Últimos temas
» Gobstones!
Powell, Hans Michael EmptyHoy a las 10:42 am por The Mighty Fall

» Snap Explosivo!
Powell, Hans Michael EmptyHoy a las 10:23 am por The Mighty Fall

» GRYFFINDOR ~ Cacería de Fantasmas
Powell, Hans Michael EmptyAyer a las 11:56 pm por The Mighty Fall

» SLYTHERIN ~ Cacería de Fantasmas
Powell, Hans Michael EmptyAyer a las 11:50 pm por The Mighty Fall

» RAVENCLAW ~ Cacería de Fantasmas
Powell, Hans Michael EmptyAyer a las 11:45 pm por The Mighty Fall

» HUFFLEPUFF ~ Cacería de Fantasmas
Powell, Hans Michael EmptyAyer a las 11:32 pm por The Mighty Fall

» Buscando relaciones
Powell, Hans Michael EmptyAyer a las 3:20 pm por James C. Mackenzie

» REGISTRO GENERAL
Powell, Hans Michael EmptyLun Nov 18, 2019 9:18 pm por The Mighty Fall

» Club de Duelo
Powell, Hans Michael EmptyVie Nov 15, 2019 6:15 am por The Mighty Fall


Powell, Hans Michael

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Powell, Hans Michael Empty Powell, Hans Michael

Mensaje por Hans M. Powell el Dom Oct 27, 2019 1:17 am

Hans Michael Powell
Historia

Hans nació en distrito 1 bajo el gobierno de los Black, por lo que toda su vida supo de comodidades. Hijo mayor en una familia compuesta por padre, madre y dos niños, con un progenitor relacionado estrictamente a la política en un buen puesto de abogado. Si nos vamos a los simples hechos, su vida temprana no fue en lo absoluto interesante. Estudiante modelo, hermano sobreprotector, niño de buena familia. Brillante, claro está, con un futuro que todo el mundo aseguraba como prometedor.

Jamás fue fanático de los Juegos Mágicos, especialmente porque su padre los seguía de cerca y tenía cierta fascinación con apostar por aquellos que sentía que eran dignos de eliminar a esa raza extraña: los magos, los extraños, los que no eran como ellos. Poco sabía el señor Powell que su esposa poseía esos dones a los cuales tanto él temía y que sus hijos habían heredado. Hans en silencio: tuvo suerte de que su primera muestra de magia fuese el cambiar unas naranjas a color morado y que su madre estuvo allí para lanzarlas a la basura. Su hermana menor, Phoebe, no fue tan afortunada con el correr de los años: cierta noche, una pelea de hermanos acabó en una muestra de magia que no fue disimulada. Su madre tuvo que dar la cara, los golpes no tardaron en llegar. Y el hogar de los Powell, de puertas para adentro, se volvió un lugar sombrío.

Vivir dentro de la violencia doméstica significa que las causas de éstas jamás son rebeladas al mundo y Hans no supo pedir ayuda. No pudo hacerlo cuando su madre acabó muriendo por una caída que se pasó de control y tampoco pudo cuando su padre abandonó a Phoebe quien sabía dónde, puesto que él no tendría “fenómenos” en su casa. Desde ese entonces, Hans no ha sabido de su hermana, pero no se quedó con los brazos cruzados.

Era solo un adolescente, pero el rencor estaba fresco. La caída de los Black significó la oportunidad de hacer justicia por mano propia y entregó a su padre a las autoridades. Fueron tiempos difíciles, en especial porque se trataba de un muchacho joven que tuvo que demostrar que era hijo de una bruja y, desde entonces, estuvo solo. Sí, tuvo que hacerse cargo de su abuela materna, Prudence, con visitas al distrito ocho esporádicas para poder cuidarla en su vejez. Vendió la casa donde creció y se mudó al Capitolio.

Trató de orientar sus estudios a la justicia por culpa de sus malas experiencias. En su crecimiento, conoció a Audrey Niniadis, con quien comenzó una inexperta y revoltosa relación. La dejó embarazada, claro está, cuando ninguno de ellos era lo suficientemente maduro y en los tiempos donde Hans estaba más preocupado por su carrera que por formar una familia. Quizá fue eso, o el miedo a la paternidad basada en malas experiencias, pero abandonó a Audrey creyendo que, de esa manera, ella optaría por un aborto o la adopción. Sea como sea, cuando regresó a buscarla para saber de ella y de su decisión, no pudo encontrarla.

No se detuvo, puesto que con un título en mano empezó como secretario. Y así, fue escalando. Se volvió famoso por juzgar a los traidores y entregar muggles, pasando a ser parte del Wizengamot como un juez de poca compasión. Aprovechando su lugar en el gobierno, comenzó con la búsqueda de su hermana, revisando papeles y tratando de encontrar el modo de volver a toparse con ella. La búsqueda de permisos lo llevó a tratos con gente de los distritos pobres, intercambiando información por paraderos. Sobornó personas en aprietos para tener a quienes podrían cubrir sus pistas sucias, ágil como un zorro.

Tras el atentado a la Gala Benéfica del 67, Hans fue nombrado el Ministro de Justicia más joven de NeoPanem, a la edad temprana de treinta y tres años. Se mudó a la isla ministerial y empezó a trabajar en pequeñas reformas bajo el ala protectora de los Niniadis, incluyendo el uso de esclavos para servicios públicos. Investigando el caso de la desaparición de aurores de invierno, volvió a encontrarse con Audrey, no solo descubriendo que había tenido una hija sino también encontrándose emparentado con Sean Niniadis, el abuelo de quien sería Meerah, aquella niña que había abandonado. Tomó la decisión de involucrarse en su vida, cuidando de ella hasta el punto de entregarle su propio apellido en un arreglo de custodia compartida. En paralelo, descubrió que una tal Phoebe Powell había comenzado a trabajar en el colegio Royal, lo cual le llevó a un reencuentro que selló, por fin, un punto final para su familia. Al fin, estaban reunidos.

Su aparente comodidad duró un suspiro. La destrucción del distrito catorce coincidió con su búsqueda incansable del heredero Black del cual tanto le habían advertido sus superiores, de modo que pasó meses tras su rastro, haciendo uso de sus facultades y contactos para poder dar con el adolescente anónimo. Durante la explosión del Ministerio de Magia acabó en el hospital y se encontró con que Audrey se había marchado con los rebeldes, por lo que quedó como el único tutor legal de su hija. Dejando su vida de hombre soltero de NeoPanem, Hans puso a Meerah como su prioridad en cuanto pudo descubrir la identidad de Kendrick Black, quien escapó en un intercambio de rehenes fallido y se encontró con la obligación de ejecutar públicamente a dos traidores en la plaza principal. Ese mismo día, Riorden Weynart proclamó guerra abierta.

No hizo falta mucho tiempo para que la vida volviera a torcerse. Su relación a escondidas con Lara Scott acabó en un embarazo no deseado, que lo empujó no solo a la quema de los archivos que podrían condenar a la mujer sino también con la aceptación de que no deseaba transcurrir por ello solo. Ambos compraron una casa en el distrito cuatro para criar a su bebé, creyendo que allí estarían más seguros que en un sitio tan complicado como la Isla Ministerial, después de que la llegada de Magnar Aminoff al gobierno lo llenase de dudas y miedos. ¿Cómo hubiera sabido que su padre podría encontrarlos, tras tantos años de ausencia? Hermann Powell, quien había adoptado el apellido Richter, se apareció en forma de amenaza en Navidad. Fue una advertencia, algo que debería haberle hecho saber que las cosas cambiarían en adelante. En el funeral de Jamie Niniadis, allí donde su padre provocó el caos que acabó en más de una muerte y el escape de los esclavos, supo que debía elegir el camino más seguro para no arriesgar a su familia.

Le ha prometido lealtad absoluta al gobierno de Magnar Aminoff a cambio de seguridad para los Powell, pero sabe que está bajo la mirada como un sujeto de poco fiar. A su vez, tiene bien en claro que el actual presidente terminará siendo un problema a futuro, por lo cual sabe que tendrá que jugar más de una de sus cartas sorpresa. Es sabido que detrás de la puerta de su despacho se proclaman cientos de secretos y, a decir verdad, no está orgulloso de todos de ellos.

Otros datos

∞ Además de Meerah Powell, su bebé con Lara Scott también será una niña. Es padrino del hijo de sus amigos aurores, Jack Tyler y Rose Harkness y posee dos perros, ideas de su pareja. Es la primera vez en su vida que posee tanta estabilidad dentro del ámbito personal.

∞ Su forma animaga es un halcón, pero su patronus es un zorro.

∞ Su esclavo, Jordan, es su primo. Nadie fuera de su familia lo sabe.

∞ Cuando era niño no era demasiado popular en la escuela e incluso tenía fama de nerd. Las cosas cambiaron cuando empezó a asistir al Royal, con una varita en la mano y sus derechos mágicos en la otra.

∞ Supo poseer cierta fama de mujeriego en el pasado. No se avergüenza de ello, pero asegura que los rumores fueron exagerados en comparación a la realidad.

∞ Está a cargo de muchos de los proyectos más complicados del gobierno, desde lavaje de cerebro hasta permisos para el uso de esclavos en experimentos y eventos.

∞ No posee resistencia al alcohol, lo compensa siendo ágil en los duelos.

∞ Se ha perfeccionado en la habilidad de manipulación de la memoria, lo cual le fue útil en más de una ocasión.

∞ Le ha prometido a Riorden Weynart que no apoyará a Magnar en cuanto la guerra se acabe.
Estadísticas del personaje

VITALIDAD: 30 pts
FUERZA: 7
DESTREZA: 13
DEFENSA: 9
AGILIDAD: 5
RESISTENCIA: 5

Estadísticas adicionales: +22 puntos

Aaron Tveit • 34  años • Gobierno • Ministro de Justicia
Hans M. Powell
Hans M. Powell
Ministro de Justicia

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.