The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Últimos temas

I'm only honest when it rains ✘ Arianne

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm only honest when it rains ✘ Arianne - Página 2 Empty I'm only honest when it rains ✘ Arianne

Mensaje por Benedict D. Franco el Jue Nov 16, 2017 5:59 pm

Recuerdo del primer mensaje :

La ventana se encuentra completamente sucia, pero de todos modos puedo ver claramente el viejo televisor que tiene reunidos a un grupo de hombres viejos sobre las últimas noticias. Es un bar antiguo y aparentemente su poca higiene lo mantiene a la moda en un distrito como el doce, por lo que su clientela no es más que ese grupo de cabezas calvas chequeando como Sebastian Johnson fue ejecutado por traición al gobierno. Recuerdo a Sebas de hace mucho tiempo, al menos ocho años, y jamás tuve una relación cercana con él aunque me caía más que bien. Había sido un buen entrenador e incluso retuvo al hombre lobo que me mordió la noche de la tragedia, ayudando a que yo no muriese desangrado. Han sido años en los que no sé de él, pero el corazón por alguna manera se siente más pesado que de costumbre.

Ha sido una semana de mierda, no voy a mentir. Hace dos días el fuego destruyó la mitad del distrito y nos dejó con recursos reducidos, lo que me ha puesto en la horrible tarea de comenzar a organizar una exploración de urgencia. Hemos perdido gente y eso siempre deja una marca, pero tras convencer a mis superiores de que necesitaba llegar al doce en busca de los medicamentos que no "había conseguido" la vez anterior, con Seth nos pusimos en marcha. Una vez más tuvo que esperarme en los límites del distrito mientras yo avanzaba a solas con la capa de invisibilidad, notando como las patrullas de aurores parecen tener un mayor movimiento en el perímetro. No puedo escuchar con exactitud la televisión, pero estoy seguro de que tiene algo que ver con eso.

La suave llovizna moja mis hombros donde luzco la capa de mago oscura, cuya capucha me proteje del agua y de las miradas curiosas que quizá no me identifican como parte del distrito a pesar de mis visitas esporádicas. Me encuentro con los brazos cruzados sobre el pecho a la espera, rogando que Arianne no se haya olvidado de nuestro acuerdo ni arrepentido del mismo, aunque una vocecita fastidiosa me murmura que quizá está planeando una emboscada rodeada de aurores. Espanto esos pensamientos porque la chica que yo conocí hace mucho tiempo no me hubiese hecho eso y, además, aún recuerdo lo cálido y honesto que se sintió su abrazo hace una semana atrás. Tan solo una semana... no sé cómo todo se ha vuelto de cabeza tan pronto.

El bar se encuentra justo frente al mercado negro, por lo que puedo vigilar perfectamente quien entra y sale del mismo sin la necesidad de moverme. Cuando estoy empezando a creer que debo irme y que mi estómago necesita algo de comida, logro ver la figura rubia acercándose por la calle, lo que me hace caminar hacia ella a grandes zancadas, descruzando mis brazos — Creí que no vendrías — admito mientras me acerco a ella, regalándole una sonrisa. No lo diré en voz alta, pero el alivio me hace respirar con mucha más calma mientras me doy el lujo de analizarla con la mirada, sin saber exactamente cómo saludarla. Un abrazo me parece fuera de lugar, aunque un apretón de manos se siente demasiado formal para nosotros — Hola — acabo diciendo como un estúpido y suelto una ligera risa ante mi propia estupidez, bajando un instante la vista — ¿Tienes algún lugar dónde poder hablar? Sino siempre podemos pedir una habitación en la posada — señalo el cartel que anuncia la disponibilidad de cuartos en vaya a saber qué condiciones arriba del bar, haciendo que le sonría de lado con cierta ironía — No es un sitio muy agradable pero al menos nadie va a hacernos preguntas.
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo


I'm only honest when it rains ✘ Arianne - Página 2 Empty Re: I'm only honest when it rains ✘ Arianne

Mensaje por Benedict D. Franco el Miér Nov 29, 2017 8:35 pm

¿Por qué lo sentía? Ella no era culpable de mis desgracias ni de mi eterna mala suerte, la que aparentemente no va a acabarse hasta que esté muerto y enterrado; "suerte de vencedor" lo había llamado ella, aunque habían pocas personas vivas que pudiesen confirmarlo y la mayoría estaban fuera de mi alcance. ¿Cuántos habían muerto el día que eliminaron la isla? La mayoría, eso seguro, aunque jamás tuve el tiempo ni el interés de averiguarlo. Por un momento fugaz recuerdo a Amelie y sin desearlo bajo la mirada con un extraño malestar estomacal que pronto elimino de mis pensamientos para no caer de nuevo en una pérdida que he sufrido hace mucho tiempo.

Algo en el modo que habla sobre entregarme me da la seguridad de que jamás va a hacerlo y eso acentúa mi gesto en una sonrisa mucho más amplia hasta enseñarle mis dientes delanteros, esos que creo que siempre sobresalieron demasiado y que jamás me gustaron — Si te tuviera miedo, no te hubiese contado absolutamente nada. Y posiblemente me hubiese robado esas medicinas dejándote aquí encerrada — cosa que todavía podría hacer, aunque es obvio que no está dentro de mis planes a pesar de que hablo en ese tono bromista que indica falsamente que lo estoy considerando, arqueando una de mis cejas. Su intento de broma me hace reír y dejo caer la mano con la cual me rascaba sobre la rodilla, apretando un poco los labios — No soy muy agraciado por las noches. Se me notan más las ojeras — se la sigo, sin caer en los detalles de las obvias desmejoras físicas que trae consigo mi condición. Es una suerte que Echo me haya obligado a adoptar la rutina de ejercicio, sino estaría completamente débil todo el tiempo y sería un completo inútil para mi gente.

Había vuelto a girar el rostro en dirección a la petaca vacía y lamentándome por no tener más que beber cuando su mano suave se posa sobre la mía, sintiendo la diferencia de textura y calor extrañamente gratificante. Aunque la miro un momento bajo la vista hacia nuestras manos y me tomo el atrevimiento de mover el pulgar, rozando así sus dedos en un intento vago de ligera caricia. Me cuesta dar una respuesta por culpa de esa preocupación genuina y acabo animándome a enroscar mis dedos con los suyos sin ejercer fuerza, rozando apenas las yemas en su piel en una muestra de apoyo y agradecimiento antes de volver a levantar la mirada hacia ella — Prometo no tomar esa poción si no tiene el color adecuado. ¿De acuerdo? — intento que suene como una broma pero pronto noto que de ser así tendremos que conseguir todo de nuevo y me siento vagamente frustrado. Otro fracaso más sería algo que me costaría aceptar.

Sé que ya me ha dado las medicinas y nos hemos puesto al corriente de muchas cosas así que soy técnicamente libre para irme, pero la verdad es que no tengo ganas de hacerlo. Aún sostengo su mano así que utilizo mi contraria para estirarle los dedos, sosteniéndola sobre mi palma como si quisiese analizar su longitud — Una vez me dijeron que el paso del tiempo se nota en las manos pero a ti todavía no se te arrugan — acoto como si fuese algo sumamente común ese análisis y acabo dejándole la mano sobre su rodilla, alzando las mías para demostrar que dejaré de toquetearla hasta que las vuelvo a enroscar entre sí — Ari, sé que no quieres que hablemos demasiado pero hay algo que necesito saber — tomo aire antes de observarla con seriedad, dudoso ligeramente de mis palabras — ¿A qué se refieren con ocultamiento de muggles, traición y obstrucción a la justicia? ¿A quienes están buscando?
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

I'm only honest when it rains ✘ Arianne - Página 2 Empty Re: I'm only honest when it rains ✘ Arianne

Mensaje por Arianne L. Brawn el Jue Nov 30, 2017 7:04 pm

En los días posteriores a su encuentro había pensado, en vano, en si el recibimiento que le dio fue el adecuado, si quizás tuvo el tiñe decepcionante que reinaba en cada uno de los encuentros que se veía encuentra. El olvido de la efusividad y la amabilidad, solo la mirada de tranquilidad a la par que indiferencia, prefiriendo no tener que mantenerse cerca de los demás. Aun con el transcurso de los años, todavía quedaban personas, como era su madre, que extrañaba excesivo a la hija que perdió hacía casi diecisiete años, habiendo pensado, en vano, que la relación entre ambas seguiría igual que el día que la dejó en el Capitolio para la celebración de la coronación de Benedict. Sabía lo decepcionante que era para ella pero también de su comprensión e intentos por no demostrar que extrañaba los pequeños gestos.

Prensó los labios, respirando por la nariz. Inmersa en sus pensamientos incluso cuando tenía junto a ella a una persona que tantas preguntas quería hacerle pero que quedaban en meras ideas que no serían pronunciadas, posiblemente, nunca. Lo miró, permitiéndose alzar ligeramente las comisuras de los labios, dibujando una tenue sonrisa en su expresión. —Sabes que podría usar la aparición e irme sin tener que usar la puerta, ¿verdad?— cuestionó haciendo ver su ‘superioridad’ en aquel sentido. Intentar sacar la varita ni siquiera era una opción en su mente por dos simples razones: no la usaría contra él y era más que probable que la pudiera inmovilizar antes de que llegara a realizar movimiento alguno. Inclinó la cabeza, provocando que su cabello se desordenara de su lugar, pero sin retirar sus ojos de él, intentando, erróneamente, visualizarlo en aquella imagen, pero arrepintiéndose al instante y evadiendo su mirar, posándolo en la ventana con rapidez.

Estaba perdida en una situación como aquella; ni siquiera había pasado por su cabeza que, en algún momento, se podía tener que enfrentar a aquel tipo de situación en la que alguien conocido, alguien que la salvó, volvería a ella como una de las personas que enjuiciaba y condenaba siempre que eran llevados ante la justicia. Su mano tembló ligeramente ante su contacto, reprimiendo el instinto que la instaba a retirarse de su lado y marcar una clara distancia entre ambos. Soltó poco a poco el aire que había retenido en sus pulmones durante los segundos en los que su mente gritó que se alejara, dejando ir la tensión con éste. Asintió con la cabeza, mordiéndose el labio inferior con tanta fuerza que quedaron las marcas de los incisivos en éste. Con cada pequeño movimiento o roce de sus manos conseguía que su corazón se acelerara, crispando los dedos de la mano libre y que, aún, permanecía sobre la colcha. —¿Qué?— preguntó, apartando la mirada de la ventana y fijándose en las manos de ambos, en el modo que atrapaba su mano entre las suyas. —Oh… ya, supongo que estoy teniendo una buena vida— acabó diciendo con cierta culpabilidad. Arrastró la mano por su pierna, cuando él la hubo soltado, metiéndola en el bolsillo de la gabardina.

Entrecerró los ojos, frunciendo los labios ante la mera introducción a la pregunta que hizo. Y ahí estaba. La pregunta que sabía que, en algún momento, haría. Arrugó más los labios, soltando el aire por la nariz y negando con la cabeza con notas de decepción. —¿Quieres que te diga legalmente lo que significan esos conceptos… o que te diga cómo lo aplican cuando se trata de un traidor en búsqueda?— preguntó ella. Sonriendo con ironía. —No es nada nuevo lo que buscan, ha sido el catorce desde hace quince años; no importa que ya no lo digan en voz alta, siempre es el catorce— acompañó a sus palabras. —Da igual el método que se use para sacar la más mínima información, todo está permitido—. Se encogió ante el mero recuerdo del circo que supuso el interrogatorio de Sebastian; todo estaba permitido. —Por eso quiero que tengas cuidado, Benedict. Si te encontraran y acabaran sabiendo, de algún modo, de tu condición harían cualquier cosa—. Apretó las manos con frustración. Él no le había dicho directamente que estaba allí pero sería obvio para cualquier que así era.
Arianne L. Brawn
Arianne L. Brawn
Consejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

I'm only honest when it rains ✘ Arianne - Página 2 Empty Re: I'm only honest when it rains ✘ Arianne

Mensaje por Benedict D. Franco el Vie Dic 01, 2017 1:48 am

Intento no mofarme como un crío por ese momento donde me deja bien en claro que sería inútil que la encierre porque tengo otras cosas en las cuales preocuparme, como por esa obvia incomodidad que tiene cada vez que me animo a tocarla. Puedo sentir su pulso acelerarse al tenerla sujeta y también soy consciente del eco de su respiración, pero algo me dice que de hacerle una pregunta al respecto no voy a querer saber la respuesta. Me guste o no admitirlo, Arianne es una persona importante para mí y quizá todavía no estoy listo para averiguar ciertas cosas de ella, en especial si tiene algo en mi contra. Voy a mentirme un poquitito más.

Una buena vida. No quiero decirlo para no sonar melodrámatico pero que tuvo una mejor vida que yo, eso se lo apuesto a pesar de que esto no sea una competencia por quien ha tenido más mierda acumulada en nuestros años de existencia. Ella jamás entenderá lo que yo he sufrido como de seguro yo seré incapaz de compender sus penurias, así que seguir dándole vueltas al asunto sería completamente en vano.

Puedo hacerme una idea — murmuro ante esa pregunta que supongo que ella no esperaba una respuesta; no hay que ser muy inteligente como para darme cuenta lo que significa, aunque sí me gustaría saber el motivo por el cual Sebastian terminó siendo ejecutado cuando la última vez que lo vi fue hace ocho años y no era más que uno de nuestros entrenadores. Muchas cosas de las que sé hoy en día son gracias a él, al menos en lo que a combate se refiere, además del también desaparecido Vennet y Echo.

No sé que esperaba escuchar pero en parte rogaba que no fuese eso. Cuando de sus labios sale el número catorce todo mi cuerpo se estremece en su gran longitud, detonando la incomodidad que me hace cosquillas en las palmas de la mano y en la necesidad que me obliga a observar la puerta como si esperase que alguien la echase abajo en segundos anunciando que habían capturado a Seth y ahora venían por mí. — Mi condición... — repito, arrastrando las palabras como si estuviese saboreando veneno. Apenas me doy cuenta que estoy nuevamente al borde de la cama y me froto el mentón una y otra vez con nerviosismo, no muy seguro de donde meter mis manos. — No es eso lo que me preocupa ahora.  Quiero decir... no... ¡Hay niños ahí! — Niños que no le han hecho absolutamente nada a nadie y a quienes les arruinamos la infancia enseñándoles como pelear en caso de que sea necesario, pero rogando porque jamás tengan la oportunidad de probar sus habilidades. Niños a los cuales el gobierno de Jamie Niniadis torturaría, dañaría y mataría si pudiese ponerles las manos encima. Y eso ya me lo han hecho a mí, hace mucho tiempo, cuando yo era simplemente como ellos. Jamás mientras viva podría dejar que eso pase.

No sé si levantarme e irme o quedarme junto a ella por el temor de la verdad al regresar a un distrito donde ya han sufrido demasiado, así que cierro los párpados con fuerza y me paso la mano por la cara en un intento de iluminar mi cerebro. Recuerdo las cosas que vi en televisión no solo hoy sino en los últimos meses que recolecté información variada de solamente pasear por las calles de Neopanem, pero jamás le había prestado atención porque no era nuestro problema... hasta ahora — ¿Jamie piensa que nosotros somos los culpables de los actos de terrorismo? — pregunto al final sin siquiera abrir los ojos ni descubrir del todo mi rostro, sin atreverme a mirarla para encontrar la respuesta obvia en sus facciones. No importa que le diga mil veces que somos inocentes; si la Ministra piensa que somos una amenaza, no descansará hasta encontrarnos.
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

I'm only honest when it rains ✘ Arianne - Página 2 Empty Re: I'm only honest when it rains ✘ Arianne

Mensaje por Arianne L. Brawn el Vie Dic 01, 2017 1:35 pm

Había momentos en lo que se encontraba pensando en ello, en convencerse a sí misma que no era correcto comportarse de aquel modo con toda persona que intentara tener, aunque solo fuera mínimo, un contacto con ella. Los seres humanos estaban acostumbrados a aquello, en ocasiones eran mucho mejores con una caricia o con un abrazo que son un millón de palabras pronunciadas pero, en ella, algo de activaba cuando alcanzaban a rozarla de improvisto, incluso cuando sabía que se acercaban, sin poder evitar que desagradables imágenes atacaran y opacaran su mirar durante los segundos en los que no era capaz de reaccionar del todo. Era injusto. No lo merecían. Por más que repitiera aquellas palabras en su interior, no era capaz de seguirlas correctamente. Era completamente incapaz de controlar los impulsos que la llevaban a alejarse al instante de la fuente de aquel contacto.

Prensó los labios, apretando instintivamente las manos contra su cuerpo, una vez que metió ambas en sendos bolsillos de su gabardina color crema. Todo a su alrededor era un peligro en aquel momento aunque, irónicamente, no se preocupaba demasiado por las consecuencias sobre su persona, sino por las que pudiera acarrear sobre él. No dudaba que no fuera la primera vez que estuviera en el doce, pero lo era encontrándose con alguien como ella; y ahí era donde erradicaba el mayor peligro. No era nadie importante, pero “formaba parte” del funcionariado del gobierno, sabiendo a la perfección donde iba y donde no cuando se encontraba en su horario laboral. Y estaba en el doce, ¿algo más extraño era posible? Quizás estaba regresando la Arianne paranoica que desconfiaba de todo aquello que se moviera  a su alrededor.

Regresó la mirada hasta él, parpadeando confundida. Abrió la boca, buscando que surgiera de ésta alguna palabra con sentido, pero volviendo a cerrarla al instante, no sabiendo que decir. Incluso su hija estaba allí. Mordió el interior de su mejilla, retirando su azul mirar hacia cualquier lugar que no conllevara tener que mirarlo a él. —Según parece está protegido para que no pueda ser encontrado, así que, de momento, solo tendrías que preocuparte de que siga siendo así— consiguió articular lentamente. En cierto modo se sentía como una “traidora” con todo aquello, revelando información que era del gobierno y que no tendría que salir de allí; no lo apoyaba, pero nunca había pasado por su mente que acabara de aquel modo.  Aunque también era cierto que la información que ella poseía era, realmente, escasa y difusa.

Una mueca se dejó entrever en su expresión, moviéndose con cierta incomodidad y, finalmente, levantándose de la cama y caminando hasta la ventana donde movió ligeramente la cortina para percatarse de que la lluvia había dejado de ser tenue para crear charcos en las devastadas calles del distrito. —No sé lo que piensa la Ministra realmente— contestó después de unos minutos, evadiendo llamarla ella también por su nombre. —Están habiendo problemas por el centro y el norte del país, y es bastante fácil decir que el distrito 14 es el que está detrás de todo aunque no lo sepamos— comenzó a explicar, soltando la cortina y apoyando la espalda contra la pared. —Todo aquel que esté fuera del control, que atente contra la organización del gobierno y lo demuestre abiertamente es catalogado como terrorista— intentó apuntar su idea, o al menos aquello que ella había sido capaz de captar en contadas ocasiones. Prefería permanecer en su despacho, ocupándose de su trabajo y permaneciendo lejos de todos aquellos embrollos lo máximo posible, por mucho que, en ocasiones, se viera absorbida por el problema. —Se os puede acusar de cualquier incidente que haya pasado, aunque no se sepa si realmente habéis sido vosotros—. Se buscaba solución a un problema, y lo mejor era buscar una cabeza a la que culpar aunque no se tuvieran pruebas de ello.

Suspiró, queriendo fundirse con la pared tras su espalda. Nunca se había preocupado de la situación más allá de su trabajo pero, en aquel momento, estaba apareciendo una nueva preocupación frente a ella y sabía que no iba a ser capaz de apartarla con facilidad.
Arianne L. Brawn
Arianne L. Brawn
Consejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

I'm only honest when it rains ✘ Arianne - Página 2 Empty Re: I'm only honest when it rains ✘ Arianne

Mensaje por Benedict D. Franco el Vie Dic 01, 2017 3:20 pm

Magia — le digo sin pensarlo; no lo considero, ni pienso en que le estoy confirmando que tengo información sobre un distrito que están buscando hace años, simplemente lo dejo salir en un arranque de pura confianza — Pura magia. Igual tenemos vigilantes por las noches en caso de que haya algún movimiento extraño más allá de... — y sin embargo, ahí me callo. No es porque piense que ella va a ir detrás de nosotros, sino porque sé que revelar más información de la necesaria me puede jugar en contra en algún futuro. Además, pienso en que si mis compañeros supiesen lo que estoy haciendo, no dudarían en saltarme al cuello.

Cuando Arianne se levanta me permito el mirarla mejor y puedo notar que se mueve como un fantasma, dándome la espalda para demostrarme una postura que parece no haber cambiado mucho en estos años. Mis ojos se clavan en su pelo rubio mientras escucho las declaraciones que ya sospechaba pero que sin embargo, se deslizan por mi cuerpo como si tuviese cubos de hielo patinando en mis venas. Hace años Jamie Niniadis nos buscó sin cansancio después de que yo le confesara la existencia del catorce bajo sus métodos de tortura que todavía recuerdo a la perfección, pero habíamos tenido tiempos de paz en cuanto las búsquedas se detuvieron y pudimos decir que éramos personas prácticamente libres.  Siempre supimos de nuestros riesgos y nadie ha negado jamás que prácticamente estábamos cometiendo traición, pero estar lejos del alcance de sus garras ha sido nuestro mayor orgullo. Y sé que aún no pueden encontrarnos, pero la amenaza se siente mayor, en especial cuando en el distrito estamos bastante jodidos como para aislarnos allí a esperar a morir de hambre.

Somos gente pacífica. ¿Sabes? — declaro. Me pongo de pie pero me mantengo firme en mi lugar, observando su cuerpo contra una pared a pocos metros que me indica básicamente que no puedo tocarla — Sí, sabemos como defendernos y somos excelentes cazadores porque no hemos tenido otra opción, pero no somos una amenaza. Hemos estado muy ocupados en sobrevivir como para siquiera pensar en una rebelión... — pienso en Kendrick y la verdad que jamás debe salir a la luz y un mal presentimiento me obliga a desviar la mirada. Quizá no estamos atentando contra la gente de Neopanem, pero esconder al hijo de Orion Black es suficiente motivo para que nos puedan acusar a todos. De todos modos, cualquier cosa que podría decirle a Arianne no serviría de nada y me siento completamente inútil, minúsculo en comparación al gobierno que nos amenaza. Es deprimente, pero esto tendré que informarlo en el Consejo; si hay que aumentar la seguridad o huir, lo haremos. Nadie va a pelear una guerra que no podemos ganar.

La lluvia ha empezado a caer con fuerza y las gotas golpean el vidrio rompiendo un silencio deprimente, produciéndome las ganas de meterme en la cama en lugar de regresar a casa donde solo me espera una destrucción a la cual deberé sumar otro problema. Por inercia tanteo dentro de mi saco y rebusco en el bolsillo interno hasta sacar un pañuelo arrugado que oculta en su interior dos espejos que Seth ha hecho para mí en caso de necesitarlos para cuando nos separamos en las expediciones; creo que esto es una emergencia más grande.

Creo que sí tengo un regalo para ti después de todo — desenvuelvo el intento de paquete y me acerco a ella hasta que le tiendo uno, sonriéndole apenas de forma algo forzada — Yo tengo uno y tú tienes el otro. Cualquier cosa que necesitemos decirnos, solo debes buscarme aquí... ¿De acuerdo? — creo que queda implícito en mi petición que si Jamie Niniadis se dirige al norte debe avisarme cuanto antes, pero por las dudas sigo hablando — Estamos protegidos, pero de ser encontrados no podremos defedernos. ¿Entiendes? No es como si... bueno. No tenemos ni electricidad — treinta personas contra un ejército entero de un país enorme, no es complicado hacer la matemática — Odio decirlo pero creo que huir sería la única opción que tendríamos.

Escapar una vez más. Creo que estuve escapando la mayor parte de mi vida. Con aflicción guardo el espejo en mi chaqueta una vez más y me alejo, tomando mi capa para colocarla sobre mis hombros y empezar a anudarla en mi cuello, acomodando de paso la bufanda — Necesito avisarles, que estén alerta, que nadie venga a Neopanem... — creo que hablo más para mí que para ella, aunque cuando vuelvo a mirarla, me siento horrible por dejarla. Ya una vez tomamos caminos diferentes y ahora parece que lo hacemos de nuevo con nuestras manos atadas — Solo quiero saber una cosa más — admito, relamiendo mis labios al dudar — ¿Tú estás con ellos?

Trabaja para el gobierno, pero pudo haber buscando una pacífica supervivencia. O también puede ser una de esas brujas que creen que todos debemos ser castigados, aunque hasta ahora me ha demostrado lo contrario. Pero en caso de una guerra... ¿Ella estará conmigo o contra mí?
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Escuadrón Licántropo

Volver arriba Ir abajo

I'm only honest when it rains ✘ Arianne - Página 2 Empty Re: I'm only honest when it rains ✘ Arianne

Mensaje por Arianne L. Brawn el Vie Dic 01, 2017 6:50 pm

Magia. No podía decirle que bien sabía que se trataba de magia la que protegía aquella zona desconocida por el resto de ciudadanos de NeoPanem, que Sebastian lo había dicho durante el duro interrogatorio al que lo habían sometido, y al que ella misma se había negado, llevándose una de aquellas miradas que todos temían que alguna vez les dirigiera la Ministra. En ningún momento había querido ser parte de la barbarie que tuvo que presenciar, unos cuantos minutos que tiraron por tierra todos los principios del derecho por el mero hecho de contentar a unos magos sedientos de sangre y venganza contra los que no eran partidarios de sus mismas ideas.

Contuvo las ganas de apretar la frente contra el frío cristal, queriendo bajar la temperatura de su cuerpo que, aun estando en un estación ya fría, se mantenía demasiado alta tras todo lo que intentaba asimilar en un escaso espacio de tiempo. Prensó los labios, inmersa en sus desordenadas cavilaciones, en los desordenados pensamientos que se amontonaban sin sentido alguno. Hacía demasiado tiempo que no tenía nada que pensar… o, no, quizás hacía demasiado tiempo que no tenía nada que pensar que tuviera que ver, directamente, con ella, que se viera incluida en algún tipo de problema o que fuera alguien cercano quien lo estuviera. Irónicamente ellos nunca habían sido cercanos durante demasiado tiempo pero, aun así, se sentía como si siempre lo fueron  y el transcurso de los años solo hubiera afianzado su relación. Apoyó la espalda contra la pared, percibiendo el frío recorrer su cuerpo, y sacando las manos para colocarlas a ambos lados de su cuerpo. —No creo que seáis una amenaza— contestó con seguridad, recorriéndolo con la mirada. No dudaba de que fueran gente que, simplemente, querían vivir sin ser perseguidos o esclavizados, los comprendía y respetaba en todos los aspectos. —No creo que nadie piense que seáis una verdadera amenaza para el gobierno pero sí lo es vuestra idea de que todos sean libres— frunció los labios con clara molestia al tener que ser ella la que pronunciara aquellas palabras, pero a sabiendas de que era lo que, verdaderamente, les preocupaba. Si el resto de humanos, y aquellos que no seguían a pies juntillas los pensamientos promagos, pensaba que había una alternativa todo se convertiría en un caos, por aquella razón podían ser una ‘amenaza’.

Suspiró, dejando entrever en su expresión el cansancio que le producía toda aquella situación que los rodeaba. Alzó ambas cejas, inclinando el cuero hacia el frente al verlo rebuscar entre sus cosas hasta dar con algo que, a su parecer, era una… ¿roca envuelta? ¿Algo de comida? Sus pensamientos fueron cercenados cuando vió el espejo extendido hacia ella, alargando la mano hasta tomarlo y rozando sus dedos ligeramente al hacerlo. Bajó la mirada, rodándolo entre sus dedos, observando cada mínimo detalle del espejo que le acababa de entregar, y alzando la mirada hacia él solo cuando le hizo la petición de avisarlo. —Ben…— comenzó a decir, sintiéndose incómoda automáticamente. Frunció los labios, bajando las manos y dejando salir el aire como un pequeño bufido cansado. —De acuerdo— acabó por decir aun sabiendo que era todo un riesgo llevar aquel objeto con ella. —Espero no tener que usarlo con ese uso— comunicó guardándolo con cuidado en el interior del bolsillo de su gabardina.

Lo observó colocarse la capa, tomando la suya como respuesta; sacudiendo el polvo que hubiera podido quedar adherido a ésta y solo dirigiendo la mirada hacia él en una ocasión, asintiendo con la cabeza y colocándola sobre su cuerpo con un solo movimiento. Avanzó hasta la cama para tomar el maletín y encaminarse en busca de las llaves de la puerta. Viéndose interrumpida por él con una pregunta que la sorprendió, provocando que se quedara completamente paralizada, con los pies fuertemente pegados al suelo y la mirada fija en ninguna parte. —Debería estrangularte con la bufanda solo por el hecho de preguntar— contestó avanzando hasta las llaves y tomándolas entre sus manos. —Quiero que todo el mundo sea igual y se deje atrás el miedo— acompañó a sus palabras —, no me posiciono con ellos o con vosotros—. Se giró hacia él, metiendo la diestra en el bolsillo y rozando con los dedos los bordes del espejo. —Pero estoy contigo— siempre que no hagas nada fuera de lugar, le faltó añadir. Estaba de su lado pero no se iba a arriesgar a hacer nada que pudiera poner en peligro a las otras personas que quería.

—Me iré primero. He pasado demasiado tiempo aquí y se de alguien que debe de preguntarse donde estoy— dijo encogiéndose de hombros antes de quitar el seguro de la puerta y tomar el pomo de la puerta. —Ten cuidado y no llames si no es por alguna razón urgente o concreta, ¿de acuerdo?— advirtió con un tono más serio del que había usado en el resto de tiempo que habían estado juntos. Dedicó una última ojeada a las bolsas encima de la cama, recordando el acónito al instante. Abrió la boca para recriminarle algo más pero prefiriendo no hacerlo. Esbozó una pequeña sonrisa a modo de despedida antes de girar sobre sus pies y desaparecer de la habitación de la posada. Bajando las escaleras con rapidez y usando un hechizo de impermeabilización para poder caminar con tranquilidad, y seca, hasta el lugar donde se encontraba el traslador que la llevaría de regreso al Capitolio.
Arianne L. Brawn
Arianne L. Brawn
Consejo 9 ¾

Volver arriba Ir abajo

I'm only honest when it rains ✘ Arianne - Página 2 Empty Re: I'm only honest when it rains ✘ Arianne

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.