The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Zenda M. Franco
Fugitivo
No lo podía creer, su único lugar sagrado y privado se había infectado y llenado de cosas demasiado femeninas para su gusto. Maquillaje, algunas revistas e incluso en varias ocasiones Bev había querido molestarla y ponerle en la cabeza algunas flores que se enganchaban o algo así, pero a Zenda todavía no le interesaban esas cosas, sólo quería salir con Ben a su próxima expedición, demostrarle que estaba lista y luego de una pequeña conversación con Seth, convertirse en animaga se había agregado a su libro de metas.

-¡Que te vayas a la mierda!- Gritó completamente enfadada y cerró la puerta de su habitación de golpe. Bajó las escaleras cargando su almohada y una manta y se acomodó en el sofá para intentar dormir.
-"Que a los niños no le vas a gustar con las uñas llenas de mugre", "que tienes que peinarte para no parecer una salvaje"...Salvaje será ella cuando le arranque todos los pelos.- Refunfuña en voz baja haciéndose bolita y cierra los ojos dispuesta a descansar antes de tener que empezar el nuevo día.
Lo que parecieron tres horas, que en realidad fueron solo unos minutos, fue el tiempo transcurrido entre el darse por vencida al tan necesitado sueño, vestirse y en silencio tomar un cuchillo, su arco y flecha.
Todos dormían y ahora al escapar debía tener más cuidado, más ojos la miraban. Por suerte logró alejarse bastante de casa antes de soltar un suspiro de alivio, seguido por un pequeño trote hasta el límite del destruido distrito.

No llevaba mucho caminando en la oscuridad, cuando sus oídos captaron un pequeño ruido y movimiento entre los arbustos, con gran rapidez colocó una flecha en el hilo y apuntó.
Zenda M. Franco
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
Vivir en una casa cargada de gente es una de las peores cosas que me pasaron si quitamos del camino el detalle del incendio, porque eso significa tener que soportar a un montón de niñas interrumpiendo no solo mi espacio sino también mi intimidad y el tiempo que puedo pasar a solas con Delilah. En algún punto de la noche el ruido es demasiado insoportable así que me voy avisándole a papá que visitaré a Jared, pero la verdad es que jamás llego a donde se encuentran los Niniadis porque me he detenido cerca de las ruinas del almacén donde casi morimos. Está oscuro así que tengo que iluminar con mi linterna, pero aunque mueva las rocas no encuentro absolutamente nada entre los escombros. Ni sé qué es lo que ando buscando, quizá un indicio de que algo haya zafado, pero no hay nada.

Apago la luz y continúo mi camino por donde sé que llegaré a la casa del señor Dawson, donde Jared y su familia han ido a parar luego de todo el descontrol del otro día. Los grillos retumban en todas direcciones como si nada hubiese ocurrido y me pregunto una vez más si en verdad deseo estar con Jared o era solo una excusa para escaparme de la casa, cuando me doy cuenta de que me he perdido y acabo en el descampado donde todos han sido enterrados desde que el primero de nosotros llegó al catorce.

Tengo que volver a prender la linterna e ilumino la tumba del señor Craig, fresca aún, y paso de largo entre el camino de rocas o cruces de madera que indican nombres escritos manualmente para indicar a la pobre víctima que fue cobrada por diferentes circunstancias. El entierro del señor Louis Franco, un viejecito muy simpático que se dio el gusto de morir de vejez, me llama la atención porque tiene flores frescas; una vez más me pregunto si Ben o Elioh se toman la molestia de dejarle regalos de vez en cuando, aunque no puedo imaginar a ninguno de ellos haciéndolo. Quizá por eso lo dejan en secreto. Suspiro y continúo mi camino hasta llegar a una de las tumbas más alejadas, donde por alguna razón me detengo y sé muy bien el motivo.

Desde que soy niño me ha llamado la atención esta cruz porque no tiene apellido, ni fecha, ni nada, excepto un anillo de compromiso viejo y oxidado colgando de uno de sus extremos que ya lo ha tomado como propio. Entre la vejez de la madera puede leerse un "Coco" escrito con letras infantiles, lo que me hace creer que su autor fue un niño o alguien muy joven, pero jamás me animé a preguntar de quien se trataba. Para cuando creo que he pasado tiempo de más entre los muertos, me subo el cuello del abrigo y me alejo de allí con rapidez, como si temiese que algún fantasma me tirase de los pies; no tengo idea por qué, pero nuestro "cementerio" siempre me dio escalofríos.

Estoy cruzando unos arbustos que me llevarán por el camino que necesito para llegar a la casa de los Niniadis cuando me encuentro con una flecha apuntándome a la cabeza y por inercia le ilumino la cara con mi linterna, soltando un respingo — ¡Baja eso, le sacarás un ojo a alguien! — le exclamo, apartándole la mano que sostenía el arco con un manotazo — ¿Qué mierda haces fuera de la cama?
Kendrick O. Black
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Zenda M. Franco
Fugitivo
La luz la ciega por completo y ante tal amenaza dos cosas suceden: Primero baja el arco sin soltar la flecha, pues había reconocido la voz que le gritaba y segundo todo su cabello se tiñe de rojo, mientras usa la mano libre para cubrir sus pobres ojos heridos. Odiaba aún no poder controlar esa "habilida".
-¡Estás loco! Baja eso que dejarás a alguien ciego- Gritó también dando un salto, por el susto y por la iluminación de la linterna directo en sus pupilas. Jamás la había atrapado Kendrick en una de sus escapadas y nunca hubiese esperado que eso ocurriera, no sabia si debia excusarse o intentar castigarlo imitando a Ben. -¿Qué haces tú fuera de la casa de Jared?- Pillado. Le preguntó, justo antes de que la voz de Echo y sus fuertes pisadas se escucharan acercando. Mierda, habían hecho demasiado ruido y se meterían en graves problemas. Por pura reacción y suerte, alcanzó a apagar la luz ante de que esta los delatara.

-No pueden atraparme, es la tercera vez que me escapo en la semana y...¡diré que tú viniste conmigo!- Nerviosa, quiso meterle presión, pero antes de que él respondiera, empezó a correr en dirección al bosque, tenía que ocultarse o su madre le pondría un castigo eterno.
En momentos como aquellos agradecía ser pequeña y ligera, sus pisadas no se oían y ya sabia exactamente donde pisar.
A gran velocidad avanzó alejandose de Kendrick y de Echo y sólo cuando estuvo completamente segura de que allí no la buscarian, se detuvo y se hizo bola dentro de unos arbustos. Calmando su respiración, cerró los parpados y se concentró lo mejor que pudo.

-Vamos, vamos...- Sólo el comienzo de su cabello abandonó el rojo fuego y pasó a formar parte del mismo tono de las hojas de las plantas que eran su refugio. Respiró hondo y continuó pensando en recuerdos, memorias, aventuras y rostros que le generaban sentimientos de relajación, serenidad o frescura. Luego de unos pocos minutos sus ojos, cabello y ligeramente su piel, se camuflaban. Asi habia aprendido, cada color lo podia atraer pensando en distintas cosas, pero lamentablemente todavia no lo podia mantener por mucho tiempo.
Al escuchar algunas pisadas leves, esperó inmóvil e imperceptible a que se fueran, incluso cuando notó algunas arañas que caminaban peligrosamente cerca de sus zapatos, tapó su boca con las manos y trató de contener el aliento algo aterrada.
Si tenia que elegir entre las arañas y el enojó de Echo por tercera vez en menos de siete días, elegía los insectos.
Zenda M. Franco
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
¿Yo? ¡¿Qué haces tú aquí?! — me exaspero, molesto por la interrupción de una niña en medio de mi escapada nocturna. Estaba tratando de alejarme de la gente de la casa, no regresar a encontrarme con ellos — ¡Iba a irme a dormir a lo de Jared pero me desvié! Bueno, me perdí, está oscuro y faltan varias casas que antes usaba de referencia cuando era de noche... — el incendio cambió bastante la fachada del distrito y es un poco confuso saber hacia dónde vas ahora cuando no ves bien. Pero a ella no debería importarle, si consideramos que solamente me ha interrumpido y encima me ha apuntado con una flecha.

Me hubiese indignado todavía más por su intento de acusarme de algo de lo que soy completamente inocente cuando las pisadas de papá suenan de la nada y Zenda se oculta demasiado rápido entre los arbustos como para siquiera darme cuenta de lo que anda pasando. Podría decirle a mi padre que simplemente me he perdido pero eso de seguro hará que desconfíe de mí creyendo que estoy tratando de escaparme de nuevo, así que de mala gana me escondo junto a ella para escucharla murmurar cosas mientras intenta camuflarse con las hojas de nuestro alrededor.

Es un sitio pequeño y reducido, esos que suelo imaginar en mis fantasías que incluyen a Lilah, pero por alguna razón me encuentro con una niña que cambia de colores y no con la chica con la que siempre ando soñando despierto como un idiota. Apenas respiro hasta que oigo a papá alejarse una vez más, lo que me da el pie a empujar suavemente a Zenda para estar lejos de ella y aplastarme entre las ramas en un intento de salir de allí — Eres pésima con esto de escaparte... ¿Lo sabías? — le digo en un gruñido, tratando de desenroscar mi pie de una raíz donde se me ha atorado y que no me permite salir de nuestro escondite — Si no quieres que te vigilen, debes de tener escapes más esporádicos. Y no ir por en medio de las casas... — no es como si mis escapes hayan funcionado, pero al menos no me vigilan tanto como a ella. Además, si alguien tiene que ser el maduro aquí, soy yo. — Estúpida rama... — me muevo, la pateo sin querer y logro soltarme, empezando a salir a gatas y llenándome de barro — Tienes una araña en el pelo, Zenda.
Kendrick O. Black
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Zenda M. Franco
Fugitivo
Definitivamente no esperaba que el chico se uniera a ella en aquel pequeño escondite, pero no se quejó, no habló y ni siquiera respiró hasta que estuvo segura de que Echo no estaba ni cerca de ambos. No la iban a atrapar de nuevo.
Las palabras de Ken lejos de herirle o irritarla, no causaron nada, ya estaba acostumbrada a sólo poder llevarse bien con Murphy. —Y a pesar de eso tú me imitaste, idiota.— Le gruñó y cuando la empujó, cayó un poco hacia atrás empapándose el culo con barro. En aquella ocasión, si fuese Bev, ya estaría llorando, quejándose o tirándose encima de él moviendo los párpados a gran velocidad como si tuviera algún tic nervioso, pero que para ella resultaba un gesto de coquetería, ¿qué decir? Estaba loca. Sin embargo, ella no era "su sobrina" y en respuesta copió su movimiento, le pegó una patada para que se apartara y saliera más rápido de los arbustos.
Oh, no recuerdo haber pedido consejos de ti, pero gracias.— Comentó con sarcasmo, arrastrándose por el lodo tratando de escapar de las arañas y demás insectos que podían estar metidos en el diminuto escondite.

Sacudió sus prendas con las palmas de sus manos y una vez liberada de restos de ramas, recuperó su arco. —¿También quieres un consejo? Deja de observar a Del como un loco extraño, sólo le darás miedo...Tal vez por eso Bev te sigue, tal vez los locos se atraen.— Riéndose bajito, lo molestó mientras colocaba una nueva flecha en la cuerda de su arma. No quería que se molestara, simplemente estaba jugando un poco con él para quitarse de encima los nervios de verse otra vez atrapada.
Sus carcajadas acabaron en el momento que Ken mencionó la araña en sus cabellos, movió la cabeza hacia los lados y con su mano libre sacudió su pelo para apartar cualquier cosa que estuviese allí dentro. Si era una broma, lo mataría.
Con seguridad y creyendo que ya no tenía nada que temer, apuntó con la cabeza hacia el bosque. —Vale, puedes irte a dormir con Jared. Buena suerte, yo debo hacer un par de cosas antes.
Zenda M. Franco
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
Suficiente mal humor tenía como para que Zenda viniese con su insoportable aura de superioridad como para tener que soportarla, así que me pongo bizco en un obvio gesto de irritación — Hablaba de escaparte en general, no del arbusto. Si supieras como escapar no tendrías que intentarlo todos los días — la miro con mi mejor expresión de que me las sé todas porque soy mayor que ella y es obvio que sus planes siempre fracasan porque es una mandada que no piensa dos segundos en intentar algo nuevo considerando que los pasos que viene siguiendo siempre le salen por la culata. Sé que no ha pedido mi consejo, pero si tengo que decirle lo que está haciendo mal lo voy a hacer.

Sumido en mi irritación me sacudo las ramas y el barro de la ropa con intenciones de regresar al camino, cuando dice lo de Delilah y me giro hacia ella con una mirada venenosa. Al final, tomo venganza encendiendo la luz nuevamente en toda su cara para hacerle daño a sus ojos y le hago una mueca de desagrado para mantenerme digno y no rebajarme a su nivel — Lo haré el día que dejes de hacerle ojitos a Jared — bueno, sí lo hago, pero con un tono malicioso que deja bien en claro que no puede lastimarme con sus palabras y que siempre voy a encontrar el modo de ganarle.

Me quedo esperando a que se encuentre la araña que le camina por la cabeza y tengo que cubrirme la boca con una mano para aguantarme la risa cuando ella empieza a marcharme, camuflando el sonido de la carcajada que intento contener con una tos hasta que apago la linterna para evitar llamar la atención — De verdad tienes una araña — le advierto aunque me quedo quieto en mi lugar sin intenciones de seguirla — Y te atraparán si intentas ir derecho. ¿Acaso no aprendiste nada? — ruedo los ojos — Tus hermanos se sentirían decepcionados.
Kendrick O. Black
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Zenda M. Franco
Fugitivo
Tanto su réplica sobre Jared, como la acción que realiza para cegarla nuevamente, sólo hacen que Zenda gruña cubriéndose los ojos con el brazo que no tiene la importante tarea de sostener el arco. Cuando por fin apaga la bendita linterna, en un movimiento veloz la atrapa en su mano y con ella le golpea la boca del estomago. Podría haber sido en la cabeza pero no le alcazaba la altura y también en otro lugar más doloroso, pero no era tan mala. Además Ben ya le había regañado y le había prohibido rotundamente seguir golpeando las partes privadas de los niños.
Pues...pues, ¡Yo no le hago ojitos a Jared, pero si lo hiciera, tendría más oportunidades que tú con Del!— Replica ofendida por aquel comentario pero no se deja herir, ella no miraba a ninguno de esa forma, sólo quería amigos. —¡Oh hermanito, oh hermanito!— Empezó a cantar imitando la voz de Lilah cuando le llamaba a Ken...o bueno, era un intento de imitación poniendo la voz un poco menos aguda.

Cuando menciona lo de la araña nuevamente, ella no responde porque ya le parecía extraño, pero ante lo otro si se vuelve hacia él. Ya estaba cansada de pelear con todos, no tenía ánimos y tampoco era que se escapaba siempre...sólo a veces. —No estarán decepcionados de mi, para tú información Ben ya me ha dicho que me llevará a su próxima salida y Ava ella ya me ha dado...—No, no podía decir nada, tenía que ser un secreto entre Ava, Echo y ella. Cerró la boca y cambio de tema. —Sí he aprendido y no intento escapar, sólo voy a dar un paseo.— Suelta un suspiro y lo mira levantando un poco la cabeza, como odiaba ser la más bajita junto con Mur. —Sólo no quiero estar metida en esa casa, no soporto a Beverly, ¿puedo dormir con Echo? Te cambio el lugar y puedes estar junto a Del...prometo que no diré nada sobre tus miradas de loco acosador, por favor.

Los pasos del padre de Ken ya habían desaparecido y no estaban muy lejos del distrito, podrían volver y actuar como si nada hubiese pasado aún que el barro que se cargaban los delataría de inmediato. —Será mejor que me vaya a lavar, si vuelvo así mi madre me asesinará.— Comentó al notar toda su ropa manchada y le entregó la linterna para que la agarrara. —¿Vienes también o verdaderamente irás con Jared?— Era obvio que no le había creído esa escusa barata, ella también estaba escapando y no podía culparlo.
Zenda M. Franco
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
Si hubiese sido de día el golpe no me hubiese tomado con tanta sorpresa, pero cuando me quiero dar cuenta me encuentro doblado sobre mi estómago oyendo sus burlas con ganas de saltar sobre ella — a Jared le gustan las chicas que tengan tetas — le gruño con intención de ofenderla. No tengo mucha idea de cómo le gustan a Jared, pero no voy a dejarle ganar esto.

Abro la boca para señalarle dónde tiene la araña en particular, apenas moviendo sus patitas en su cabeza, pero como sigue con su charla de lo genial y consentida que es ella acabo por sonreírle con malicia y simplemente asiento para darle la razón como a los locos. De todos modos pronto empieza con negociaciones que escucho a medias en parte porque me ando acariciando el estómago y en parte porque solo me quedé con la parte de dormir junto a Delilah, aunque pronto niego rápidamente con la cabeza cuando me percato de un detalle, dando un paso hacia atrás — Ni hablar. No voy a dormir cerca de Beverly de nuevo. La única vez que lo hice fue cuando hicimos una acampada y ella se esforzaba por ponerme el culo cerca cada vez que se giraba para acomodarse porque "tenía calor" — y creo que esa es la historia de la primera vez que vi ropa interior de mujer.

Tomo mi linterna y la prendo y apago para chequear que todavía sigue en funcionamiento, cuando la miro con la frente arrugada — ¿Por qué crees que me fui sino? — pregunto — Necesitaba salir de allí y pedí permiso para invadir a los Niniadis. No es muy difícil porque siempre dejan al menos una ventana abierta cuando no es invierno, ya sabes... — mil veces me han encontrado durmiendo en el sofá solo porque me he aburrido en casa y quise hacerles una visita, el problema era cuando tío Ben había tenido la misma idea y me ocupaba mi lugar — ¿Dónde vas a lavarte? El arroyo no es muy seguro de noche... puedes tropezar — y solo por esa estúpida moral de que si se parte la cara yo tendré la culpa, la sigo.
Kendrick O. Black
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Zenda M. Franco
Fugitivo
Y a Del le gustan los chicos altos, no los enanos como tú...¡Y si tengo tetas!— Le responde, pero al notar que ambos estaban siendo infantiles, niega con la cabeza suspirando y sigue caminando hacia la cueva. Observando con mucho detalle donde pisar y donde no, avanza a través de la oscuridad siendo seguida por el niño. Con todo el disimulo que puede, vuelve a sacudir su cabello con la mano libre y entonces ve como la arañita cae en el suelo. La pisa con agresividad y se vuelve hacia Ken justo para ver la mueca de horror que pone al notar que en su hermoso pacto tendría que dormir junto a Beverly. Zenda estalla en carcajadas y tiene que cubrirse la boca para no alertar de nuevo a Echo.

Con el ataque de risa dejado en el pasado, espera para ir a la misma altura que el niño y entonces lo mira de reojo sin dejar de caminar. —Está loca, lo sé. Ha intentado vestirme con su ropa pero es demasiado...— Buscaba la palabra más adecuada para describir las prendas de la rubia. —¿Con muchos agujeros?— Se encoje de hombros restandole importancia al notar que debía dar más razones buenas para que él aceptara el maravilloso pacto. —¿Pero acaso todo eso no lo vale con dormir al lado de Del? Ella no se tira pedos y apuesto a que Echo si lo hace, más porque yo le di de comer castañas.— Orgullosa y levantando el mentón le demuestra que ella también podía hacer más cosas que escapar, entrenar o estudiar. Ella también era grande como ellos. —No me gustan para nada las nuevas acomodaciones, además perdí todas mis cosas culpa del fuego.— Le explica, pero Ken no era de los que le importaban esas cosas, así que decide guardar el silencio hasta llegar al destino.

Una vez dentro de la cueva, se acerca al agua y deja sus armas apoyadas contra las rocas más cercanas. —No tienes que venir y cuidar de mi, estaré bien.— Le pide y como la luz era poca, sus ojos de nuevo se transforman para adaptarse a la oscuridad y poder ver mejor. Se deshace de las botas, medias, pantalones y camisa, que le quedan demasiado grandes porque había preferido ropa de Del antes que de Bev, y en ropa interior se hunde dentro del agua. No le importaba si él estaba ahí, ella aún no tenía nada para mostrar a pesar de que minutos antes había peleado por la misma razón.
Zenda M. Franco
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
No le voy a seguir discutiendo su falta de curvas pero es obvio que no las tiene porque es un palito escuálido que todavía no ha crecido y paso de ella porque sé que lo que más odian las chicas es que las ignoren, o eso me dijeron mis tíos en más de una ocasión. Poco me importa que trate de convencerme alegando que Beverly le hace la vida imposible, porque me mantengo firme en mi postura y niego una y otra vez con la cabeza como un niño caprichoso por más tentadora que sea la oferta — ¿Y crees que a mí me hace feliz? — le pregunto. Antes de todo esto solo éramos papá, Del y yo y era todo mucho más divertido y tranquilo; ahora mi casa fue invadida por gente loca como las Redford y parece que nadie tiene lugar ni para respirar — Si tanto quieres dormir sin Beverly, duerme en el suelo. ¿O no se supone que eres todo terreno? — me mofo de ella y de su insistencia para ser exploradora porque sé que eso le fastidia, por el mero factor de que soy yo y soy insoportable cuando quiero.

Ya dentro de las grutas, las cuales siento extrañas y fantasmales de noche, ilumino todo mi camino para evitar irme de boca sobre las piedras y terminar sin un diente. Estoy por decirle que no pienso dejarla sola porque es peligroso cuando me doy cuenta de que se está sacando la ropa, por lo que miro hacia cualquier otro lado por el simple hecho de darle intimidad. Siempre nos bañamos todos juntos en ropa interior porque nos hemos acostumbrado, pero es diferente cuando somos solo dos personas y es de noche. No sé por qué, pero lo es.

¿A dónde pensabas irte si no te estabas escapando? — le pregunto al final y me siento sobre una de las rocas, apagando mi linterna porque todavía puedo verla por la poca luz de luna que entra para reflejarse apenas contra el agua — No hay mucho que hacer en un distrito destruido a mitad de la noche, salvo dar algunos tropezones y escuchar quién está roncando y quien no.
Kendrick O. Black
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Zenda M. Franco
Fugitivo
Ya estoy durmiendo en el sofá.— Le contestó sin dejar de caminar y tuvo que contenerse para no hacer una pequeña trompa con los labios, no le gustaba que Kendrick la tratara como una niñita y por eso mismo intentaba no actuar como tal...Aún que a veces era muy difícil. —Soy una todo terreno como Ben y Echo...Incluso mejor que Cale.— Las comisuras de sus labios se elevaron en una pequeña sonrisa, amaba muchísimo a su hermano, pero no era sorda y sí sabía las cosas que se decían sobre él y su torpeza con las armas.

Una vez dentro del agua, no tardó en sacarse toda la mugre y el lodo pegado a su piel a manotazos, sin embargo no salió de inmediato. Empezó a lavar su ropa como podía, no le importaba caminar con las prendas húmedas ya que se secarían para la mañana...pero ir sucia, eso si que la delataría frente a su madre.
Se estiró para ir colocando las que ya estaban listas de forma estiradas sobre las rocas junto al agua y una vez finalizado, decidió nadar un rato para pasar el tiempo, en lugar de regresar al no tan cómodo sillón. —A juntar algunas plantas para Seth, a ver si podía encontrar algo para comer, yo sólo quiero ayudar. Tuvimos muchas pérdidas con la tormenta y lo único que me piden es que cubra a los más ancianos.— Bufó flotando panza para arriba.

Sin dejar de observar el techo de la cueva, de noche se veía diferente y le agradaba mucho más, pataleó y dio pequeñas braceadas sólo para no hundirse. —Hay muchas cosas para hacer, no estaba escapando...es más como un entrenamiento.— Mordió su lengua para dejar de hablar, le había prometido a Echo que no hablaría con nadie acerca de sus escapadas nocturnas al bosque y así lo mantendría. —¿Cómo fue que se te ocurrió la idea de armar un barco? ¿por qué?— Levantó una poco la cabeza para poder escuchar mejor y al mismo tiempo habló en voz baja, no iba a ser la culpable de que los descubrieran.
Zenda M. Franco
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
Creí que la gente todo terreno no se quejaba de dormir en el sofá. ¿Acaso tus hermanos no te han dicho dónde duermen cuando se van de exploración? Creo que las rocas o las ramas de los árboles son los lugares más cómodos que me han enumerado — ¿Por qué es tan terca? Basta con admitir que simplemente no está lista para ser uno de los exploradores y listo, nadie va a juzgarla considerando que es prácticamente una bebé. ¡Hasta a mí me quedan cosas por aprender y soy mayor que ella! — Que quieras parecerte a Ben no quiere decir que seas como él — acabo soltándole con aire de superioridad, alzando un poco mi mentón al andar. Su hermano es una de las personas más activas del distrito, pero hasta donde sé él jamás actuó con la impaciencia que a Zenda tanto la caracteriza, ni siquiera a su edad, sino que se ganó su lugar con trabajo y logros. Bueno y a mí a veces me caracteriza también la impaciencia, pero tenemos diferentes motivos.

Verla flotar me hace pensar en una nutria; no es que haya visto muchas pero una vez vi a un grupito cuando acompañé a papá al bosque y flotaban panza arriba como ella lo hace, lo que me causa cierta gracia a pesar de que no puedo creer que ha escogido justo esta hora para ponerse a nadar. Ruedo los ojos ante lo que dice de buscar comida y me acomodo un poco más cerca de la orilla, quitándome las zapatillas y levantando un poco el pantalón para mojar mis pies en el agua fría — ¿Un entrenamiento? Sí, claro. Tu madre llega a encontrarte y no tendrás postre en meses — en parte porque Arleth es bastante estricta cuando lo desea y también porque la comida no es algo que esté abundando ahora mismo. Muevo un poco mis pies concentrado en la mía cuando su pregunta me obliga a mirarla en la oscuridad.

Creí que el por qué era obvio — le digo. Entre todas las personas que viven en el catorce, Zenda parece ser la única que quiere salir tanto como yo, aunque obviamente con intenciones diferentes — Como absolutamente todos vigilan el perímetro, ir por el arroyo me pareció una buena opción. No es como si no tuviese intenciones de regresar... — aclaro, desviando la mirada con cierta incomodidad — solo deseo ver un poco más. Y si en el camino me encuentro con mis padres, mejor para mí — ¿Por qué me dejaron atrás? ¿Eran humanos? De serlo... ¿Por qué soy mago? Y sino... ¿Eran traidores? Las preguntas son miles y espero algún día tener la respuesta. Al final, muevo mi cuerpo sin siquiera levantarme de mi lugar con intenciones de volver a parecer despreocupado y sacudo mis pies para chapotear y mojarla — Además sé perfectamente donde ir y donde Ben ha marcado puntos seguros y refugios en el bosque. Es mi pequeño gran secreto — y sonrío porque sé que soy genial al haberlo conseguido, a pesar que eso significase traicionar la confianza de uno de mis padrinos.
Kendrick O. Black
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Zenda M. Franco
Fugitivo
¿Eres así de irritante con todo el mundo o sólo conmigo?— Preguntó frunciendo el ceño ante las palabras que él le había dicho. Ella no era su hermano y tampoco quería serlo, simplemente odiaba ver como ellos se enfrentaban al peligro todo el tiempo y ella debía esperar con los brazos cruzados que regresaran. Si es que regresaban, porque luego de la tormenta, después de haberse caído sobre el cadáver de Craig, ya no sentía tanta confianza en los demás y menos en si misma. —Porque te recuerdo que sólo eres dos años mayor que yo y eso no te da el derecho a tratarme así...— Movió su mano libre del arco para finalizar el tema y apresuró los pasos, casi corriendo, para llegar a la cueva.

Sonrió y se hundió en el agua para intentar atrapar algunas piedras blancas, servirían para hacerle un regalo a su madre. Con las manos llenas y los pulmones vacíos, empezó a formar una torre junto a sus botas con las rocas elegidas. —Hace tiempo que no tengo postre, no me gusta mucho lo dulce y soy alérgica a las nueces, ¿sabías que casi todos los productos pueden tener al menos unas migas de esas frutas secas?— Volvió a dar braceadas y juntando los pies, intentó nadar como si fuera una sirena. Hacía poco había visto algunas imágenes en los libros de la escuela y le parecía muy interesante eso de ser mitad humano y mitad pez. Incluso Seth la empezaría a entrenar para poder modificar su cuerpo y no sólo el color de cabello y ojos.

Te entiendo, no es fácil quedarnos en casa cuando hay un mundo enorme afuera...Siempre he querido probar el helado. Leí sobre ellos y se ven deliciosos, es una pena que no los tengamos aquí.— Sí, las razones de Ken eran mucho más personales y las de Zenda más de rebeldía o curiosidad, pero al fin y al cabo ambos querían lo mismo, conocer algo más aparte del distrito 14.
Continuó dando pataletas de aquí para allá, flotando o sumergiéndose y cuando él le habló sobre esos puntos, sus ojos gatunos se abrieron sorprendidos. No sabía que él iba tan en serio. —Si te cuento un secreto, ¿prometes llevarme contigo si algún día te vas? Sé que llevarías a Del, pero yo puedo ayudar también.— Se agachó un poco hasta tapar con el agua su nariz y no apartó la mirada de él.
Zenda M. Franco
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
La verdad no ofende. Además, dos años más de experiencias siempre suman — me da cierta satisfacción notar que ha tratado de utilizar un intento de insulto en mi contra, lo que para mí me da la razón porque sé que ese es el método que la gente usa cuando se queda sin argumentos. Ken 1, Zenda 0.

No sé si es porque soy hombre o porque soy adolescente, pero la verdad es que jamás me niego a la comida dulce o salada que podemos llegar a tener, por lo que la miro con los ojos abiertos de par en par. En el catorce es complicado poder darse un gusto de vez en cuando así que yo he aprendido a no rechazar absolutamente nada, en especial esas ocasiones extrañas donde podemos decir que tenemos algo para disfrutar como postre por las noches. Es un poco deprimente pero me hizo valorar las cosas que tenemos — Hay un chocolate cremoso que Ava me dio una vez que no tenía nueces y estaba genial. Deberías pedirle ese — le termino sugiriendo; pase lo que pase, no dejaré que nadie se prive de las cosas geniales y mortales de la vida.

A pesar de las peleas que tuvimos hace un rato, me siento profundamente agradecido cuando habla de una forma razonable que ni siquiera Lilah ha logrado entender; nunca voy a poder hacerme la idea de que justamente sea ella quien no desea salir de aquí cuando hay tanto por ver que yo estaría dispuesto a llevarla hasta el fin del mundo para que lo haga conmigo. Hasta quizá podríamos encontrar a algún Looper por ahí y así conseguir que vuelva a tener una familia.

Miro a Zenda con duda y sospecha, no muy seguro de que pudiese saber algo que yo no porque prácticamente me hablo con todo el mundo en el distrito y siempre consigo información porque la gente dice que soy encantador y educado. Apenas puedo verla entre el agua y la oscuridad, pero de muy mala gana me inclino hacia delante — Del no querrá venir conmigo, le tiene miedo a lo nuevo — me defiendo — Y eso depende. ¿Qué tan bueno es tu secreto como para que te deje venir? Porque si tienes información que yo no tengo, debería felicitarte.
Kendrick O. Black
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Zenda M. Franco
Fugitivo
Le preguntaré a Ava cuando regrese, ¿crees que encuentren algo en las montañas? Ben me ha prometido un chicle, pero no estoy segura de que pueda conseguir uno por ahí.— Preguntó algo preocupada, siempre odiaba los días o semanas donde ellos desaparecían en las excursiones y por eso mismo necesitaba acompañarlos cada vez con más ansias.
Cuando la temperatura del agua se hizo insoportable, nadó hacia la orilla y se sentó junto al niño, apretando las rodillas contra su pecho. —Lo nuevo siempre da miedo, pero no podemos quedarnos toda la vida aquí...— Susurró y aferrando sus cabellos entre las manos, los estrujó para quitar los restos del agua.

Su piel se erizó y sólo entonces cayó en la cuenta de que ya no estaba en el caluroso verano, el invierno les pisaba los talones y debían prepararse, porque este año iba a ser mucho más duro que los anteriores. Se apresuró para vestirse y una vez lista, sentada sobre una roca junto a la orilla, empezó a limpiar las piedras blancas.
Debes prometer que no se lo dirás a nadie, ni siquiera a Del, Jared o quién sea.— Le advirtió con seriedad, sabía que ella no podía hablar del tema porque se lo había prometido a su hermana mayor, sin embargo necesitaba compartir la información con alguien. —Seth me está entrenando para controlar mi habilidad, me ha dicho que incluso puedo modificar mi cuerpo, no sólo cambiar de color mi cabello y ojos...Ken, podría incluso ser invisible como un camaleón.— Bueno, eso tal vez no, pero él no tenía porque saber eso, quería quedar bien frente a él y así ver lo útil que sería en el viaje con su barco. —Y además...— Bajó la voz un poco más. —Ya tengo varita, me entrenarán para que sepa utilizarla. Pero lo más importante, es que yo sé bastante acerca de las plantas curativas, cómo tratar y cerrar algunas heridas, necesitarías a alguien como yo, debes dejarme ir contigo.— Gracias a Arleth había aprendido muchas cosas útiles, lástima que la orientación y el combate cuerpo a cuerpo todavía no era lo suyo. —¿Qué me dices?
Apartó la mirada para rascar la arena pegada a una de las piedras y cuando estaba perfectamente pulida, la metió junto con  el resto dentro de su bolsita de tela marrón.
Zenda M. Franco
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
¿En la montaña? De seguro te trae alguno cuando vaya a Neopanem de nuevo — que yo sepa no hay absolutamente nada del otro lado así que básicamente sería imposible que le llevase algo luego de esta expedición. Como sea, cuando dice algo de quedarse aquí toda la vida no puedo evitar sentir una presión ligera en el pecho, sufriendo de algo que me resulta familiar a la claustrofobia. ¿De verdad había gente que deseaba quedarse aquí por toda la eternidad? Pienso en el cementerio y en la gente que ha sido enterrada allí y no puedo evitar pensar en que ellos no tuvieron opción. Llegaron al catorce un día y jamás lo dejaron. Me estremezco, pero pretendo que es por el frío y me froto uno de los brazos.

Zenda sale y parece estar muriendo de frío, así que miro hacia otro lado para regalarle la privacidad que necesita para ponerse la ropa aunque me cuesta mantener la mirada fija en cualquier lugar cuando me planta la curiosidad. ¿Qué puede ser tan importante como para que no le pueda decir a nadie? Cuando suelta lo de Seth me giro lo suficiente como para verla sobre la roca, curioso sobre esa habilidad extraña que siempre ha tenido pero que no sabía que podía controlar, aunque me hace fruncir un poco el ceño — Pero tomaría años que puedas tener ese control sobre ti misma — o eso tengo entendido según lo que he estudiado, aunque de repente no estoy seguro — ¿Tu madre qué dice al respecto? — siempre me parece curiosa la variedad de los hijos de Elioh Franco. Uno fue muggle pero ahora es hombre lobo y la otra es una metamorfomaga. Vaya familia.

¿Tiene varita? ¿Por qué ella tiene varita y a mí todavía no me dejan usarla? Intento que mi orgullo no me gane pero eso me obliga a no responder con rapidez, hasta que al fin me pongo de pie de muy mala gana y me sacudo la mugre que se me ha pegado en el mientras tanto — ¿Es una extorsión? — pregunto, deteniéndome junto a ella y quitándole una hoja mojada del pelo de forma automática — Ya veremos si te lo ganas. No puedo andar regalando pasajes así como así cuando es un bote tan pequeño y todos van a querer probarlo — me hago el interesante porque tengo que admitir que es genial y ninguno de ellos se atrevió a efectuar un plan tan inteligente como ese, además de que a las chicas les gusta cuando un hombre se luce o algo así. No es que quiera ser interesante para Zenda, pero es genial serlo para la gente en general y ella es gente — Será peligroso y no habrá tiempo para torpezas. ¿Entiendes eso? ¡Y no puedes decirle a nadie, ni siquiera a Ben!
Kendrick O. Black
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Zenda M. Franco
Fugitivo
Eso mismo pensé yo, es muy difícil que encuentren algo en las montañas...no sé por qué pierden el tiempo yendo por allí.— Susurró sin quitar o tratar de ocultar el tono de preocupación en su voz. Estaba segura de que tendría que lidiar con la inquietud de su madre y padre a causa de que sus hijos estaban fuera de la protección del distrito, pero con los años había aprendido a distraerlos lo suficiente con sus travesuras como para que no pensaran en ello. Claro que se llevaba regaño tras otro, pero valía la pena con tal de no tener a su madre desvelada por las noches, sin apartar la nariz de un libro en el cual no avanzaba de oración.

Si bien la rubia no era muy buena con las manualidades porque era bien bruta, una idea excelente se formó en su mente para hacerle un regalo a sus padres con las piedras blancas que terminaba de limpiar. Estaba preocupada en no temblar y también en no olvidar quitar el barro a algunas de las rocas, cuando el tono de Ken le hizo fruncir el ceño. —No tardaré años en tener el control, unas semanas o quizás días.— infló el pecho con orgullo, pero de inmediato volvió a expulsar todo el oxigeno ¿su madre qué opinaba? Aún no había hablado con ella acerca de las clases, ni siquiera sobre su varita y si se enteraba por un tercero la mataría. Debía atacarla pronto y soltar toda la información rápido para luego salir corriendo. Si, eso haría porque era la mejor opción. —Ella está muy de acuerdo conmigo, me apoya en todo...— Utilizó su mejor tono mentiroso y se puso de pie cargando con la bolsa marrón de tela.

Avanzó unos cuantos pasos hasta la salida de la cueva, pero al notar la oscuridad decidió esperar a que Kendrick encendiera la linterna y saliera con ella. —No es una extorsión y no le diré a nadie, no tengo dos años ¡cabeza de pescado!— le susurró en tono enfadado y lo fulminó con la mirada. —Simplemente te di las razones por las cuales no me puedes dejar atrás y si lo haces, él que saldrá perdiendo eres tú.— Finalizó aquella conversación dando media vuelta y se dirigió en silencio hacia la casa que compartía ahora con medio distrito. Que odio, pero por lo menos dentro de poco saldría con Ben en una excursión no tan riesgosa, sólo por eso se portaría bien...o lo intentaría.
Zenda M. Franco
Icono :
Some days are just hard. (Kendrick) IqWaPzg
Contenido patrocinado
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.