The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
No me voy a olvidar jamás la expresión de Seth cuando su hijo rompió su varita; parecía que se lo iba a comer crudo y estoy seguro de que consideró arrojarlo al lago subterráneo mientras lo único que yo hacía era reírme, lo que valió que Sophia me echase de la casa antes de que la situación fuese a explotar. Esa es solo una de las mil anécdotas que nos trajeron a la ligera situación de tomarnos una tarde como padrino y ahijado para poder tener una breve charla y descubrir, de alguna manera, qué es lo que se le da bien al chico antes de que alguno de sus progenitores termine perdiendo la paciencia con él. Eso y porque conseguí robar unos sándwiches de la casa de Arleth que están de muerte.

Es domingo en la mañana y eso significa que hoy nadie va a molestarnos porque todos se están dando el lujo de dormir mientras Jared y yo avanzamos en silencio rumbo al claro. Lo he hecho cargar con la mochila que contiene nuestro alimento solo para fastidiarlo, no porque yo no pudiera hacerlo, y de mi hombro cuelga otra donde he metido alguna que otra cosa que puede sernos de utilidad. Me doy el lujo de bostezar como animal y dejo caer el bolso al suelo en cuanto llegamos, rascándome la barba de pocos días que he olvidado de afeitar mientras observo el terreno. Llovió la semana pasada, así que no vamos a tener problemas de barro como hace unos pocos días.

- He traído agua para que no te mueras en el proceso, pero también conseguí un capricho que no le tienes que decir a tu mamá - le aclaro, señalándole la mochila que le he dado para que se fije en su interior. La noche anterior metí en ella una botella de gaseosa que he conseguido de pura suerte en una de las últimas expediciones y sé que no es un lujo que podamos darnos muy a menudo en el catorce, por lo que es mejor que nadie se entere porque todos querrán una; al menos los niños - Seguro me acusa de matarte con mucha azúcar, pero con lo que comíamos cuando teníamos tu edad no puede decir nada porque sería una hipócrita.

Su edad. Jared tiene doce, lo que significa que está en ese rango de edad en el cual mi vida básicamente empezó a irse a la mierda. Le lanzo una rápida mirada que solo me comprueba mis pensamientos de que es un enano con los mismos anteojos de su padre, hasta que sacudo la cabeza y me pongo de cuclillas para empezar a revolver los materiales que he traído - ¿Cómo van las cosas en casa? - pregunto con suma naturalidad sin mirarlo, aunque chequeando el cartucho de una de las pistolas - ¿Ya tienes pensado en qué quieres especializarte o todavía no gastas el tiempo en esas cosas? - ¿Quién lo hace cuando tienes doce años? Bueno, yo quería ser pirata y mecánico, pero ese es un asunto y una situación diferente. Sin embargo, Delilah y Kendrick parecen bastante decididos respecto a su futuro, aunque no estoy seguro de que mi sobrino vaya por el mismo camino.
Benedict D. Franco
Icono :
The future is upon us ✘ Jared IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Invitado
Invitado
¿Quien coño iba a entrenar un domingo por la mañana? El tio Ben y, por extensión, yo.

Cuando me sacó de la cama refunfuñé porque quería quedarme domingo, ¡era día de descanso! Pero finalmente tuve que ceder. Ben podía ser realmente persistente. ¡Aún encima me hacía cargar con la mochila!

De la cual me desprendí cuando llegamos al claro, siguiendo su ejemplo. No obstante, yo me quedé de pie y me hice el machote no dando ninguna muestra de cansancio ni de sueño. — Un paseíto fácil. — dije examinándome las uñas.
Aunque mi atención se dirigió hacia la mochila en cuanto Ben me dijo que tenía una sorpresa para mi.

Mis ojos se convirtieron en dos estrellitas cuando vi la botella de soda.

Oh, así que mamá no era una buena niña a mi edad... está bien saberlo. — una sonrisa que no auguraba nada bueno se dibujó en mi rostro. Ya tenía otra arma arrojadiza que usar cuando intentara regañarme por mi comportamiento o por comer cosas que no debía. Claro que entonces me preguntaría donde había escuchado eso, yo diría tio Ben y entonces ella se enfadaría con Ben y él se enfadaría conmigo y entonces habría remordimientos. Así que intentaría no usarla... pronto.

Me encogí de hombros cuando me preguntó por la situación en casa. — Ya sabes, como siempre. Estás allí cada día, o papá en la tuya. — los Franco y los Niniadis prácticamente éramos la misma familia (y no lo decía por los, ejem, rumores acerca de mi padre y Ben) si no porque compartíamos una historia, dos espacios en comun (se podría decir que cada uno de nosotros tenía dos casas).

Pueeees no, no sé en que especializarme, soy demasiado bueno en todo. — sonreí con confianza y peiné mi cabello hacia atrás; acto inútil pues, como un resorte, volvió a colocarse en su sitio. Resoplé frustrado con mi propio pelo.

Bueno, ¿entonces que vamos a hacer hoy? — pregunté mientras empezaba a hacer unas sentadillas para ir calentando.
Puede que fuera muchas cosas, pero perezoso no estaba entre ellas. Bueno, no cuando ya me había despertado ¡aunque fuera domingo!
Anonymous
Benedict D. Franco
Consejo 9 ¾
No sé qué me hace más gracia, si la actitud engreída de Jared o su obvia fascinación por conseguir algo tan simple como una gaseosa, aunque algo me dice que la parte de ser algo prohibido le gusta incluso más que el darse un gusto como aquel. Sé que a veces abuso un poco (solo un poco, vamos) de mi puesto y traigo cosas de más aprovechando tanto mi altura como la capa de invisibilidad, y eso incluye botellas de alcohol que nadie ha registrado en el almacén, golosinas, cigarrillos y otras cosas que no le voy a contar a mi sobrino hasta que tenga la edad adecuada. Muevo un poco la cabeza indefinidamente ante su resolución, hasta que decido contarle la verdad — Bueno, tu mamá solía ser quien me ponía en buen rumbo cuando me pasaba de la raya, aunque no voy a decirte que no robamos nunca alguna golosina o algo por el estilo — si vamos al caso, nos conocimos robando el pastel que mi madre había preparado cuando ellos se mudaron frente a mi casa.

Intento no reírme porque sí, tiene razón y básicamente vivo metido dentro de la casa de los Niniadis, pero hay una diferencia entre su comportamiento con visitas y el estar solos; lo sé, todas las familias funcionan así — Lo sé, pero tal vez me había perdido de algo. Cómo por ejemplo... ¿Cuál es tu novia de turno? — lo fastidio, es obvio, porque en realidad no manejo absolutamente nada de esa información. Seth me ha contado más de una vez sus sospechas sobre Jared mirando a Delilah, Jared mirando a Zenda, Jared mirando a vaya a saber cual otra, lo cual solo ha servido para decirle que su hijo es idéntico a él pero sin ninguna data realmente válida. La verdad es que solo lo pregunto para molestarlo como el adulto molesto que soy y para ver si, de paso, pisa el palito y me puedo reír un poco.

Quien lo hereda no lo hurta, dicen por ahí. La seguridad ridícula de Jared me recuerda estúpidamente a su padre, lo que me obliga a ponerme bizco dos segundos justo antes de moverme para ir en dirección a los árboles, donde hurgo hasta sacar nuestros blancos de tiro que siempre colocamos en los troncos. Lo coloco con fuerza para que se quede clavado donde va y regreso, tendiéndole la pistola para que la tome por el mango — Vamos a ver si eres tan bueno en todo como dices — me mofo con una sonrisa, antes de sacudirle y despeinarle el pelo con la otra mano — Ya sabes lo básico de un arma así que creo que no necesitas instrucciones y si sigues rompiendo tus varitas...

Niego con la cabeza con fingida decepción, chasqueando mi lengua en señal de censura. Todos sabemos que en el catorce no tenemos una variedad enorme de varitas y que conseguirlas nos cuestan un enorme esfuerzo, así que su mejor método de defensa serán las armas, le guste o no. Me aparto para colocarme detrás de él, lo tomo de los hombros y lo coloco a una distancia aceptable, ayudándolo a colocar los brazos de forma correcta — Sabes que no tienes que apresurarte. Solo aprovecha a respirar y apuntar. No hay nadie tratando de matarte ahora mismo — al menos, practicar siempre viene bien para dominar la técnica antes de tener que hacerlo con urgencia.
Benedict D. Franco
Icono :
The future is upon us ✘ Jared IqWaPzg
https://www.themightyfall.net/t8228-franco-benedict-desmond#9926
Contenido patrocinado
No puedes responder a temas en este foro.