Últimos temas
» Club de Duelo
Franco, Benedict Desmond EmptyHoy a las 12:58 am por The Mighty Fall

» Gobstones!
Franco, Benedict Desmond EmptyHoy a las 12:53 am por The Mighty Fall

» Sala Común de Hufflepuff
Franco, Benedict Desmond EmptyLun Nov 11, 2019 3:12 am por Beverly S. Redford

» Campo de Quidditch
Franco, Benedict Desmond EmptyLun Nov 11, 2019 3:05 am por Beverly S. Redford

» Sala Común de Gryffindor
Franco, Benedict Desmond EmptyLun Nov 11, 2019 3:03 am por Colin Weynart

» Gran Comedor
Franco, Benedict Desmond EmptyLun Nov 11, 2019 2:50 am por Beverly S. Redford

» Mazmorras
Franco, Benedict Desmond EmptyDom Nov 10, 2019 7:56 pm por Kyle A. Overstrand

» Sala Común de Ravenclaw
Franco, Benedict Desmond EmptySáb Nov 09, 2019 10:33 am por Riley Kavalier

» if we were free (0/1)
Franco, Benedict Desmond EmptyVie Nov 08, 2019 7:00 pm por V. Ileana Jensen


Franco, Benedict Desmond

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Franco, Benedict Desmond Empty Franco, Benedict Desmond

Mensaje por Benedict D. Franco el Sáb Oct 26, 2019 7:45 pm

Benedict Desmond Franco
Historia

Niñez y primeros años

El matrimonio joven de Elioh y Mila, del distrito 6, fue todo un acontecimiento inesperado. Haciendo oídos sordos a aquellos que hablaban de su inexperiencia se mudaron al distrito 4 para iniciar su propio negocio mecánico, el cual pronto se convertiría en el de mayor calidad de toda la zona y que les dió el pie para iniciar su propia familia. El primero en nacer fue Shamel, aunque poco después llegaron al mundo los mellizos Melanie y Benedict. Éste último no podía hacer una entrada a la vida más triunfal de la que tuvo: mientras que su hermana nacía antes sin ningún problema, él se encontró con el cordón enroscado en el cuello, lo que hizo que interrumpieran el parto y realizaran una cesárea de urgencia. En contra de todo pronóstico, Benedict sobrevivió a su nacimiento y llegó al mundo.

A pesar de la familia unida y amorosa que tenía, Ben nunca fue demasiado popular en la escuela, ya que los niños se burlaban de su aspecto delgado, pequeño y obviamente débil. Su primera amiga fue su vecina Sophia Dawson, de quien se volvió inseparable, además de su propia hermana Melanie. Cerca de los diez años, tuvo que soportar desde el público la elección de su hermano Shamel en la cosecha de los Juegos Mágicos. Se despidió de él y nunca más volvió a verlo. Mila nunca se recuperó de la muerte de su hijo mayor; no lo asimilaba y por varios meses estaba segura de que él continuaba vivo, aunque se negaba a comer y a beber y se la pasaba en cama. Obviamente, un año después enfermó lo suficientemente grave como para acabar falleciendo.

El dolido de Elioh, quien tuvo que enterrar a su primogénito y al amor de su vida en tan poco tiempo de diferencia, se volvió un hombre gris y apagado. Aunque se hizo cargo de los mellizos, por las noches pasó a encerrarse en su taller y a consumir bebidas alcohólicas que lo alejaron de la realidad. Benedict dejó de tenerle tanto respeto como creía y pasó a preocuparse por si su hermana y él tendrían que acabar en un orfanato después de todo. Ambos metían a su padre en la cama, limpiaban el desastre y le ayudaban en el taller.

Los Juegos Mágicos y el fin de la inocencia

El tiempo transcurrió de manera monótona. En las cosechas de invierno de la edición número 342 de los juegos, Melanie salió seleccionada; Ben no dudó ni un momento en presentarse voluntario para ir con su hermana y tener la posibilidad de traerla de regreso a casa. Entre gritos, quejas y llantos, los mellizos Franco se despidieron de su padre y fueron enviados al antiguo Capitolio. Para sorpresa de todos, ambos demostraron tener un excelente desempeño y lograron llamar la atención del público; hicieron alianza con Martin, un chico del Capitolio que había sido amigo de Shamel durante sus visitas al cuatro por los veranos, y, por consecuencia, se vieron atados a Amelie Boehman, su compañera. Con aquellos arreglos y una suculenta buena posición en el ranking de tributos, fueron lanzados a la arena, ubicada en el fondo de la Atlántida.

Ben demostró ser muy escurridizo; llegó primero a la Cornucopia y logró hacerse con algunas cosas que luego le ayudarían a sobrevivir. Oculto con sus aliados, consiguió unos cuchillos que marcaron la diferencia entre la vida y la muerte. El chico del dos fue el primero en ser asesinado por Ben, quien lo hizo solo en defensa propia. Poco después, Martin se vio asesinado por un muto y Ben tuvo la obligación de ayudar a Melanie y a Amelie a escapar, tomando el papel de líder durante un período. Los días pasaban entre la oscuridad absoluta y la relación con Amelie, con quien en principio no se llevaba bien, fue alimentándose hasta rayar el respeto mutuo y una obvia fidelidad. Encontraron a un tributo herido, Ryan del seis, a quien aceptaron curar. Fue durante una ausencia de Amelie, mientras Ryan dormía para recuperarse y los mellizos festejaban que estaban cumpliendo trece años, cuando fueron atacados por la tributo especial del distrito once.  Ben hizo lo posible para acabar con ella, pero Melanie resultó gravemente herida; en cuanto el chico asesinó a su oponente, se vio obligado a acunar a su hermana hasta que falleció.

Sin demasiado entusiasmo por seguir viviendo, Ben siguió su camino con Amelie y Ryan hasta que, al día siguiente, fueron introducidos en un laberinto acuático. Entre varios enfrentamientos, un nuevo asesinato y la pérdida de un aliado, Amelie y Benedict fueron coronados vencedores de los juegos de invierno de aquel año.

Adolescencia y fama

La recuperación fue dolorosa. Cuando le fue permitido dejar el hospital, Ben regresó al cuatro para enterrar a su hermana y allí conoció a Seth, quien se transformaría en su mejor amigo. En la Isla de los Vencedores, comenzó a vivir con Amelie, quien le hacía sentir seguro y protegido y de quien comenzó a encapricharse. La relación con su padre se vio deteriorada y se distanciaron, apenas siendo capaces de dirigirse la palabra.

Durante su coronación, Ben se embriagó y dejó bien en claro su descontento contra el Capitolio, saliendo sorprendentemente bien parado por ser un niño borracho. Desde ese momento Ben se vio obligado a ser mentor de los juegos mágicos, seguro de que es su destino ver a aquellos que le importan fallecer y no poder hacer nada para evitarlo.

Los meses pasaron en los que Benedict se fue transformando de un niño inseguro,  a un adolescente cargado de conflictos. Besó sus primeras chicas, tuvo su primer novia, intentó reconciliarse con su padre y entrenaba para descargas tensiones. Probó su primer cigarro y su padre le regaló a Gigi, una husky que desde entonces, fue su mejor aliada. Esa era su vida antes de la caída de los Black.

Ben estaba tratando de dormir cuando la Isla de los Vencedores fue atacada. Entre corridas, logró escapar utilizando un traslador robado, junto con Amelie y Gigi. Los siguientes meses fueron una tortura; en la lista de los más buscados, anduvieron de distrito en distrito, hasta lograr llegar al seis, donde pudo ocultarse con su abuelo y descubrir la capa de invisibilidad que el viejo poseía. Allí se quedaron unos días, donde conoció a Eowyn y con ese mismo grupo, emprendió el camino al cuatro. Durante el trayecto, fue encontrado por su amiga Sophia y volviendo a juntarse con su padre, se encaminaron todos a las afueras del país. Así es como Ben fue uno de los integrantes de la primera tanda de fugitivos en el distrito 14.

Fue en una de sus expediciones por comida junto a Sophia que lo encontraron los carroñeros. Alcanzó a esconder a su amiga debajo de la capa de invisibilidad, pero él fue capturado y enviado al capitolio, donde pasó un tiempo en el mercado de esclavos, hasta que fue comprado por Sean Niniadis. Así, es como Ben acabó siendo el esclavo de Seth, descubriendo su origen.

Como esclavo, Ben recibió mejor trato del que debería, obviamente a escondidas, aunque basó su existencia a ser una sombra. Sufrió cuando su mejor amigo fue anotado para los nuevos juegos y estaba con él cuando resultó herido; fue el mismo día que pudo descubrir que Sophia estaba viva, el que arruinó por completo su fachada. En una disputa con el encargado de herir a Seth en los juegos, Dwane, Ben acabó asesinándolo casi por accidente. Éste hecho desencadenó una sarta de eventos desafortunados, en los cuales Seth se inculpó por el crimen y Ben solo tuvo que agachar la cabeza, muy a su pesar.

No tardó mucho en salir la verdad a la luz, al menos para Jamie Niniadis. Tras ser torturado en dos ocasiones, Ben acabó confesando la existencia del distrito 14. Aún protegido por la mentira de Seth se mantuvo con vida, pero aún así, ese fue el pie para que ambos jóvenes escaparan de regreso al distrito catorce. En el trayecto se tropezaron con Billy, uno de los integrantes del distrito que sufría de licantropía, quien acabó mordiéndolo y contagiándolo de su maldición; al ser un simple humano, pudo salvarse gracias a la sangre de Seth. Ben pasó por una dura recuperación, pero pronto se convirtió en un miembro productivo del distrito. Fue en esos meses que su padre inició una relación pública con Arleth Ballard y tuvieron una hija de forma muy repentina, encontrándose con una media hermana a quien cuidar.

Con el tiempo participó de misiones de exploración que acabaron con el robo de los primeros animales para producir el ganado, entrenó su talento con las armas con Echo Duane y, con los años, se volvió un joven fuerte e independiente cuyas habilidades para la pesca y el rastreo se volvieron increíblemente útiles.



Los años como adulto

Aún siendo un enemigo público del estado de Neopanem, podría decirse que Benedict hizo una vida decente en sus condiciones. Logró acomodar una de las casas más alejadas en todo el distrito 14 y se mudó por su propia cuenta en cuanto tuvo la edad suficiente, listo para no ser un problema los días cercanos a la luna llena. Fue el padrino del primer hijo de Seth y Sophia, además de empezar a entrenar a los niños más pequeños en supervivencia y los primeros pasos en armas. Pronto alcanzó el reconocimiento como Líder en el grupo de los exploradores, convirtiéndose en un hombre fuerte que parecía estar muy lejos de aquel pequeño niño del distrito 4 que había ido a los juegos. A los veintinueve años pasó a ser parte del Consejo, dispuesto a tomar esa responsabilidad con tal de sentirse útil en un sitio donde se considera más un problema que una solución debido a su condición como licántropo.

Mientras en el catorce la lucha por la supervivencia se encontraba complicada gracias a un incendio que acabó con muchas de sus provisiones, Ben volvió a encontrarse con Arianne Brawn, su antigua compañera vencedora, con quien mantuvo el contacto durante los meses posteriores, a escondidas de sus compañeros del catorce. Tras un enfrentamiento sangriento con algunos aurores en las afueras de su distrito seguro, Ben pasó algunos días en el cuatro, allí donde creyó que su amiga podría encontrar un verdadero lugar junto a los suyos. Ben llevó consigo a Arianne al catorce, siendo rechazado por sus compañeros, enfrentado a sus amigos por culpa de su desconfianza y, en consecuencia, se marchó de allí.

Pasó un tiempo escondido en el hogar de Arianne como su falso esclavo, hasta que fue delatado por Jasper Davies y apresado por los aurores que llegaron en la noche. Torturado, una vez más, por Jamie Niniadis, Ben accedió a llevar a Sean Niniadis hasta el catorce tras haber recibido la noticia de que éste era el padre biológico de Seth, con quien deseaba reunirse. La emboscada de Jamie no debería haber sido una sorpresa, pero lo fue. El catorce pereció esa tarde, junto a gran parte de su familia y, tras evacuar a los más jóvenes, Ben logró huir de allí con Alice, dando por perdida su esperanza. Ambos emprendieron camino a NeoPanem tras descubrir que los niños no estaban en el refugio, ocultándose junto a la Red NeoPanem gracias a su vieja amistad con Kennedy Wang. Allí, buscaron al resto de los supervivientes y se mantuvieron ocultos.

Con la idea de rescatar a Seth de su propia madre, Ben aceptó el atacar el ministerio de magia en septiembre del 68, pero se encontró con un atentado que no sirvió de nada, salvo para mancharse las manos de sangre y perder a dos compañeras, entre ellas su vieja amiga Arya Jackson. Tras enfrentarse a Riorden Weynart y ayudar en su secuestro, fue quien optó por la posibilidad de hacer un intercambio de rehenes para recuperar a los suyos. En definitiva, el encuentro salió mal: con el asesinato de Annie Weynart, la captura de dos de los suyos y Kendrick huyendo tras conocer la verdad de su origen, Ben se encontró desesperado. Tomó el departamento viejo de Arya como refugio, desde dónde vio como NeoPanem cambiaba tras el repentino asesinato de Jamie Niniadis. Contempló la idea de marcharse a Europa, pero supo que no podía dejar su país destruido para aquellos que quedaban atrás.

Actualmente, se encuentra midiendo su propio futuro, dentro de la posibilidad de conseguir algún cambio en vista de que no apoya ni las medidas impuestas por Magnar o Hermann Richter. Cree fielmente que su única chance es acompañar a Kendrick, recientemente aceptado como un Black, en busca de un futuro igualitario para todos.


Otros datos

∞ Tanto su padre como su perra Gigi murieron en el atentado del distrito catorce. Sabe que hay chances de que Zenda no sea su hermana, así que está casi convencido de que es el último Franco con vida.

∞ Su abuelo falleció cuando Ben tenía 25 años por vejez, dejándole la capa de invisibilidad como herencia. Él no tiene ni idea de que se trata de una de las Reliquias de la Muerte.

∞ Supo mantener una relación totalmente liberal con Eowyn por muchos años, de modo que hay una pequeña posibilidad de que Beverly Redford sea su hija. Desde entonces, se ha involucrado sentimental e íntimamente con Alice, Ava y Arianne.

∞ Continúa llevando las cicatrices en su piel de aquellos años en su adolescencia y se ha ganado algunas nuevas por sus expediciones. Sin embargo, la única que le fastidia es la M de muggle grabada en su muñeca tras su paso por el mercado de esclavos.

∞ Cada luna llena se transforma en un hombre lobo con pelaje castaño cobrizo, de gran tamaño. Es el licántropo que mordió accidentalmente a Maeve Davies.

∞ Hay dos cosas que no han cambiado en su personalidad con el paso de los años: el sarcasmo y la glotonería. También podemos decir que mantiene su espíritu noble y fidelidad a sus seres queridos. Sin embargo, se ha vuelto más solitario e independiente y en los días cercanos a su ciclo lunar, sumamente irritable y temperamental.

∞ Ha soportado la licantropía con mayor facilidad gracias a Seth y su condición de animago.

∞ No concede el hecho de quedarse quieto, pero ha demostrado que es un buen cocinero cuando se dedica a tareas domésticas.
Estadísticas del personaje

VITALIDAD: 30 pts
FUERZA: 12
DESTREZA: 12
DEFENSA: 9
AGILIDAD: 8
RESISTENCIA: 7

Estadísticas adicionales: 18 puntos
Sam Heughan • 31 años • Traidores • Fugitivos
Benedict D. Franco
Benedict D. Franco
Fugitivo

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.