The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
OTOÑO de 247221 de Septiembre — 20 de Diciembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Pro-Magos Radicales 2000 G
Pro-Muggles Radicales 1500 G
Profesores y alumnos 1500 G
Escuadrón Licántropo 1500 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
08.10¡Pronto se anunciará una nueva trama para el resto de los usuarios! El foro entró en su mes de aniversario y queremos festejarlo con ustedes. ¡Estén atentos!
08.10El viernes 14 se abrirá la mini-trama de coronación de Lachlan Dunbar. La misma tendrá una duración de dos semanas off-rol tras las cuales se producirá el cambio de estación.
08.10¡Los juegos han concluido! Los tributos podrán reclamar sus puntos por participación aquí.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Beverly S. Redford
Fugitivo
Papá número uno me estaba llevando al bosque, iba a salir de la zona segura ¡POR PRIMERA VEZ! Claramente mi emoción y ansiedad estaban por las nubes.  ¿Acaso se podía estan de otra manera?

Me despertó antes del amanecer, aunque tecnicamente no ya que no pude pegar un ojo en toda la noche, asi que ya estaba cambiada cuando llegó y con mi bolsito listo para lo que se nos pusiera enfrente. Que no se nos permitiera a los menores tener armas propias no era un impedimento, las cosas de casa podían ser igual de mortíferas, nadie se esperaria un pedazo de leña, la ollita de leche o una botella de vino.

Entrando en el bosque mi mente no paraba de dar vueltas, ¿Qué veríamos? ¿Ciervos? ¿Ganzos? ¿Extraños peligrosos que querrían atacarnos y con Ben tendríamos una pelea épica por la seguidad de nuestro hogar?

Puedo aceptar cuando exagero pero vamos, no me conformaría con menos, y al menos quería ver un hada o una ninfa. O un unicornio. O un dragón a lo lejos. O un ejército de ardillas.

Aunque supongo que hiciera tanto ruido al moverme no ayudaba, pero el fuerte latido de mi corazón me impedía escuchar nada más. Sentía que podía salir volando por un estallido o explotar, en ambos casos millones de pedazitos de Soa por todos lados...claro que no podía hacer aquello porque todos llorarían mucho mi muerte.

Debía calmarme. Inhala y exala. Inhala y exala. Inhala y exala. Inhala y exala. Inhala....

- AAAAH!
Beverly S. Redford
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8262-redford-beverly-soawanee#993
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
No sé a quien tuve que convencer del todo que sería una buena idea, aunque creo al final que el que tendría que estar seguro de esto soy yo. Conseguir el permiso de Eowyn no fue tan complicado aunque no estoy seguro de que Echo vea con muy buenos ojos mi idea, pero pasar un rato con Beverly enseñándole a hacer algo útil es algo que nadie debería reprocharme. Sé que con la magia le va mejor que con las armas, pero a veces me pregunto cómo es que siempre termina apuntando hacia cualquier otro lado excepto su objetivo y me preocupa que se atrase con respecto al avance de sus compañeros, aunque ella continúa asegurando que es la mejor. Pobre enana.

No puedo no reírme al ver que ya está lista cuando paso a buscarla y durante nuestro trayecto al bosque le explico que no vamos a alejarnos demasiado, sino que abusaremos de los animales que salen a primera hora de la mañana y estaremos de regreso para el almuerzo. Llevo conmigo una mochila no muy grande con lo suficiente en caso de cualquier necesidad que pueda surgir, además de que voy marcando los pasos que debemos llevar y aviso de vez en cuando si tiene que cuidarse de no tropezar con alguna raíz. No han pasado ni cinco minutos que su chillido me pone tenso por un momento y me giro con la expresión más severa que me puede surgir a estas horas.

Vuelve a hacer eso y quizá podremos cazar algo en Navidad — le amenazo, acomodando mi ballesta en mi espalda mientras que con la otra mano me presiono una de las orejas como si intentase quitarme la agudez de su voz de la cabeza — ¿Te sientes lista con eso de matar animales y todo el asunto? Siempre podemos enfocarnos simplemente en tu puntería y yo me encargo del resto. ¿O es que quieres impresionar a Kendrick? — acabo burlándome con cierta maldad infantil al retomar la marcha. Seré todo lo despistado que quieran cuando se trata de mí, pero no me pierdo los detalles de los demás cuando lo veo desde afuera. Además, no es como si a Beverly no se la pudiese escuchar cuando se pone a hablar en clase.
Benedict D. Franco
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) Z0ZvwdN
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Beverly S. Redford
Fugitivo
Todo iba perfecto, se suponía que iba a ser uno de los mejores días de mi vida, o sea no tanto pero se entendía.

Entendía que iba a tener que terminar con la vida de una criaturita peludita y con grandes ojos saltones, y que posiblemente había salido al mundo como nosotros, en busca de alimento para su muy numerosos hijos. Pero esto era la ley del más habil y solo así se sobrevivía. No creí que la criaturita sería yo.
Pero oh cruel destino, que te ríes en la cara de aquellos que sueñan con la grandeza y te llevas aquellos que aun no han terminado de florecer.

Mientras Ben me guiaba, con su cuidado caminar de cazador, cada tanto mirándome y señalándome algo y explicándome como se ubicaba con los arboles o me daba algún consejo para que dejara de hacer tanto ruido, yo solo podía pensar en como estaba de feliz al explorar tan lejos de casa, y fue en esa distracción que sentí alguien agarrando mi tobillo.

Mi mente se lleno de imágenes de los villanos de los libros que había leído y los cuentos de terror que contaban en las fogatas. Incluso un no muerto. ¡Oh por los vientos del sur! ¡Iba a convertirme en un zombie! ¡Iba a ser comida y mi joven cuerpo masacrado por un monstruo! Chillé llamando la atención de papá, y él solo me hizo una seguidilla de preguntas triviales, mi vida estaba por acabar allí, podía sentir como aquel agarre era mi final, pero me iría como una heroína, salvando la vida de mi no comprobado padre. Rodé al suelo, luchando contra mi captor.

- ¡Ben huye! ¡Sálvate y dile a madre que la quiero y que no fue tu culpa! A Ken que yo le ruego que siga adelante sin mi aunque seguramente le sera imposible y vivira años en aislamiento y melancólico. Y dile a Zelda que yo te salvé y por ende siempre sere más importante en tu corazón. Y llama a una ardilla en mi nombre - y así era como uno se iba del mundo, pateando y gritando.
Beverly S. Redford
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8262-redford-beverly-soawanee#993
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
Estaba esperando cualquier cosa, en especial algún chillido o un golpe por burlarme de su obvio enamoramiento con el chico de las orejas grandes, pero lo que sí no esperaba era el escándalo que estoy seguro que pudieron escuchar incluso en el Capitolio. Me giro con brusquedad y mi primer impulso es alzar la ballesta a la par que las aves de los árboles más cercanos se echaban al vuelo, para darme cuenta que lo único que había ocurrido era que su pie se encontraba atrapado entre un tronco caído y una raíz. ¿Qué no le dije que tenía que pisar donde yo lo había hecho antes?

No sé si reírme, sentirme frustrado o ambas, así que vuelvo a colocar mi arma en su sitio y le chisto para que deje de gritar, regresando sobre mis pasos para volver a su lado — ¿Sabes? A veces me pregunto si te dejé caer de tu cuna más veces de las que recuerdo cuando eras bebé — le gruño, pellizcándole los labios para que deje de gritar. Quizá nunca supimos exactamente quién es el padre de Beverly, pero no puedo mentir y decir que no he estado para ella incluso en los primeros días, cuando era una bola rosa que solamente lloraba y nos volvía locos a todos. En esos tiempos, el catorce pareció plagarse de bebés, pero Beverly siempre encontró el modo de destacar como si ella tuviese que ser la beba más llorona y comilona de todos.

Le suelto la boca y me pongo de cuclillas frente a ella, tomando su delgada pierna para mover apenas su pie hasta que logro liberarla de su triste intento de captor. Cuando está libre le levanto apenas el dobladillo del pantalón para chequear que no se haya lastimado, pero como no veo más que rastros de tierra le acomodo la tela de la prenda y alzo la vista para mirarla con una sonrisa burlona — ¿Mejor? ¿O tendré que ponerte una de esas curitas con dibujitos que te gustaban cuando tenías cinco? — le pregunto para molestarla, aunque sin maldad alguna.

Con una palmada en su pierna para que se mueva me pongo de pie y alzo la vista a nuestro alrededor con un suspiro cansino — Creo que ningún animal nos tomaría como ataque sorpresa después de ese escándalo. Ten... — de mala gana me acomodo para poder pasarle el arco pequeño que he traído para ella. Ya sabe como colocar la flecha, no es como si eso no se lo hubiese enseñado, pero mi preocupación es donde pueda terminar la misma — Camina tú primero y yo iré detrás. En cuanto veamos algo, te detienes.

Pena para nosotros, pero tardamos más de diez minutos de caminata en ver al menos una ardilla de tamaño considerable asomarse por uno de los árboles. Le chisto por lo bajo para que se detenga y en cuanto capto su atención, le señalo al animal con un gesto de la cabeza — Es fácil, Bevs — le recuerdo en voz baja, sin siquiera moverme para no ahuyentar a nuestra presa — solo tómate tu tiempo. Respira y concéntrate. Ten en cuenta estirar el brazo lo suficiente y no perder la postura... no quiero que te saques un dedo al disparar.
Benedict D. Franco
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) Z0ZvwdN
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Beverly S. Redford
Fugitivo
Al mirar hacía atras noto lo que Ben venía notando desde hace un rato y la razón por la que me dedico una de sus miradas de profesor gruñon de entrenamiento... y yo que crei que podía separar al padre del entrenador.

Al parecer mi pie solo se habia quedado atrapado por una raíz. Podía observar ese fallo ooooo tener en cuenta mi reacción a lo que podría haber sido una situación muy peligrosa y como había actuado con valentía. ¿Era o no era digna hija suya?

Lo de la curita me tentaba, pero a veces no sabia si lo decia en chiste o no, y sobretodo no confiaba que tuviera y que me ilusionara de esa manera era cruel.

Pasado el incidente, termine al frente con mi arco, del cual podria alardear de haber usado fuera del campo de entrenamiento. Estuvimos avanzando un largo momento y esta vez me la pase con la vista el suelo para evitar manos zombis que salieran de la nada y te arrastraran hasta las profundidades de la tierra, donde seguro nos sacrificarían en un banquete sangriento y desordenado.

Esa imagen me dió algo de nauseas por lo que tuve que levantar la vista por algo de aire, y justo Ben me señaló un árbol del cual salió una ardilla. Mi felicidad comenzo a crecer como una bella flor de primavera y luego fue aplastada por el granizo de las palabras "es fácil".

¿Comó que fácil? ¿Acaso sabe si aquella ardilla no es de la familia real de ardillas y al matarla consigo atraer a todo el ejercito? que sería lo que quería ver, pero no siendo perseguida y asesinada por una pedrada de nueces.

Me giré para explicale mis razones de buscarnos otra presa, pero el ver en sus saltones ojos azules la emoción de ver a su pequeña y predilecta niña convertirse en una cazadora, no tuve el corazón.

Asi que solo asentí, apunté un poco hacia la izquierda con la inteción de fallar, y que al menos me dedique una de sus palmadas de "ya lo lograras", y disparé.

La ardilla cayó.
Beverly S. Redford
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8262-redford-beverly-soawanee#993
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
El silencio hace que la situación se torne eterna y creo que puedo escuchar con claridad la respiración de ambos. Hay algo que tengo que concederle a Beverly y es que tiene un porte bastante decente cuando logra concentrarse, uno que me recuerda a esas épocas donde Eowyn hacía uso y gala del tirachinas con una habilidad que yo no hubiese sospechado al momento de conocerla. A pesar de que finjo estar observando al pobre animal cuya vida está cerca de terminar, mis ojos se encuentran siguiendo los movimientos de mi pseudo hija de soslayo.

El arco se tensa y el sonido de la cuerda corta el aire en cuanto deja ir la flecha, seguido de el ruido seco del cuerpo al caer. No me es posible contener un silbido de admiración y sorpresa por un tiro que no me estaba esperando y me doy cuenta de que tengo los ojos bien abiertos cuando me obligo a parpadear — Fue mucho mejor de lo que esperaba — confieso, dándole una palmada de felicitación en la espalda — ¿Ves, Bev? No fue difícil. Voy a tener que quitarte las distracciones en clase — le guiño un ojo pero me alejo antes de que pueda golpearme o gritarme, avanzando en dirección a su presa.

Tomo a la ardilla del rabo y la levanto, observando como ya se encuentra sin vida y le quito la flecha que ha atravesado su cuerpo, del cual brotan las gotas de sangre que tiñen de rojo oscuro las hojas bajo nuestros pies. Coloco la flecha con el resto que llevamos de repuesto y acomodo mi cinto para colocar allí al pobre animal, dispuesto a tener una mayor movilidad para el resto de nuestro camino. Es entonces cuando me percato de que es la primera vez que Beverly mata algo.

Me giro hacia ella y la observo de arriba a abajo con obvio escrutinio, tratando de encontrar algún síntoma frente al trauma de quitar una vida. Yo no soy quien para hablar del tema porque debuté en ese ámbito con personas, pero es una situación de la vida que prefiero olvidar y que no pienso contarle detalles a la rubia — ¿Estás bien? — le pregunto, avanzando nuevamente hacia ella hasta tomarla suavemente por el hombro — Fue un excelente tiro. Quizá deberíamos buscar algún ave de buen tamaño y regresar, porque con eso podríamos alimentar a unos cuantos esta semana — vuelvo a analizar su rostro con la mirada, sonriéndole con intenciones de naturalizar el asunto — ¿Quieres agua?
Benedict D. Franco
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) Z0ZvwdN
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Beverly S. Redford
Fugitivo
Solo me quedé allí, mirando la nada, esperando que las ardillas salieran de todos lados y mi último pensamiento fuera sobre el hambre que tenía y pensar en nueces solo me hacía más conciente de ello.

Mamá se quedaría sin su compañera de travesuras, seguramente preguntandose si llegaría para almorzar o posiblemente se lo preguntaría en la noche porque había bebido y fumado después de cenar y no despertaría hasta varías horas después. Ken se arrepentiría de nunca haberme dicho sus sentimientos y lloraría en mi tumba. Zelda, Jared y Murph extrañarían la alegria de sus días. Mis otros padres sufrirían la perdida de su amada hija. En si, sería un gran golpe para todos.

Pero luego de unos minutos en los que Ben me había estado preguntando si estaba bien, nada paso. Oh, al parecer no era de la realeza entonces, solo otra pueblerina más, como todas las que habíamos comido antes.

El concepto de la muerte no me era extraño después de todo, a la edad de 7 cometí mi primer asesinato: Reginald I perecío por mi crueldad y maltrato, pero sobretodo a los extremos de cuidado de pasar semanas sin una gota de agua y días donde la ahogaba. Sus hojas se marchitaron y sus raíces se secaron. A la edad de 8 entendí de donde venía la carne que comíamos y quise dejar de hacerlo, esa resolución solo duro unos minutos. Desde entonces entredí que a veces tenemos el poder de quitar vidas, ya sea para sobrevivir o porque aun no entendemos el gran peso de lo que significa cuidar algo, pero que eso no nos hace monstruos. Al menos no unos como en las pesadillas.

- Estoy bien - le respondí a papá cuando comprobé que no había mas ruidos asi que nadie nos atacaría - Me parece buena idea lo del ave, pero deberiamos movernos rápido por si me equivoco y si hay un ejercito en las sombras... -

Empecé a mirar para todos lados por sobre nuestras cabezas por las dudas, cuando noté que del árbol en el que había demostrado instintos de supervivencía salía una pequeña cabecita.

- ¡Una ardilla bebé! ¡La he dejado huerfanita! ¡Soy un monstruo! - dije corriendo al árbol y tratando de alcanzarla sin asustarla, lo que era difícil siendo que era una enana - No puedo dejarla sola, la naturaleza es muy cruel con los bebés, debo tomar la responsabilidad y criarla - me giré hacía Ben - Ayúdame a agarrarla.
Beverly S. Redford
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8262-redford-beverly-soawanee#993
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
Dejo salir un suspiro de alivio cuando Beverly me da señales de vida y no puedo no sonreírle porque afirma estar bien, lo que me da a entender que al menos ha salido con un poco más de estómago de lo que pensaba, aunque no creo entender muy bien lo del ejército del cual ella me está hablando. Bueno, definitivamente voy a tener que reducir un poco sus horas de lectura o al menos controlar lo que está consumiendo porque entre los libros de fantasía y una madre que vive fumando marihuana parece tener ciertos delirios, aunque a decir verdad intento no reírme cuando voy a responderle — ¿Un ejército de ardillas? — intento adivinar, apegándome al contexto de la situación — Eso sería nuevo. ¿Usan cascos de nueces y espadas de ramitas o como se supone que es la cosa?

Seguirle la corriente es algo que llevo haciendo desde que ella aprendió a hablar y delirar, al menos que la situación no lo amerite y se suponga que debo actuar como el adulto que todos dicen que soy. Y digo que "dicen" porque por momentos, todavía me siento como el adolescente de hace años que se mueve a su antojo y actúa como le convenga acorde a la situación.

Su exclamación me toma por sorpresa y rápidamente giro en busca del animal, hasta que veo una cabeza de tamaño minúsculo y rápidamente asumo que su cuerpo no serviría ni como un snack para mi perra, Gigi, ni aunque la pobre vieja ya apenas tenga dientes. Beverly se va derecho hacia el árbol y yo suelto lentamente el cuchillo de mi cinto que agarré por puro instinto, dándome cuenta que ahí se fue mi oportunidad de hacer que ella me preste atención. Lo que iba a ser una búsqueda de caza por un ave, ahora será una misión de rescate con un animal que preferiría perder para ahorrarme alguna angustia o tiempo.

¿Atraparla? Bev, aunque puedas agarrarla probablemente te muerda y  si de casualidad puedes llevarla a casa, acabará muriendo porque no sabes cuidar ardillas — ¿Qué comen además de nueces? No tengo la más pálida idea. En traición a mis palabras y por pura inercia me acerco, asomándome por encima de la cabeza rubia porque con mi altura alcanzo perfectamente a ver el hueco de donde ha salido el animalito. Sus ojos, pequeños y negros, parecen mirarnos desde la oscuridad con obvia alerta y terror, desconfiados de los humanos invasores que somos en su territorio. Me basta mirarla un momento y pasar los ojos hacia Beverly para acabar suspirando con resignación.

Estiro el brazo y lo meto sin tapujos dentro del hueco, rozando hojas y vaya a saber qué más hayan metido ahí, hasta que noto la bola peluda y minúscula que se mueve histérica hasta que la agarro con cuidado del pellejo, sin saber si es el modo de agarrar una ardilla o no porque siempre que las tomo están muertas. El animal sale chillando como bebé cuando consigo sacarlo y uso mis manos, lo suficientemente grandes, para atraparla con cuidado entre las dos como si se tratase de un conejito y enseñarle a la niña la cabeza peluda que se asoma entre mis dedos — ¿Quieres acariciarla? — le pregunto, rogando que al bicho no se le ocurra clavarme los dientes — Podemos dejarle algo de comida y devolverla a su hogar. Tu mamá no aprobaría que lleves una ardilla a casa — Pura mentira. Eowyn sería la primera en construirle una mini casa y estoy seguro de que Beverly lo sabe y que va a discutirme, pero intentar no ser el malo de la ecuación por una vez no está mal.
Benedict D. Franco
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) Z0ZvwdN
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Beverly S. Redford
Fugitivo
- Claro que no tienen armas, no las necesitan, tienen garritas, dah - este hombre ignorante que desestima a los pequeños, un día de estos los pequeños del bosque se van a revelar y ahí lo quiero ver - Además pueden lapidarnos desde arriba con una lluvia de nueces, asi que cuida tu cabeza por más dura que sea.

Ben se mostró reacio a ayudarme con la bebé ardilla, pero ¿qué si resultaba ser que la ardilla que maté era una princesa que habia huido de un matrimonio forzado, y aun asi había dado a luz a lo que esperaba fuera una porción de felicidad, y ahora toda una dinastía de roedores caía en desgracia por ello y el caos y la anarquía dominaban?....Debía asegurarme que el ultimo resquicio de esperanza para la sociedad ardilleril sobreviviera. Asi que le dedique a mi padre mi ojos mas grandes y llorosos y mi puchero más lastimero. Marca registrada de Eowyn Redford.

- Por favor, te prometo que sere de lo mas responsable, y tengo algunos libros de mamíferos asi que lo mas seguro es que beba leche, otra historia sería un ave.

Al final se terminó acercando al árbol, y gracias a la técnica de mamá, metió su gran mano en busca del bebé mientras suspiraba resignado. Me apresuré a buscar en mi bolsito y sacar una de mis mantas de de emergencia, así cuando el sostenía la ardillita entre manos, yo ya estaba lista para recibirla y darle calor.

- ¡Pero papá! - protesté ante su comentario de dejarle comida y largarnos - ¡No podemos hacer eso! Yo la dejé sin madre y seguramente ahora será presa fácil, hemos alterado el curso de la historia y ahora debemos criarla para que vuelva entre los suyos como el principe o princesa prometida. Y mamá claramente estara de mi lado, y se lo diré en cuanto volvamos, asi que podes hacer lo que quieres o lo correcto, una de ambas opciones tiene terribles consecuencias para tu persona - me hubiera cruzado de brazos si no estuviera aun sosteniendo la manta con la esperanza de que Ben me diera al bebé.
Beverly S. Redford
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8262-redford-beverly-soawanee#993
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
A veces no sé de donde sacas tanta imaginación — confieso al respecto de su historia sobre las ardillas y su ejército. Recuerdo haber sido así de creativo cuando tenía... ¿Cuánto? ¿Cuatro, cinco, seis años? Sophia puede dar fe de ello, aunque con el correr de los años mi creatividad se volvió básicamente nula hasta el punto en el que, cuando Beverly era más pequeña y me quedaba lo suficientemente tarde en su casa como para acostarla, tenía que tener sí o sí un libro a mano porque soy incapaz de crear una historia por mí mismo. Cuando era adolescente aprendí a tocar la guitarra, pero creo que eso es lo máximo que el arte ha estado cerca de mis dedos. Posiblemente todo ese lado mío murió con mi madre y mi hermano, y se ha sepultado con mi melliza. ¿Cómo es posible que siga pensando en ellos después de tanto tiempo?

Todo ese ruego podría no servir de nada, hasta que me llama "papá" y mis ojos se entornan con una suavidad que muy pocas veces me nace tan fácil. Nunca supimos exactamente quién es su padre biológico y dudo que alguna vez lo sepamos, pero he estado allí para Beverly desde el momento en el cual llegó al mundo llorando como una alarma de incendios e incluso la he empujado ese día en el cual empezó a caminar por sí sola hasta que alcanzó a agarrarse de las nalgas de Seth, quien estaba en cuclillas en ese entonces tratando de chequear una planta para una de sus pociones. Honestamente nunca he tenido una familia cómo se debe luego de todas las cosas que me pasaron y jamás creí poder ser el padre de nadie, así que aunque no lo sea oficialmente y posiblemente tampoco lo sea en sangre, que use ese estúpido apodo me compra. Mocosa tramposa.

Ten — le gruño y coloco el animal con cuidado en esa manta que está sosteniendo con tanto ímpetu como si la vida se le fuese en ello. El bicho parece quejarse pero no se mueve demasiado, posiblemente asustado por todo el desastre que pasa a su alrededor y me parece un poco macabro tenerlo tan cerca de su madre muerta; bah, es un animal, no voy a ponerme sentimental con eso ahora o empezaré a cuestionar todo mi modo de vida — A veces no sé a quien sales tan... obstinada.

Eowyn siempre fue terca, pero en menor medida. En cuanto a sus opciones de padres... bueno, ninguno es un muy buen ejemplo en cuanto a cabeza dura se refiere. Lanzo un rápido vistazo al árbol con la esperanza de que esa cría sea la única que ha quedado y que no tengamos que volver con un montón de bichos peludos a casa, para luego acomodar la ballesta en mi hombro y darle un suave empujón para retomar la marcha — Yo cazaré el ave y luego regresaremos a casa. Tú le tendrás que explicar a tu madre lo que ha pasado y si se te muere, no pienso construir un mini ataúd ni nada así. ¿Entendido?

Mascullando alguna que otra queja sobre mi poca firmeza, continúo el camino delante de ella, avanzando por mi cuenta pero cuidando que no se pierda a causa de mi ritmo. Me cuesta al menos quince minutos encontrar un ave de tamaño aceptable sobre un árbol a la cual consigo bajar de un solo tiro (lo que me viene bien porque de fallar seguro ella se habría burlado) y luego, sin más, me encuentro cargando con la misma como si se tratase de una bolsa de papas mientras chequeo que la ardilla no se le haya perdido; Dios nos libre si se le pierde por ahí y tengo que pasar el resto del día buscando a un animal en el bosque — ¿Quieres aprender algo en particular? — cuestiono, sacudiendo una de las plumas que decora mi ropa sin mucho interés — Vinimos aquí para que aprendas, no para que te vuelvas en una madre adoptiva.
Benedict D. Franco
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) Z0ZvwdN
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Beverly S. Redford
Fugitivo
No entedía a que se refería con lo de la imaginación, pero creí que iba a tener que ponerme mas que firme con la situación aka empujarlo, robar la ardillita y correr. Pero al final cedió. ¡Por la mismisima vía lactea! ¡Logré que Benedict Franco aceptara lo que le pedía!

Esto era un momento histórico, y no tenía idea de comó lo había logrado, lo que era una gran perdida para futuras discusiones, como cuando quería saltearme el entrenamiento o una ración extra de postre. ¿Había sido mi mirada seria? ¿Había inspirado respeto en mi padre? ¿Le dió miedo que me enfrascara con él en los entrenamientos de puntería? Porque podía herirlo y hablo de ahí abajo, los dedos del pie eran mas que necesarios para caminar.

En fin, no podía dejar que viera que me había tomado por sorpresa, debía actuar con dignidad y con la confianza de que sabía que al final yo ganaría, al menos así decían las revistas de mama sobre la mujer poderosa. Pero me duró poco, no pude aguatarlo, el ver a la bebé ardilla en mis brazos y su profundos ojos azules enternecidos fue un golpe directo a mi persona, y tratando de hacer equilibrio con una mano, con la otra lo rodeé para abrazarlo.

- Gracias, no les digas a los otros pero eres mi preferido - solo me salió eso porque no voy a llorar, soy una joven fuerte e independiente.

Solo asentí cuando dijo de seguir y que no construiría un ataud a la ardillita, por lo que por ahora no le diría que pensaba hacerle un funeral digno a la madre y que obviamente él oficializaría. Lo bueno es que consiguió cazar un ave bastante grande asi que puedo justificar el perder la carne de ardilla, que de por si más piel que carne y esta solo músculo.

Mientras caminamos en silencio, o mi versión de este, pienso en todo lo que necesitaré para criar a la pequeña que parece haberse calmado y solo mira su entorno. Lo primero y pricipal es darle un nombre, uno digno, aunque el no saber su sexo lo complica...Se me termina de ocurrir Noel, al fin y al cabo era un regalo para su madre, como todos los hijos lo somos.

Me tomo por sorpresa su pregunta, al fin y al cabo todos los día se aprendía algo y ya que iba ser una madre adoptiva, iba a tener que aprender. A veces me cuesta enteder que es a lo que se refiere. Supongo que quería saber si quería sacar otro conocimiento de este paseo por el bosque, que era probable que no volvería al menos en un tiempo, sobretodo si ahora tenía que cuidar a Noel.

- Mmm, ¿tal vez saber orientarme? No, creo que puedo ver las casas....¿tal vez caminar sin hacer tanto ruido? Que digo, si tengo un ritmo musical....Oh ¡ya sé! Puedes explicarme como hicieron mama, Seth, Cale y tú para tenerme a mi sola y no a tres yos, mamá me explico lo de la procreación de a dos, pero sigo sin entender como hacen cuatro
Beverly S. Redford
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8262-redford-beverly-soawanee#993
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
El envión de su cuerpo contra el mío me golpea con una almohada en el estómago pero sin moverme de mi sitio, aunque por mi cuenta muevo una pierna hacia atrás y ladeo un poco mi torso para verla mejor, pasando una mano por su espalda a modo de automática caricia. Revoleo mis ojos hasta ponerlos en blanco a pesar de que el tirón de mis labios delata que estoy por sonreír, hasta que subo los dedos y le doy una palmadita en la cabeza, la cual termino revolviendo — Ya. Que Seth no te escuche decir eso o va a empezar a decir idioteces — exagero, sabiendo que como mucho seré el blanco de algunas bromas y confesiones sobre mis idioteces pasadas solo para molestar y cambiar la imagen que tenga Beverly de mí.

Por un momento estoy rogando no dejar un camino de plumas en caso de que alguien pudiese seguirnos, cuando la cháchara de Beverly hace que la mire ligeramente aturdido porque no me esperaba nada de eso, aunque no entiendo cómo imaginé por un momento que ella iba a darme una respuesta conscisa. Iba a decirle que lo único comparado con la música que ella hace al caminar es sonido, cuando lo último me desconfigura la cara y tengo que boquear el aire como un pez hasta que mi cerebro consigue arrancar.

¿Qué? ¿Tú crees que...? Puaj... — mi rostro se arruga del asco y con un escalofrío intento sacarme la imagen mental, pellizcándome el puente de la nariz como si eso me ayudase a limpiar mis ojos al masajear con mis dedos — No fue así como sucedió. No es como si nosotros... — intento hacer una mímica con la mano para explicar que no estuvimos todos juntos en una misma cama, aunque no estoy seguro cómo dárselo a entender. Nunca he tenido problemas para hablar del tema, pero no es como si explicarle a alguien de su edad y curiosidad fuese realmente fácil; y tampoco es sencillo decirle a una niña en toda la cara que su madre se acostó con medio mundo en un período muy corto de tiempo — Deberías pedirle a tu madre que te explique esas cosas. No creo ser el indicado — Pasarle la pelota a otro. Clásico.

Decido que quizá es mejor que empecemos a regresar y acomodo el ave para mantenerla firme, haciéndole una seña a la enana para que me siga. Sin embargo, me giro para verla sobre el hombro — Regresaremos, pero pisa donde yo lo hago e intenta mantener un peso suave en tus pies. La mejor manera de ser silencioso como un gato es moverte como uno — son instrucciones fáciles de seguir, solo espero que ella pueda captarlo, por lo que por las dudas la amenazo con un dedo — Haz un solo ruido y esa ardilla volverá a donde vino. Tómalo como una recompensa.

Así que, sin más, retomo el camino a casa. Al menos tendremos algo fresco con que llenar algunas bocas esta semana.
Benedict D. Franco
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) Z0ZvwdN
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Beverly S. Redford
Fugitivo
Terminó diciendome que le preguntara a mamá, definitivamente tendría que hacerlo porque ninguno de mis padres servía para estas cosas. ¿Qué tan dfícil era explicarme la mecánica de cuatro cuerpos enredados? ¿O por qué no había tenido hermanos que nacieran conmigo como pasa con los perros?

Estaba trantando de entender por mi cuenta como tengo que hacer casí todo el tiempo, cuando Ben me dijo que caminara como un gato. Yo quería saber de perros, no gatos, pero okey.

Sujete a Noel más contra mi pecho, terminando de envolverlo en la manta como un arrolladito de primavera, salvo que le faltaban las verduras. Mirando al piso fuí caminando con a penas las puntas de mis pies, apoyandome de raíz en raíz, de a poco para no perder el equilibrio.

- ¿Así esta bien? - pregunté sin dejar de mirar hacía abajo. Como nadie contesto levanté la vista - ¿Papá? - no había nadie.
Beverly S. Redford
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8262-redford-beverly-soawanee#993
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
El camino fue rápido, especialmente porque no habíamos ido a lo profundo del bosque donde se encuentran las bestias más grandes y los caminos más peligrosos donde, de perder a Beverly, básicamente me matarían porque sería más complicado encontrarla en caso de que se alejase mucho y siendo como es ella, posiblemente lo haría. A veces no entiendo cómo es que tiene tantas hormigas en el culo.

Para cuando salgo de los árboles que se encuentran más separados y diviso el puente, volteo para darme cuenta de que la cabeza rubia no está detrás de mí, aunque estaba seguro de haberla escuchado e incluso haber olido su perfume. Mi corazón da un vuelco y tengo el primer instinto de girarme por completo, llamando su nombre para chequear si me escucha, cuando oigo la sacudida de hojas un poco más allá; por mi mala experiencia, lo primero que hago es sacar mi cuchillo del cinto...

La cabeza de Beverly parece un nido de pájaros y su estado hace que la mire con los ojos como platos, observándola de arriba a abajo hasta que me río suavemente y guardo el cuchillo — ¿Te caíste? — le pregunto, demostrando sin escrúpulos que estoy haciendo un enorme esfuerzo para no burlarme ni lanzar una carcajada frente a ella — Me hubieses dicho algo. ¿O no pudiste seguir el ritmo?

Guardo el cuchillo una vez más en su sitio sin mucha dificultad y voy hacia ella, la tomo por un hombro y utilizo la otra mano para limpiarla con suaves sacudidas, notando que posiblemente solo se distrajo y cayó dentro de un arbusto o algo así. ¿Cómo no me di cuenta? — Ven, vamos. Podemos hacer que te des un baño caliente antes del almuerzo. Y quizá puedas mostrarle tu nueva mascota a los chicos.

Sin mucho más, nos encaminamos para cruzar el puente, sin todavía saber muy bien cómo explicar que llego con comida, una niña toda sucia y una ardilla del tamaño de una manzana que no irá a parar a ningún estómago.
Benedict D. Franco
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) Z0ZvwdN
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Beverly S. Redford
Fugitivo
Papá solo se rió cuando me vió aparecer a unos metros de él, y solo asentí a sus preguntas, asegurandome que Noel todavía estaba conmigo. Nunca me creería, por lo que era más fácil dejar que creyera que me había desviado, caido, encontrado con algunas malezas... Mejor dejarlo así a decirle que el ejercito de ardillas era real y desde ahora dormiría con las ventanas cerradas.

- ¡A mamá va a encantarle Noel! Ya puedo imaginarme la colección que haremos, los desfiles y las premiaciones por cada nuevo truco que aprenda - dije tratando de mantener el buen animó pero no podía dejar de pensar en aquellos miles de ojitos negros - Ah, se que diras que no y todo eso, pero ¿puedo pedirte un último favor? No necesitas saber los detalles pero es imperativo que le demos a la mamá de Noel un funeral, más que nada por mi salud mental - y posiblemente la seguridad de todos, nadie vería venir un ataque de roedores.
Beverly S. Redford
Icono :
Día de llevar a tu hija al trabajo (Benedict) IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8262-redford-beverly-soawanee#993
Contenido patrocinado
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.