fue la captura de Sebastian Johnson, a quien se le acusó entre muchas otras cosas de ocultar fugitivos y no dio mucha información al respecto, así que fue ejecutado — sé que a estas alturas debería estar acostumbrada, pero de todas maneras analizo su rostro tratando de descifrar cómo se toma esa información. Quizá ella lo está buscando y los rumores que corren en el ministerio son cientos, pero tristemente en mi poder tengo un enorme abanico de chances para rastrearlo y aún así no he dado con él. Ni los equipos de búsqueda, ni nada. Esa gente se ha esfumado de la faz de la tierra.

Vuelvo a comer, esta vez con mayor comodidad, manteniendo la postura erguida en mi asiento — Tenemos razones para creer que Seth está en el distrito catorce con otros fugitivos. Benedict Franco fue quien otorgó la información sobre la existencia de ese distrito hace quince años bajo la tortura del maleficio Cruciatus, así que por lógica creemos que cuando se marcharon ese fue su destino. Nunca más volvimos a saber de ellos ni pudimos encontrar ese “el dorado”, así que si hacemos cuentas básicas el resultado sale solo. Entenderás por qué Jamie ansía tanto saber dónde se esconden — es como una oferta: encontrar a Seth y destruir un distrito entero de opositores, todo en uno. Pincho una aceituna y la observo un momento con gesto aburrido — Tenemos equipos de búsqueda por todo el norte tratando de dar con ellos. El problema es que de encontrarlos, no será un encuentro pacifista — y para explicarme mejor, saco la aceituna del palillo y la aplasto entre mis dedos.
A. Sean Niniadis
A. Sean Niniadis
Consejero

Volver arriba Ir abajo

Father and Daughter • Sean - Página 2 Empty Re: Father and Daughter • Sean

Mensaje por Audrey S. Niniadis el Miér Mar 14, 2018 7:04 pm

-Cuando me decido a algo, me meto de lleno- encojo mis hombros ante aquello. Todos dicen que es impresionante mi historial, que hice demasiadas cosas para tener sólo 30 años. Pero para mí es completamente normal, después de todo hasta había perdido un par de años de estudio hasta que Maggs nació.

Llevo más comida a mi boca y tras cada bocado me doy más cuenta del hambre que realmente tengo, o quizá simplemente sea mi fascinación de siempre hacia la comida de buen gusto. -Revisé informes también- mascullo, pero dejo de hablar para ingerir aún más alimento. No parezco desesperada, pero tampoco le doy la oportunidad a mi boca para mantenerse vacía mucho tiempo. Hago demasiado esfuerzo para no atragantarme con la comida cuando escucho la palabra ejecución y logro disimularlo tomando un poco de bebida. -Creo que me emocioné un poco con la comida- admito limpiándome la boca. Las ejecuciones no es algo que me agrada de éste gobierno o de cualquiera, siempre estuve en contra de aquello. Sin embargo, no podía permitir que Sean se diera cuenta de ello. -Leí el informe, era muy probable que se llevara el secreto a la tumba. No todos quiebran con amenazas o torturas.

Sigo prestando atención a la información que tiene para darme Sean, mientras vuelvo a comer, pero ésta vez más lento. Acomodo un poco mi postura relajada, imitando inconscientemente la postura del hombre frente a mí. El distrito 14 sale a flote y dedico una mirada atenta a Sean. Me sorprende un poco el hecho que haya llegado a la misma conclusión que yo, pero mi padre tienen información que lo respalda. Lo mío eran simple conjeturas, basadas en misiones y varios rumores.

Otra vez la tortura sale a conversación, pero ésta vez estoy preparada. Sin reacción alguna sigo escuchando y espero el pie para hablar. Me concentro en mis pensamientos pero no dejo de escucharlo. Poco importaba que se diera cuenta de aquello, después de todo muchos se dan cuenta por mi cara cuando intento resolver un problema imposible para cualquiera pero no para mí. Miles de ideas atraviesan mi mente, millones. Las cuales voy estudiando y descartando a medida de que escucho cada palabra. Entonces, una sola teoría que había pensado hace mucho se me viene a la mente y todo tiene sentido. Ahí es cuando me relajo y finalmente vuelvo a cruzar mis piernas, mientras llevo un trozo de queso a mi boca. -No lo encontrarás aunque sigas buscando así. Lo sabes, ¿no?- espero que aquel hombre no entienda a que me refiero. Muchas veces los cazadores, poníamos protecciones mágicas a los campamentos cuando teníamos misiones de mas de un día, la clase de encantamientos que cualquier mago inteligente podría realizar y que mantienen a todos lejos del lugar, y... seguramente mi primo es alguien con la capacidad de realizarlos -Si Seth está en un lugar que no quiere que lo encuentren, no podrán hacerlo- no me atrevo a decir expresamente a lo que me refiero a pesar de que odio dar tantas vueltas al asunto -Un grupo de búsqueda jamás los encontrará- deseo que no los encuentren, de hacerlo se provocaría aquella matanza que tanto odio y aquella por la que mi primo nos odiaría a muerte.
Audrey S. Niniadis
Audrey S. Niniadis
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Father and Daughter • Sean - Página 2 Empty Re: Father and Daughter • Sean

Mensaje por A. Sean Niniadis el Miér Mar 14, 2018 8:33 pm

Hago un movimiento suave con las cejas cuando veo que se atraganta pero decido ignorarlo, centrándome en la conversación — De todos modos no tenías que rebuscar mucho. Las noticias se encargaron de decir lo básico — incluso de volver a poner en la mira a Stephanie Black, quien aparentemente sigue con vida. Esto me lleva al recuerdo de Cordelia Collingwood y su hijo o hija, ese bebé que podría caer un día y clamar ser el hijo de Orion Black. No, en nuestras leyes no es una amenaza, el problema es quien decida seguirlo. Por un momento considero la opción de contarle mi descubrimiento, pero me arrepiento de inmediato; nadie excepto Jamie o yo debe saber que hay otro heredero.

Hago un enorme esfuerzo por no rodar los ojos o mostrarme exasperado porque las cosas que Audrey me está diciendo la hemos hablado cientos de veces; trabajo, la cena, noticias, incluso en la cama. En quince años hemos tenido tiempo de sobra para analizar, tirar hilos, frustrarnos y volver a empezar — Nadie puede esconderse para siempre, ni siquiera los del catorce. ¿Cómo subsisten? — si nuestras indicaciones son correctas, están en un lugar recóndito: sea lo que sea, deben moverse en busca de alimento, agua o lo que sea. Siguen siendo seres humanos ¿no? Me como los restos de la aceituna y me limpio con una servilleta, tratando de mantenerme calmo a pesar de que mi ceño empieza a fruncirse — Sabemos que reclutan gente, por eso no encontramos a muchos de los que se marchan. La pregunta es… ¿Cómo? ¿Agarran a un cachorro herido al pasar y lo acogen o tienen un proceso de selección? — las conjeturas siempre fueron infinitas. Bebo de mi vino de un buen trago y lo dejo para seguir comiendo, sin darme cuenta de lo rápido que lo hago — Sebastian Johnson lo dijo muy claro: el catorce no será encontrado al menos que quieran que lo encuentren y eso no va a pasar. Y en eso hemos estado trabajando.

No puedo contarle de las misiones más secretas del gobierno, por más hija mía que sea; ni Hero las conoce y vive dentro de mi casa. Cuando me doy por satisfecho por la comida, termino mi trago y me atrevo, aunque sea con suma delicadeza, a extender mi mano hasta apretar la suya — Estamos cerca de encontrarlos. Seth no saldrá lastimado, tienes mi palabra — murmuro — Jamie está convencida de que estamos cerca de una guerra. Ten a Maggie bien protegida, por favor. Estaré encantado de recibirlas en casa cuando lo desees.
A. Sean Niniadis
A. Sean Niniadis
Consejero

Volver arriba Ir abajo

Father and Daughter • Sean - Página 2 Empty Re: Father and Daughter • Sean

Mensaje por Audrey S. Niniadis el Miér Mar 14, 2018 9:33 pm

Estoy segura de que el hombre me oculta algunas cosas, pero no sé del todo si es sobre Seth o sobre algún otro asunto. Nunca me había contado la completa verdad sobre nada y no cambiaría justo ahora. Sólo finjo ignorancia ante éste hecho y sigo escuchando.

Su pregunta retórica tiene sentido, pero mi manera de pensar va mucho más allá que eso. Una de las primeras cosas que se enseña a los cazadores es supervivencia, por el simple hecho que en ocasiones algunas criaturas son difíciles de encontrar y hay que saber cómo cuidarse en el medio de la naturaleza en ocasiones en donde los seres mágicos no se dan a encontrar con facilidad. Cualquiera con ese conocimiento sabría alimentarse de cualquier cosa que encuentre y, quizás, hasta realizar algún que otro cultivo. ¿Que le hacía pensar a aquel hombre que ellos no sabrían hacer eso mismo? -No es tan complicado conseguir recursos cuando se sabe donde buscar- decido probar aquellas aceitunas antes de que mi padre se robe todas, así que pincho una y me la llevo a la boca -Deben tener su sistema, no aceptarán a alguien que esté a favor de Jamie, eso es seguro. El cuál... hay miles - muchas teorías nuevas ocupan mi mente, pero ésta vez sólo me llama una la atención. Debe haber gente en contacto con aquel distrito fantasma, contactos que deben vivir en NeoPanem, probablemente en distritos pobres. No lo podía asegurar, pero las probabilidades estaban a favor de los lugares donde más repudiados se refugiaran. -Si es cierto que existe y sobrevivieron todo éste tiempo, tienen un sistema muy planificado. Así que tiene razón. Encontrarlos es algo imposible- lo sé, estoy por agobiarlo demasiado, repitiendo cosas que ya sabe, cosas que probablemente piense una y otra vez. Pero esa es justamente mi idea: agobiarlo para que se rinda de la decisión de acabar con un distrito que probablemente vive bien.

Me atrevo a beber justo cuando siento la mano de Sean tocar la mía y me estremezco. ¿Ansia? ¿Asco? No estoy segura de porqué lo hago realmente, sólo sé que lo que suelta luego me enfurece. Jamie, Jamie siente amenaza en algo que probablemente no lo sea, en gente que seguramente está defendiéndose de el resto de las crueldades que mi tía suelta por que tiene ganas. Miro a mi padre con la cara más seria que puedo y quito la mano con lentitud, sin parecer brusca. -Seth puede no salir lastimado físicamente, pero... ¿psicológicamente?- sabía lo que se sentía perder a seres queridos, que te abandonen, estar sólo con gente que no te agrada demasiado. Lo sé. El saber que pierdes a seres que quieres más que tu propia vida, es aún peor que cualquier dolor físico que puedas provocar. -Casi morir no duele tanto como ver a los que más quieres sufrir- recuerdo aquellas veces en que las misiones me dejaron al borde de la muerte y ninguna de ellas dolió tanto como cuando la hermana de mi madre murió en mis brazo, o cuando todo mi grupo de cazadores fue masacrado frente a mis ojos. -Quiero una promesa más fuerte que: "Seth no saldrá herido" para quedarme tranquila.

Debían tener sus razones para creer que una guerra estaba por llevarse a cabo, razones que Sean no quería contarme por algún motivo. Observo la tabla ya vacía y bebo lo último de mi vaso, antes de mirarlo. -Lucharé si hace falta- no especifico lo que quiero decir con esas palabras, pero dentro de mí sé muy bien lo que significan "Lucharé por lo que crea correcto si hace falta" aún si eso significa dejar a toda mi vida atrás, aún si eso significa ser una repudiada y no poder volver a estar al lado de Maggie. Mi mirada se vuelve bastante decidida y solemnemente observo a mi padre -Si llega el día en el que tenga que luchar, si me pasa algo, prométeme que cuidarás de Maggs por mí- mi voz suena un poco temerosa por primera vez en la vida. Quiero que acepte mi petición, así que ésta vez soy yo quien sujeta su mano, aunque me obligo a hacerlo con todas mis fuerzas. A pesar de que nunca había cuidado bien de mí, ahora tenía a Hero y mi hija había sido criada con el pensamiento correcto para vivir a su lado.
Audrey S. Niniadis
Audrey S. Niniadis
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Father and Daughter • Sean - Página 2 Empty Re: Father and Daughter • Sean

Mensaje por A. Sean Niniadis el Miér Mar 14, 2018 11:04 pm

Pero eso significa que tendrían que moverse — sí, es fácil subsistir cuando aprendes a hacerlo, el problema es que jamás los encontramos a pesar de que sean obligados a abandonar su escondite. La mejor técnica sería dejarlos sin su madriguera, atraerlos fuera de ella, pero el problema es encontrarlos; son como una invasión de hormigas de las cuales tienen que destruir el hormiguero. Como Audrey se limita a repetir lo que tengo en mi cabeza me permito relajarme, oyendo a medias mientras le hago una seña a la camarera para pedirle amablemente que hemos terminado con la cena, por lo cual retira la tabla con sumo cuidado, despejando nuestra mesa — Más que difícil, sí, pero imposible jamás — nada es inalcanzable si saber manejarlo, se supone que en eso trabajamos.

Observo como rechaza mi tacto, apartando una mano que obliga retroceder a la mía cuando su pregunta me hace abrir los ojos de par en par, manteniéndome en silencio. Sé a lo que se refiere, los dos conocemos a Seth lo suficiente como para saber que podemos hacerle lo que sea, que él sufrirá más viendo morir a los que quiere. Pero… ¿Cómo puede preferirlos sobre su familia? La tristeza cruza mis facciones a su antojo y apoyo los codos en la mesa para poder agarrarme la cabeza con frustración, soltando un suspiro largo y profundo — Sabes muy bien que no puedo prometerlo. Jamás tocaran a Seth, pero si Jamie pone una mano encima de sus amigos, las cosas no saldrán bien. Estamos hablando de rebeldes, terroristas, traidores… — ella sabe. Todos sabemos de los atentados que hemos sufrido los últimos años. Todo está conectado, es tan obvio. Y Jamie jamás va a perdonarlo, no importa cuanto pataleé o llore su hijo adorado  — esa gente, como muy suave, será encarcelada. No querrán siquiera venderlos como esclavos. ¿Entiendes la gravedad del delito?

¿Y si no está con ellos? ¿Y si en su viaje decidió irse a un lugar lejano como Europa? ¿Qué pasa con la posibilidad de haberse muerto en el camino? Miro mi copa casi deseando que vuelva a llenarse por arte de magia pero no lo hace. Miro a Audrey y no, no me sorprende lo que me dice en lo absoluto, así que me limito a asentir con la cabeza — Solo espero que seas cuidadosa con lo que decidas y sepas qué es lo mejor. Quiero que te cuides — por un momento, siento sus palabras como un desafío. Que está gritándome en toda la cara en este momento que estamos en bandos opuestos sin siquiera decirlo. Y lo acepto, porque sigue siendo mi hija y un padre jamás le da la espalda a sus hijos. Ya no más.

El shock por su agarre es casi superior al de su petición, pero de igual manera me permito estrechar sus dedos con toda la calidez y el cariño que soy capaz, buscando por una mirada tan determinante como familiar — Lo prometo. Aunque no lo desees, siempre vas a tener una familia conmigo y espero que lo sepas — murmuro — Solo evita hacerte daño. Hay cosas mucho más grandes que nosotros y cuando llegue el momento, no habrá lazo de sangre que nos salve.
A. Sean Niniadis
A. Sean Niniadis
Consejero

Volver arriba Ir abajo

Father and Daughter • Sean - Página 2 Empty Re: Father and Daughter • Sean

Mensaje por Audrey S. Niniadis el Miér Mar 14, 2018 11:53 pm

Siempre estuve segura y aquella conversación me lo da por sentado. Sean también buscaba a Seth, pero nuestro motivos y caminos son completamente opuestos. -Entiendo, de verdad lo hago- comprendo firmemente a que se refiere sobre los actos de aquellos que probablemente están con Seth y sé que tan cruel puede llegar a ser mi tía, el reanudar los juegos es prueba de ello. También confieso que acepto el hecho de quien comete un crimen debe pagarlo, pero hacerles pagar con ejecución a aquellos que no se la merecen es pura crueldad. Por ese motivo comprendo también el riesgo de lo que supone buscar a Seth y pensar como lo hago, el riesgo de luchar por lo que creo correcto. Pero vengo posponiéndolo desde hace mucho tiempo y ya no puedo cancelarlo más. Los juegos cercanos comenzaban a poner los pelos de punta y el ocultar mis pensamientos "radicales" se volvía cada vez más complicado.

-Siempre, se cuidarme muy bien sóla- me lo había confirmado hace unos minutos, leyó mi expediente. Después de volver sana de mi primera misión suicida, me otorgaban los mejores y más complicados trabajos. Cumplía cada uno, por más descabellado que fuera el plan. Algunos hasta creían que si el mundo se volviera a venir abajo, encontraría la manera de sobrevivir. Yo simplemente les afirmaba que ser tan omnipotente como para sobrevivir a tanto y salir intacta era algo imposible, pero así de estúpidos son los rumores.

A pesar de la molestia que me provoca el gesto familiar que Sean responde, por primera vez no lo alejo. Necesito esa seguridad, por mi hija, para quedarme tranquila y por primera vez en 12 años pensar en mí, en lo que debo hacer para dejar de sentirme frustrada y encerrada sin escapatoria. Suspiro de alivio al escuchar su promesa, sabiendo que es más sincera que cualquiera de las que me realizó en el pasado. Ambos tenemos en claro de lo que hablamos, estoy segura de eso. No hace falta más explicaciones sobre nada.

-Mientras mi hija esté bien, no me haré daño- digo como murmullo, al igual que él. Lo había dejado en claro con mi comentario anterior, lo único que me podía hacer daño era el sufrimiento de la persona que más amo, el sufrimiento de Margareth. Sean acababa de darme la seguridad que más necesitaba para comenzar a planear mis próximos movimientos. No se volvería algo inmediato, pero desde hoy se volvía un hecho.

Alejo mi mano lentamente, pero sin que parezca un rechazo, cuando la camarera llega justo para recibir el pago. Saco la plata justa, sin permitirle a Sean que pague -Hoy pago yo, tómalo cómo agradecimiento por aceptar conocer a tu nieta y por... lo último- aquella promesa significaba mucho para mí -La próxima, tú invitas- tendríamos más oportunidades para charlar, antes de mi primer movimiento.

-Ahora... debo irme. Tengo papelerío que atender - me levanto de la silla y me despido con un gesto de cabeza -Pasaré por tu casa muy pronto para conocer a esa "princesa" hermana mía- intento ser graciosa, pero sin logro alguno me retiro del restaurante lanzando media sonrisa.
Audrey S. Niniadis
Audrey S. Niniadis
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Father and Daughter • Sean - Página 2 Empty Re: Father and Daughter • Sean

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.