The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

2 participantes
Kendrick O. Black
Fugitivo
Está empezando a hacer frío y eso significa que tendré que empezar a asaltar las alacenas en busca de chocolate dentro de muy poco, con la obvia intención de hacer la chocolatada caliente que a todos tanto nos gusta y que tan poco nos damos el lujo de preparar, a excepción de cuando los exploradores se meten más allá del desierto y se atreven a poner un pie dentro de Neopanem. No tengo idea de si papá tiene alguna barra escondida en algún punto de toda la casa, pero esta noche me he conformado con llenar un termo de un café asqueroso que también robaron y que se ha vuelto una codicia entre todos en el distrito. Lo he calentado y me he llenado los bolsillos de galletas, enfundado en una de las mantas de tela escocesa que tanto me gustan porque son más largas que mi propio cuerpo.

Es de noche y los grillos cantan de tal forma que es todo lo que puedo oír mientras avanzo por el camino de tierra que me lleva al puente, o al menos, eso parece. Muchos se han ido a dormir y la luna se encarga de iluminar mi camino, por lo que espero que mis pasos no fastidien a nadie mientras intento apresurarme. Alzo los ojos, tiritando justo abajo de la manta, y me meto una galleta en la boca llenándome los cachetes justo cuando intento sonreír sin escupir ni una sola migaja: puedo ver claramente la lámpara encendida con alguna vela en el puesto de vigilancia más cercano, lo que me confirma lo que ya sabía. Lilah debe estar más que aburrida.

Subo los escalones con una rapidez propia de un mono y me tropiezo un par de veces con la manta que se me mete entre los pies, pero acabo asomándome en la torre con un "¡Bu!" tan ridículo que no asustaría ni a una mosca, pero entonces me encuentro con los pies de mi amiga cerca de la cara . Empujando mejor la puerta trampa me incorporo, notando como se ha quedado dormida en un rincón de la torre porque, como todos sabemos, aquí nunca ocurre nada. Jamás. Lo más emocionante fue cuando Jared encontró una rana venenosa en el bosque y todos empezaron a picarla con palos hasta que papá nos encontró y nos dio una tunda.

Me quito la manta de los hombros y la coloco sobre su cuerpo delgado, ladeando un poco la cabeza mientras me acomodo el gorro de lana sobre el cabello despeinado. ¿Habrá cenado? No la he visto en horas. Acabo picándole una mejilla hasta que despierta y en cuanto lo hace, le sonrío de forma burlona - Sabía que te aburrirías sin mí, así que vine a traerte comida y mi hermosa presencia - bromeo, sacando el termo del enorme bolsillo interno de mi chaqueta - ¿Qué te parece?
Kendrick O. Black
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Delilah A. Looper
Fugitivo
Recuerdo cuando era pequeña, que se hacían guardias de a dos personas, lo cual siempre me hizo desear hacer una porque era como tener una fiesta de pijamas en vez de trabajar. Pero ahora que el 14 ya tiene un ambiente estable, a mi me tocaron las guardias aburridas. Una persona por torre, mirando a la nada toda la noche y esperando no dormirse. Bueno, está claro que yo no tuve éxito con eso último. Después de conversar con la Señora Roberts, una vieja muy graciosa que vivía en el antiguo distrito 14 (y cuando digo antiguo no me refiero a cuando recién llegamos y yo era un bebé sino mucho más atrás que eso) ella empezó a hablarme de cosas muy aburridas, pero yo no quería ofenderla, así que me limité a hacerle caso. Mi mente desconectó y luego me dormí y lo siguiente que sé es de los dedos fríos de Ken tocando mi mejilla.

Suelto una queja. ¡Están helados! — ¡Ay, dios! ¡No me digas que me dormí! — Me separo de la pared repentinamente, buscando a Echo y a su mirada reprobadora, decepcionada, acusatoria, malvada, pero solo me encuentro con Ken, y con las palabras que por un instante se quedan en el aire. Y con la manta. Después de tener el corazón acelerado del susto un segundo, paso a la total confusión. ¿De donde salió la manta? ¿La señora Robert tiene superpoderes? ooh, cool. Es toda maja. Menos mal que no la cabreé por quedarme escuchando su historia acerca de lo represivo que era todo cuando ella era joven, tanto como para que las mujeres ni siquiera fueran consideradas personas.

Acostumbrada al ego de Ken, viviendo con él desde hace años, sus palabras me hacen gracia así que acabo soltando una risita que se transforma en un gritito de emoción cuando veo el termo completamente convencida de que es chocolate. Se lo arrebato de las manos y lo abro, sirviéndome un poquito. La gente puede ver el instante en el que se me rompe el corazón porque no es chocolate, pero no quería hacerle el feo a Ken, ni al café, no es como que nos sobraran recursos, así que igual se llevó la taza a los labios y bebo, mirando al chico como si estuviera esperando que se pusiera feliz porque había aceptado su tributo. Y ya con un sorbo amargo que me hizo poner una mueca de asco (que disimulé todo lo que pude), puse el termo entre mis piernas cruzadas. — Esta rico — Le miento. Se me nota mucho. Pero la intención es lo que cuenta. — Pero ¿sabe Echo que estás aquí? — Paso mi dedo índice por la taza y hago dibujitos aleatorios con él sobre el plástico. — No quiero que te regañe. Ya va a regañarme a mi por dormirme — Bajo la voz, ligeramente ahogada y apesadumbrada. — No sé como lo hace pero siempre lo sabe. — A lo mejor alguien se lo cuenta. O a lo mejor sea por el pelo despeinado y la cara de pánfila adormilada con la que me encuentra en las mañanas luego de un eterno turno nocturno.
Delilah A. Looper
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
Su reacción inmediata es todo un poema y yo no hago más que reírme de ella, sabiendo que mi carcajada se ha escuchado al menos en las casas más cercanas y la verdad es que agradezco que nadie nos quiera invadir porque ahora mismo yo hubiera delatado muy bien mi ubicación. Todo el distrito está protegido por magia pero aún así, las guardias son cosa obligatoria por si alguien ve algo extraño acercarse; ya hubo accidentes que dejaron bien en claro que es necesario — Al menos que te hayas desmayado... ­­­ ­sí, te dormiste — le aclaro con gracia.

A mí no me molesta que se duerma, porque le da un aire tan divertido como estúpidamente encantador, así que no voy a quejarme. La veo servirse del café y reírse de mi mal chiste mientras me quito la manta y la acomodo sobre sus piernas en un intento de demostrar que no me importa saber que me está mintiendo sobre su gusto por la bebida, y solo niego con la cabeza sin darle mucha importancia a papá y sus berrinches — Estaba roncando como una morsa y yo solamente me fui. No me va a decir nada... como si pudiese irme lejos...

Mi descontento se hace evidente cuando suspiro de modo cansino y vuelvo a incorporarme, apoyando mi cuerpo contra una de las maderas de la torre para observar mejor las copas de los árboles que se extienden en todas direcciones. Es una noche clara y la luna llena hace que las hojas brillen como si fuesen plata, moviéndose frente al susurro de la brisa que nos trae el lejano aullido de un lobo, que se me hace que es un animal y no el tío Ben, quien debe estar mucho más lejos al menos que tenga muy buenos pulmones — Creo que lo sabe porque eres muy mala mentirosa. Voy a tener que enseñarte a fingir mejor.

Me cruzo de brazos sobre mi cuerpo y vuelvo a mirarla. El termo está entre sus piernas y estoy seguro de que lo está usando de bolsa de agua caliente — No he conseguido chocolate porque creo que se han comido el poco que había. Quizá Eowyn tenga un poco guardado, o Sophia. Algo me dice que Jared se debe esconder una reserva para él — me subo el cierre de la chaqueta porque ahora que no tengo la manta necesito darme calor de otra forma y me acerco, volviendo a ponerme de cuclillas para servirme algo de café — ¿Quieres que me quede en tu sitio e ir a dormir? Pareces muerta.
Kendrick O. Black
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Delilah A. Looper
Fugitivo
Te dije que no me dijeras — Agudizo la voz, regañándolo porque no me entendió la parte de "no me digas que me dormí", mientras mantengo ambas manos sobre la taza de café para absorber el calor y que al menos, aunque sea amargo y feo, haga algo útil. De vez en cuando le doy sorbitos, pocos y de poco contenido con la excusa de que está ardiendo, murmurando un gracias cuando empieza a acomodar la manta sobre ambos y le ayudo con una de mis manos, aunque tampoco hago mucho, solo medio la acomodo, la palmeo como si confirmara que se quedó bien puesta y ya.

Me da un poco de pena cuando dice que no puede ir lejos y sigo su mirada hacia el bosque. A veces yo también me siento atrapada en ese sitio, queriendo conocer más de mi misma, buscar a Tío Sebs o a Tío Vennet, si es que siguen en este mundo todavía. Suelto un suspiro algo lastimoso ante la idea de que no lo hagan, de que de verdad aquella tarde en la que les perdí, hubiera sido para siempre. Quizá debería haberlo olvidado ya, pero si no pienso en ellos y los olvido, ya no me quedará nadie. — Algún día podrás. Solo no estás listo todavía. — Me apoyo contra su brazo ligeramente en un intento de consolarlo. Aunque no se me da muy bien así que no sé si está sirviendo de algo.

Evidentemente no, porque de repente está en pie de nuevo. Casi me voy al suelo de ladito. Ha ocurrido tan rápido que apenas he rozado su brazo con el mío un segundo o dos a lo sumo. El ruido del lobo me pone alerta por inercia, así que dejo a un lado el termo de café, la taza también y me levanto, tomando la manta para cubrirme por completo con esta, a excepción de la cabeza, poniéndome en la barandilla para mirar hacia la lejanía, buscando algo de lo que quizá tuviera que informar. Pero tras esa repentina interrupción, la noche vuelve a su tranquilidad y aburrimiento habitual.

Mi suspiro de alivio lo confirma. — ¡oye! Yo no soy mala mentirosa. — Me ofendo, pero sí que lo soy, y de las terribles. Luego suelto un gruñido ligeramente infancia y pongo pucheros. — Jared siempre tiene. — Generalmente no lo delataría pero ¡Ken me ha enfadado! aunque tuviera razón con lo de mi incapacidad para mentir. Mi expresión cambia ligeramente cuando dice que parezco muerta y me preocupo un poco. Asomo mi mano por la manta, me acaricio la cara como buscando algún indicio de que estoy muerta y luego miro hacia la enfermería, que apenas se ve desde donde estamos. — Bueno, así puedo ir a ver a Seth. — Sueno más emocionada de lo que debería, pero prometió prestarme los colores de Jared la próxima vez que me viera. Y eso fue hace dos horas, espero que cuente. Pero tengo el sentido de la justicia demasiado arraigado dentro de mi, quizá por el entorno en el que nací, así que no me parece bien que yo me vaya a divertir con los colores y Ken se tenga que quedar aquí. — Pero también puedo ir mañana. — Además me siento bastante bien ahora mismo, y con el café, un poco más despierta. — Me da cosita que te quedes solito. Así que si no puedes dormir, podemos quedarnos juntos. Me gusta cuando estás conmigo. — Y me siento de nuevo donde estaba, junto a la lata de café, con una sonrisa en la cara y la mirada fija en él. — Seguro que podemos encontrar algo divertido para hacer. Y el café sabe mejor con amigos. — Una frase hecha de una película vieja que se me había quedado en la cabeza, porque en definitiva ya había comprobado más de una vez que el café no sabe bien ni con amigos ni sin.
Delilah A. Looper
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
"No estás listo todavía". Esas palabras me hacen gruñir de muy mala gana y esquivo sus ojos enormes como si quisiera repeler una enfermedad. He escuchado la misma frase una y otra vez de la mitad del distrito catorce, haciendo énfasis en los nombres de papá y mis tíos, pero a veces creo que no comprenden que en verdad soy capaz de seguirles el ritmo a los exploradores cada vez que salen del catorce —  Al menos tú haces algo útil — le recuerdo a pesar de que fue un murmullo más para mí que para ella, aunque cuando Delilah es mi ejemplo en el rumbo de mis quejas Echo adora recordarme que es mayor que yo. ¿Acaso soy el único que se ha cansado de ver siempre las mismas caras y las mismas esquinas? El mundo tiene una inmensidad espantosa y siempre me he movido por un terreno que conozco como la palma de mi mano. Además, si mis padres siguen vivos...

 Incluso eres mala mentirosa para decir que no lo eres —  le digo en son de burla. Que me confirme que Jared tiene dulces escondidos en algún rincón me hace soltar un "¡ajá!" triunfal e infantil, que se pierde entre las dudas de Lilah de si ir o no en busca del niño de los dulces. Una parte de mí sabe que yo he hecho la oferta y que no me molesta hacer esas cosas por ella, pero la otra agradece que decida quedarse conmigo; además, ha utilizado un tono de voz que me hace mirarla con los ojos entornados, como si ofrecerme su compañía fuese lo mismo que decirme que quiere quedarse conmigo el resto de su vida.

Su definición de "algo mejor que hacer" parece ser muy diferente a la mía porque mis ojos se van de inmediato y por un segundo a sus labios rosados, haciendo que me pregunte por centésima vez cómo será el sabor de los mismos. No, nunca he besado a nadie y tampoco puedo decir que las opciones aquí sean abundantes, pero la curiosidad y las hormonas suelen jugarme malas pasadas cuando se trata de chicas, en especial con ella. De todos modos su "con amigos" deja bien en claro que sus ideas para esta noche conmigo son otras y la realidad me golpea el rostro con la fuerza de mil caballos, haciéndome soltar una risa estúpida que ni sé de donde sale y desvío la mirada, sabiendo que se me han puesto rojas las orejas. Estúpido, ya lo sé.

Los siguientes minutos los utilizo para sentarme junto a ella y abrazar mis dedos alrededor de mi propia taza de café, observando como el vapor se eleva sobre nuestras cabezas como una suave nube que pronto se pierde en la noche. Ambos acabamos cubiertos por la manta que nos da calor a la par que nuestros brazos se rozan, pero mi vista se mantiene fija en las estrellas que pintan la oscuridad de la noche y se acoplan a la luna llena con casi la misma intensidad. — ¿Crees que el cielo se vea igual en todas partes? —  le pregunto tras el silencio, hablando en un murmullo mucho más suave que antes para dejar bien en claro que esto es entre ella y yo —  Me han hablado de todo Neopanem, pero no puedo imaginar como se verán las cosas con los edificios y casas de las que nos cuentan. ¿Tú qué crees?
Kendrick O. Black
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Delilah A. Looper
Fugitivo
Cuando le escucho gruñir por mis palabras me da un poquito de lastimita porque sé que está deseando salir a un mundo que solo puede ver desde la puerta de nuestro distrito, así que paso mi mano por su espalda para intentar consolarlo y al mismo tiempo disculparme por decir algo como eso. No quería enfadarlo. Pongo una cara rara cuando dice que hago algo útil sin entender a que se refiere, y recordando que a mi si se me permite meterme a la escuela a ayudar a los más pequeños con sus deberes si acabo los míos antes. — Tu también podrías si quisieras. Seguro que a Jared le encantaría que le enseñaras trucos de magia que él tiene prohibidos. — No sé si sea buena idea con su historial, pero no quiero que Ken se sienta un inútil.

Dejo de consolarlo cuando vuelve y me dice mentirosa, haciendo un puchero y arrugando la nariz. Suelto un bufido y suspiro, pegando la espalda de nuevo a la pared de madera con la vista puesta en el bosque. Los árboles se mueven por el viento pero nosotros estamos a contracorriente, así que por un instante siento ese encierro que a Ken tanto le agobia. La única diferencia entre ambos es que yo no soy para nada ambiciosa. Perdí a mis padres, perdí a mis tíos, no tengo nada y podría estar peor: podría ser una de esos niños humanos de Neopanem sin nombre con un amo que la golpea y la ultraja. Así que me aferro a lo poco que tengo y lo aprecio como si fueran los tesoros más grandes del mundo. — ¿Por qué no te gusta estar aquí? — Mi voz es tan suave que ni siquiera estoy segura de si me oyó. Espero que no, porque según lo decía me arrepentí de decir nada. A mi no me importa porqué quiere irse, aunque seguro que Echo se pone muy triste. ¿Es que para él Echo no es suficiente? ¿Es que para él nosotros no somos suficiente?

Eso me duele. Aunque no estoy segura de por qué tanto.

Por un instante solo se oyen los suspiros de ambos y de vez en cuando, los ligeros sorbos al café amargo (e incluso los intentos de quitar el sabor amargo pasando saliva de más). Cuando le escucho hablar de nuevo giro mi cabeza hacia él. — No lo creo — Farfullo. — O sea, es el mismo, pero nada se ve igual si lo miras desde otra perspectiva. Jared no nos ve a nosotros de la misma forma que nosotros a él. — Y la única diferencia entre él y nosotros, son los 50cm de altura que casi le sacamos. — Supongo que con el cielo pasa igual. Pero al fin y al cabo son las mismas estrellas. Aunque las veas desde otro ángulo. — Antes de darme cuenta, estoy intentando colar algo de forma subliminal e instintivamente me siento culpable. Me remuevo nerviosa en el suelo y me echo hacia atrás hasta que quedo erguida por completo, en una postura de la que Arleth estaría casi orgullosa, con la espalda recta del todo. Intento decirle que igual está fantaseando con un mundo más grande, que es exactamente igual al distrito 14, solo que más peligroso porque está en una escala mayor.

Supongo que fracaso.

No sé porqué simplemente no se lo puedo decir y ya. Antes podía decirle cualquier cosa. — Yo prefiero quedarme. — Acabo por admitir, de forma un tanto cobarde así que mi voz es apenas un murmullo lo justo para ser audible por Ken a mi derecha. — No quiero conocer el lugar del que hablan, donde hacen daño a la gente como yo. Es horrible. — Decepcionar a la gente no es mi fuerte, así que cuando creo que Echo va a echarme de patadas a la calle, he pensado en irme. ¿A donde? no lo sé, a otro lugar más allá del desierto que no sea en el que murieron mis padres, o mis tíos. — Y no quiero que te vayas. Es peligroso. Y estúpido. — Sueno enfadada, pero parece más un enfado de esos de que vas a empezar a llorar en cualquier momento más que a pegarle. — Muchas de las personas que salieron del distrito nunca volvieron. ¿Por qué estás deseando desaparecer? — Y digo desaparecer porque si hubiera usado la palabra "morirte" no me habría salido la voz.
Delilah A. Looper
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
Sus ideas sobre ayudar a Jared no amortiguan la sensación de su mano rozando mi espalda, la misma que me obliga a mantener los ojos en algún punto fijo al azar para no cometer una estupidez. Me río con divertida sorna ante su idea, moviendo la cabeza de un lado al otro de forma indefinida — Seth me mataría — le comento con gracia. Como si no tuviera motivos suficientes como para querer matar a su hijo de vez en cuando. Como sea, su duda es la que me toma por sorpresa y la miro como si me estuviese preguntando algo completamente obvio, no muy seguro de que responderle. Siempre he querido irme, pero la idea de dejarla atrás a ella junto a ciertas personas nunca me ha sido fácil. Aunque bueno, en un mundo normal los niños dejan el nido alguna vez... ¿No? Al menos es lo que he visto en libros — Me gusta estar aquí — aseguro — Pero no quiero conformarme. ¿Acaso no tienes curiosidad?

Sé que el mundo es peligroso, me lo dicen todos los días desde que tengo memoria, pero no creo que por miedo debamos vivir encerrados en nuestra propia burbuja dándole el poder de encerrarnos a otras personas. No sé quienes han sido mis padres o por qué me dejaron en el bosque, pero estoy seguro de que querrían algo más para mí, aunque no estoy seguro de qué.

Me acabo bebiendo toda mi taza de un tirón para soportar mejor el sabor, pero mi cara entera se crispa del asco en segundos, encontrándome con la lengua afuera y un estremecimiento que delata mi disgusto. No duro mucho boqueando que la respuesta de Lilah me deja pensativo, frotándome vagamente el dorso de la mano contra los labios como si aquello redujera el mal sabor — Supones. No puedes saberlo hasta que no lo veas — le recuerdo muy calmo y dejo la taza lo más lejos que alcanzo desde mi postura, como si la distancia ayudase a sentir mejor el gusto de mi boca.

Entonces llega un reclamo que no me esperaba y la observo con los ojos tan abiertos como puedo, comprendiendo mejor el miedo que la absorbe. Sé que en Neopanem la gente como Delilah es castigada y esclavizada, he visto las marcas de muggle que llevan algunos aquí y conozco de primera mano las historias del tío Ben sobre los horrores que le hicieron pasar, pero yo jamás dejaría que algo así le ocurra a ella. Mi primera reacción es tomarle la mano y la aprieto entre mis dedos que se enroscan en los suyos, acercándome un poco hasta que mi costado aplasta el suyo para poder verla mejor.

Ey... — le llamo con suavidad, buscando que me mire — No voy a desaparecer. Lo prometo — sé que suena a que estoy mintiendo, más si le contase sobre mi pequeño proyecto, pero no regresar jamás es una opción que no he considerado — Siempre han dicho que hay otros lugares a donde ir. Podemos ir más al norte o cruzar el mar... Neopanem no es un peligro para mí, soy fuerte — solo me hago el hardcore porque sé que mi sangre me respalda, pero estoy seguro de que cualquier podría conmigo si supieran de donde vengo. Delilah no tiene que saber eso. Acaricio el dorso de su mano con mi pulgar, formando círculos suaves — Además, siempre he querido hacer alguna aventura contigo. ¿No tienes curiosidad de lo que puedes ver afuera? ¿No quieres conocer a más personas? — no chicos. Eso sí que no me gustaría.
Kendrick O. Black
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Delilah A. Looper
Fugitivo
Arrugo la nariz porque no creo que seth le matara realmente, solo lo sacudiría hasta que ya no pudiera más. Su faceta de padre siempre me resulta extraña de asimilar porque los recuerdos que yo tengo de él o de Ben cuidando de mi o de kendrick, aunque borrosos, son desastrosos. Y seamos realistas, con Jared también hicieron de las suyas. Igualmente ¿qué se yo de bebés? casi era una cuando la menor de todos los que cuido ahora, vieron la luz por primera vez. — ¿De qué exactamente? — Le pregunto, aunque por mi tono de voz dejo claro que mi respuesta es que no tengo curiosidad en absoluto. No quiero saber que clase de enfermizos castigos le imponen a la gente como yo o a cuantas personas ejecutan a diario solo porque se saltan las normas de un gobierno represor. Y no puedo, por más que lo intento, entender porqué él sí. — Mi marido era igualito. — Doy un bote cuando la señora Rogers aparece de la nada junto a mi ¡y ni siquiera sé como se metió bajo la manta! huele un poco a ron, como es habitual, así que mi instinto es separarme de ella lo cual acaba haciendo que me pegue más a Ken. — Aventurero y estúpido. Fue más allá del desierto en el norte y puff, se lo tragó un lagarto de arena. Verídico — Con las voces de ambos retumbando en mi cerebro no estoy seguro de escuchar lo que dice Ken, pero no es el mismo caso de la señora Rogers, cuyas palabras le escandalizan y por un instante me imagino que Ken ha dicho alguna porquería cuando sus únicas palabras fueron que no podía saber como era el cielo en otras partes sin verlo. — Uy, santa madre bendita. Aléjate de esos curiosos. Solo traen desgracias, niña. — Se persignó y luego me persignó a mi antes de irse despotricando sobre si no se quien se levantara de la tumba, se moriría de nuevo.

Me quedo mirándola fijamente mientras se marcha, con una ligera sensación rara en el pecho a medio camino entre estallar en carcajadas mezclada un poco con una de "que mierda pasó aquí".

La voz de Ken me hace girarme a verlo y por un instante esa confusión de sentimientos dentro del pecho causa una expresión fácil de malinterpretar y que parece más miedo que otra cosa. Acomodo detrás de mi oreja un mechón de pelo y desvío la mirada hacia otra parte. Su intento por calmarme al decirme que no va a desaparecer me suena a la misma trola de Vennet cuando me dijo que iba a volver, así que lentamente, libero mi mano de su agarre. — Jared tuvo una varita dos horas y te pateó el trasero — Le recuerdo soltándolo en un murmullo que pretendo que sea inaudible, al menos con la mitad de mi, porque la otra mitad solo está intentando quitarle esa confianza excesiva que a veces me pone de los nervios. El primer paso para acabar muerto es sobreestimar tus habilidades.

Me cruzo de brazos y me separo de él por inercia, escuchando su invitación. ¿Curiosidad? Ninguna. ¿Conocer a más personas? por un instante las imágenes de mis padres acuden a mi cabeza. Seguramente ni sean así, nunca vi una fotografía y Sebas y Vennet a veces los describían de formas muy diferentes; pero esa es la imagen de ellos que ha permanecido en mi cabeza mucho más tiempo. Personas que quizá no existan. Personas que quizá estén muertas ya. — ¿Como a quien? ¿a tus papás? ¿todo esto es por tus papás? — Ken y yo siempre hemos compartido eso, dos niños sin padres; aunque por circunstancias distintas. Él no es más que un niño en el bosque, yo soy el producto de una guerra. Y quizá ambas situaciones hubieran sido provocadas por la misma razón. — ¿Qué harás si no te gusta lo que vas a encontrar? ¿Que harás si descubres que Echo ha mentido todo este tiempo y... no sé, eres hijo de un par de lunáticos que solo se deshicieron de ti porque no te querían? — Sueno cruel, pero no es con él con quien estoy siendo cruel. Es conmigo. Es con mi historia. Porque si Vennet y Sebs me mintieron cuando dijeron que regresarían ¿qué les impedía mentirme acerca de quienes fueron mis padres? A lo mejor también me encontraron en el bosque. A lo mejor ni era su sobrina de verdad.
Delilah A. Looper
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
Bueno.... eh.... — no sé muy bien de dónde agarrarme así que solo balbuceo, fingiendo una seriedad que no siento en lo absoluto — ¿Por... todo? — No es solo por mis padres, mis verdaderos padres, sino también porque cada vez que los exploradores se marchan, regresan con historias y anécdotas que me hacen creer que estar siempre en el mismo lugar es un desperdicio de tiempo — Solo me aburro de la rutina de toda mi vida — levantarse, ir a la escuela, entrenar, hacer guardia, hablar con Jared sobre los pechos más grandes del distrito, conseguir una cerveza y todas esas cosas que pasan siempre y se han vuelto hasta predecibles. Si me voy, podré conocer cosas nuevas y tener una vida que no se reduzca siempre a las mismas treinta personas.

Me da justo en el orgullo cuando habla de ese pequeño encuentro con Jared y el reproche se refleja en mi forma de mirarla, aunque me demoro un poco en responder porque no sé bien si enojarme o sentirme un estúpido. Acabo haciendo muequitas que se mezclan con unos "¡Puff!" y un gruñido, hasta que el revolverme incómodo a su lado me hace correrme el pelo de los ojos con aire digno — Eso es porque su padre le enseña. Echo ha querido que aprenda a defenderme con algo más que un palito de madera — le respondo vagamente herido — Sé que puedo ganarle en un mano a mano cuando sea.

No entiendo su conformismo y no comprendo cual es su problema. La miro con los ojos salidos de sus órbitas cuando empieza a decir tonterías que no sé de dónde está sacando y le suelto la mano como si me hubiese dado picazón, echando mi torso hacia atrás hasta pegar mi espalda contra la madera como si eso me permitiese verla mejor — ¡Mis padres no eran unos lunáticos y sí me querían! — estallo, porque he pasado quince años haciéndome una imagen mental de ellos a pesar de que nadie los conociera y las palabras de Delilah solo se me clavan como un puñal de hielo. Quizá estoy siendo demasiado optimista o un ciego, pero no le permitiré tener esas ideas sobre mis padres — ¡Y no es solo por ellos! Quiero ser alguien en la vida... ¿Sabes? No quiero conformarme con ... con.... esto - mis brazos se mueven como si quisiera abarcarme a mí mismo y toda la torre, frustrado. ¿Cómo es posible que no entienda? — ¿Y qué si quiero encontrar a mis padres? Tú al menos sabes quienes fueron los tuyos. ¡Yo no sé quien soy y no quiero morirme sin saberlo!
Kendrick O. Black
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Delilah A. Looper
Fugitivo
Me hace mucha gracia mientras se defiende de que Jared le hubiera ganado con al varita, me parece la cosa mas tierna que vi en la vida justificandose porque le apaleó un chico de 12 años. Le doy una especie de apoyo moral inclinándome hacia a él, dejando que los brazos de ambos se toquen un instante, mientras esbozo una ligera sonrisa que enmascara un poco una carcajada que me habría salido en otras circunstancias. — Algunos son mejores en unas cosas y otros en otras. A ti se te da bien construir — No sé si eso lo consuela, pero es lo mejor que puedo hacer.

Estoy por tomarle la mano pero al final me arrepiento cuando se pone a gritar. Ya sé que no debí decir que sus padres eran unos lunáticos pero ¿y si lo eran? ¿y si estaban locos? Una cosa es la imagen que él se hizo de ellos en su cabeza y otra la realidad. Yo tengo una de mis padres en la cabeza pero sé que no es real porque NO LOS CONOZCO; y por desgracia, la gente no es como crees que es muy a menudo y eso te pasa hasta con los que conoces de toda la vida. Es frustrante. — Lo siento — Me disculpo, porque aún así, aunque sepa que tenga razón, son sus padres y no debí decir algo tan horrible.

Me cubro con la manta sintiéndome un poco extraña mientras él menciona que hay algo mal conmigo; no lo dice de esa forma, pero es como siento que lo dice. Él y todos quieren salir de aquí, meterse en líos, explorar algo más allá. Yo solo quiero llegar a fin de año, recibir mis regalos de navidad y esperar otro año más. No sé en qué momento me volví tan simple, pero todo es más fácil en el 14. NO quiero seguir oyendo historias acerca de como esclavizan a mi gente que sé que Ken no ve de la misma manera porque él no es como yo. — ¡Tus padres no te hacen quien eres! ¡Vivir te hace quien eres! ¡Estas siendo idiota! — Lo último se me escapa sin quererlo. Me levanto del suelo y decido no mirarle a la cara, porque me tiene tan frustrada que seguramente me ponga a llorar. — Eso es egoísta. Echo está aquí. Cuidad de ti. ¡Es real! ¡y si se fuera de este estúpido distrito nunca lo haría sin ti! ¿De que me sirve saber quienes son mis padres si no están aquí? — Y sé que no es su culpa, pero no puedo evitar odiarles. ¡Porque sí que deberían estar aquí!

Las lágrimas me superan y el orgullo también; un orgullo que no se de donde sale. — Me duele la cabeza — Escupo las palabras y sin mirarle si quiera, me bajo las escaleras de la torre. Hacía menos de media hora se había ofrecido a hacer la guardia por mi y yo acabo de tomarle la palabra sin siquiera decírselo.
Delilah A. Looper
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah IqWaPzg
Kendrick O. Black
Fugitivo
Construir. Pf. ¿De qué sirve eso? ¿De qué sirven sus disculpas, eh? Tengo que hacer un enorme esfuerzo para no cometer una estupidez cuando ella se pone a gritar de un modo que jamás me hubiese esperado de ella y tengo que parpadear varias veces como si no la hubiese reconocido, ni tampoco hubiese pensado jamás lo que ella me está diciendo. Las orejas se me ponen rojas cuando me acusa básicamente en toda la cara que no me importa lo que Echo haga por mí y niego con la cabeza, balbuceando algunas cosas que ni yo comprendo pero que suena muy parecido a que le estoy diciendo que se equivoca. Echo es mi papá, lo es aunque no me haya creado porque siempre me ha cuidado como si lo fuera, pero a veces creo que eso no es suficiente y necesito saber de dónde vengo. Hay toda una historia detrás de mí que no conozco y ella no lo entiende.

¡Pero ellos estarían contigo si pudieran! ¡Sabes quienes fueron! — le discuto porque me molesta que no entienda mi punto; me ahorro el escupirle que su madre está muerta hasta donde sabemos y de su padre nadie ha tenido noticias porque las personas que conocemos que sabían de él manejan la misma poca información que nosotros. Todos muertos, de seguro. Sus padres, los míos... ¿Eran humanos y yo tengo magia por pura casualidad, pero fue inevitable para hacerme desaparecer con ellos? ¿O eran traidores? ¿Cómo llegaron tan lejos de Neopanem? ¡Necesito saberlo!

Pero mi pelea se termina cuando Delilah se mueve tan rápido que no puedo preguntar lo que está haciendo porque lo sé de inmediato, así que solo me pongo de pie para tratar de seguirla — Espera, Lilah. No te vayas... — le ruego porque deseo que se quede, porque me gusta su compañía y porque no debí haberle gritado, pero no alcanzo a pedir disculpas que ella ya ha bajado por la escalera. Me asomo por el borde de la torre y grito su nombre pero ella no se voltea, por lo que me siento en el suelo una vez más, cubierto con la manta y quedándome a solas con mis propios pensamientos y frustraciones.
Kendrick O. Black
Icono :
All your love is all I've ever known ✘ Delilah EBK7XWg
https://www.themightyfall.net/t8223-black-kendrick-orion
Contenido patrocinado
2 participantes
No puedes responder a temas en este foro.