The Mighty Fall
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
VERANO de 247221 de Junio — 20 de Septiembre


ÚLTIMOS
TEMAS
Mentores & Tributos 1500 G
Miembros de Defensa 1500 G
Pro—Muggles 1000 G
Alumnos de Ilvermorny 800 G
Tras años de represión y batallas libradas, hoy son los magos los que caminan en las calles más pulcras del Capitolio. Bajo un régimen que condena a los muggles y a los traidores a la persecución, una nueva era se agita a la vuelta de la esquina. La igualdad es un mito, los gritos de justicia se ven asfixiados. Existen aquellos que quieren dar vuelta el tablero, otros que buscan sembrar la paz entre razas y magos dispuestos a lo que sea para conservar el poder que por mucho tiempo se les ha negado. La guerra ha llegado a cada uno de los distritos. ¿Qué ficha moverás?
NUESTRA
HISTORIA
VISÍTANOS EN TUMBLRREVISA NUESTRAS BÚSQUEDAS Y NUESTRAS PROMOCIONES
09.09¡Ya se encuentra disponible el ranking de tributos! Así mismo, nuestra encantadora Zirconia ya ha comenzado con sus entrevistas.
27.08¡La Cosecha ha iniciado la temporada de juegos! Los tributos pronto iniciarán sus entrenamientos.
08.08¡Nuevo diseño del foro! Esperamos que disfruten del nuevo look tanto como nosotros. No duden en avisarnos si tienen alguna duda.
04.08El cronograma de los juegos sufrirá un retraso. Pronto tendremos novedades al respecto.
NOTICIAS
IMPORTANTES

Invitado
Invitado
Era media mañana cuando se encontraba en una zona apartada de la playa, le gustaba ese sitio pues no era muy concurrido y eso le permitía permanecer escondida como estuvo haciendo los últimos días; desde la tarde anterior no había probado bocado, tan solo un mendrugo de pan que cogió a escondidas de la bolsa de una señora que se paró a hablar con una conocida. Le rugían las tripas pero intentaba mantenerlas calladas, había pasado la última media hora con su caña -una de las pocas cosas que se llevó de su casa- esperando paciente que algún pez picara pero no parecían por la labor; justo cuando iba a retirar el sedal este dio un fuerte tirón - ¡Ha picado! - una sonrisa iluminó su rostro y sin hacerse esperar comenzó a recoger con cuidado, no quería que se escapara - ¡Ya te tengo! - no tardó apenas unos segundos en guardarlo en su bolsa de tela, esconder su caña bajo un embarcadero y echar a correr al mercado.

Al llegar se paraba mirando en cada puesto, con los alimentos su estómago reclamaba atención a modo de rugidos aunque intentaba ignorarlos mientras pensaba que podría hacer hasta que aceptó un trueque con una señora que le dio dos barras de pan por la lubina fresca, recién pescada; feliz de haber conseguido algo de lo que llenar el estómago, retomó su camino, ahora solo para ver lo que había. Siguió caminando hasta pasar el puesto llevado por una chica, retrocedió para verlo más de cerca y observó curiosa los objetos, le llamó la atención una pulsera de madera pero ya está pues no tenía dinero para comprarla y dudaba mucho que pudiera cambiarla por una barra de pan.
Anonymous
Eowyn J. Redford
No tengo ni idea de como papá y mamá han pagado un viaje al distrito cuatro, pero no me interesa. Nada más bajarnos del tren estamos en la playa mojándonos incluso con la ropa puesta. Es verano así que no importa mucho, seguramente en un par de horas las cosas ya estarán secas y no se notará si quiera que las hemos mojado. Comemos allí las cosas que mamá ha preparado en un tupperware que consiste en unas cuantas cosas metidas al azar dentro de dos trozos de pan. Nunca soy muy exigente con la comida así que me limito a engullirlo como si no hubiera mañana y como debo esperar para poder volver a bañarme, me pongo encima del vestido de baño ya seco, el vestido que traía puesto. Papá y mamá se ponen a dormitar. - Voy a dar una vuelta mientras - Se despiden con un se cuidadosa y me voy tropezando por la arena. Se requiere un master para eso. Cuando llego a tierra firme voy dando tumbos por culpa de la arena que se me coló en los zapatos, y cuando por fin la saco ya puedo andar como una persona normal.

Los pasos me llevan hacia la zona comercial donde ojeo varias cosas de las estanterias con la misma actitud de siempre, ganas de comprar muchas pero no teniendo dinero para nada. MIentras miro una vitrina choco contra una niña que lleva dos panes y a su vez choca y miraba una mesilla donde hay una vendedora ambulante. ¡Una de las mías! que se pone echa una loca cuando algunas cosas se van al suelo. - Oiga no grite! no ha sido su culpa - Discuto con ella, ella me grita, yo agarro a la pobre niña de los hombros que está hecha un manojo de histeria ahí parada todavía en medio del caos y luego le lanzo un insulto a la gorda esa. - A ver si se afeita esa barba porque a lo mejor se la lleva el círco. BRUJA - Y nos largamos de allí un poco en carrerilla, por mi miedo a que se sienta insultada de verdad y venga tras nosotros.

Cuando estamos a salvo en un callejón suelto una queja y me apoyo en las rodillas. - Que gente más temperamental. Ni que le hubieras robado algo. - Me meto la mano al cinturón del vestido y saco una pulsera de pepitas pequeñas que parecen perlas pero están pintadas de rosa. Seguramente sean falsas pero no importa.. - ¿Esta era la que querías? Habia muchas y no sabía. Pero tenias pinta de querer una y no tener dinero para pagarla - Conozco esa cara. La veo todos los días en el espejo.
Eowyn J. Redford
Icono :
¿Trueque? (Eowyn J. Redford) IqWaPzg
Invitado
Invitado
Sus ojos no se apartaban de las diferentes bisuterías hechas con productos del distrito, eran muy bonitas, deseaba poder comprar una pero sin dinero ¿Que podía hacer? Ni si quiera quería preguntar el precio pues no tenía más que un par de monedas que no llegarían ni por asomo al porte que solicitaría la vendedora; observó con cierta pena, iba a marcharse cuando alguien chocó contra ella, provocando que choque a la vez con parte del puesto desordenando las cosas. Se asusta cuando la mujer del negocio grita, no puede llamar la atención aunque le miedo le paraliza durante unos segundos hasta que siente unas manos agarrar sus hombros y ocultarla. Resulta ser una chica, no es muy mayor pero eso no impide que insulte a la señora, echando a correr casi al instante después, aún confusa por tanto alboroto.

Sus pies no se frenaron hasta llegar a un callejón, dejando sus barras de pan sobre unas cajas mientras intentaba recuperar el aliento. Mira a la chica confusa tras oír sus palabras hasta que ve la pulsera en sus manos. Abre los ojos un tanto sorprendida pero la coge, para luego clavar sus orbes en las de ella - Gra...Gracias...- murmura. No sabe porque ha hecho eso pero esta agradecida pues tendrá algo que llevarle a su madre -¿Porque lo has hecho? No tengo dinero para pagarla...- mira las dos barras de pan, pensando que quizás eso si pudiera servir de pago para la chica rubia.
Anonymous
Eowyn J. Redford
Sonrío cuando pone esa cara porque algo me dice que he tenido un instinto nato para seleccionar la pulsera, claro está que ha sido mera potra porque lo cierto es que solo largué la mano, cogí la primera que pillé y luego eché a correr como ella, huyendo de esa loca mujer que estaba obsesionada con fastidiarnos. - ¿eh? No - Me sonrojo un poco porque me da las gracias, es la primera vez que alguien me da las gracias porque robo algo. - No me des las gracias, si no es nada, es solo un.. ya sabes, un detallito por el mal rato que esa te hizo pasar. O sea, vieja loca. - Hago un gesto con mi mano para dejar ahí la conversación.

La gente debería ser más amable, si todos nos esforzáramos un poco en ser amables los unos con los otros, nadie tendría que robar ni morirse de hambre. - Te vi con esa cara. - Me agacho y señalo su nariz, casi incluso la toco, pero no, me quedo a centímetros. - De querer y no poder pagarla. Así que como se estaba portando mal contigo, esa es una compensación. ¿te gusta? - Mis labios inmediatamente se curvan en una adorable sonrisa expectante que espera que asienta. Resulta tan cuca, yo quiero una hermanita, no sé porque nunca me dieron una. De pronto, sin más, estoy dándole topes en la cabeza como si fuera un gato. - ¿Donde están tus papás? seguro que se preocuparán por ti
Eowyn J. Redford
Icono :
¿Trueque? (Eowyn J. Redford) IqWaPzg
Contenido patrocinado
No puedes responder a temas en este foro.