Últimos temas
» Club de Duelo
Scott, Lara EmptyHoy a las 12:58 am por The Mighty Fall

» Gobstones!
Scott, Lara EmptyHoy a las 12:53 am por The Mighty Fall

» Sala Común de Hufflepuff
Scott, Lara EmptyLun Nov 11, 2019 3:12 am por Beverly S. Redford

» Campo de Quidditch
Scott, Lara EmptyLun Nov 11, 2019 3:05 am por Beverly S. Redford

» Sala Común de Gryffindor
Scott, Lara EmptyLun Nov 11, 2019 3:03 am por Colin Weynart

» Gran Comedor
Scott, Lara EmptyLun Nov 11, 2019 2:50 am por Beverly S. Redford

» Mazmorras
Scott, Lara EmptyDom Nov 10, 2019 7:56 pm por Kyle A. Overstrand

» Sala Común de Ravenclaw
Scott, Lara EmptySáb Nov 09, 2019 10:33 am por Riley Kavalier

» if we were free (0/1)
Scott, Lara EmptyVie Nov 08, 2019 7:00 pm por V. Ileana Jensen


Scott, Lara

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Scott, Lara Empty Scott, Lara

Mensaje por Lara Scott el Lun Oct 21, 2019 2:02 pm

Lara Scott
Historia

Lara Scott, como cualquier otra chica del distrito 6, creció jugando con herramientas en vez de muñecas al ser hija de dos mecánicos, Lawrence Scott y Mohini Khan. Su padre era un hombre corpulento, alto y de tez morena. Era un apasionado por los vehículos y los diseños que mejoran lo inventado. Tenía una buena reputación, clientes que le pagaban bien y le aseguraron una fortuna considerable. Hasta su adolescencia, Lara ayudó a su padre en el taller y creció con sus enseñanzas.

Con el ocaso del gobierno de los Black, la vida que llevaban dio un vuelco significativo. Su padre en secreto renegaba del cambio de gobierno y en la seguridad de su casa se explayaba sobre el orgullo que le inspiraban sus ancestros muggles, resentido porque estos fueran esclavos en la actualidad. Pero debía callar ante los demás por una cuestión de supervivencia, en especial cuando las medidas se fueron extremando. Fue víctima de ese mismo radicalismo de ideas. El testimonio que llegó a su esposa e hija fue que tuvo una pelea con un cliente a quien tuvo que expulsar de su taller por comportarse como un verdadero cretino, éste insultó su sangre antes de acabar con su vida con un hechizo. Una pelea estúpida, por una razón que llevaba siglos enfrentando a dos grupos. El asesino recibió su sentencia, pero no fue consuelo para su esposa ni su única hija.

La madre de Lara era más precavida que su marido, aún más desde su muerte. La fortuna heredada la usaron para afianzar los proyectos de la mujer, independientes del taller, y esta se consolidó lo suficiente como para compensar con riqueza, esa pequeña cuota que siempre les faltó por nacer mestizos. Educó a su hija para que siguiera las normas ministeriales, para que fuera una estudiante más en el Royal y que nunca expresara en voz alta las ideas que su padre fijó en su mente.

El tiempo de Lara en la escuela fue el más conflictuado. El duelo de su padre coincidió con su plena adolescencia, su temperamento imprudente la llevó a decir que sí a todas las experiencias que pudieran anular el dolor que sentía por la pérdida y que expresaba como enojo. Su mejor amigo, el único en quien en verdad se apoyaba, estaba lidiando con sus propios problemas y fue una etapa de malas decisiones para ambos que repercutieron al hacerse adultos. La rebeldía de Lara encontró en un amigo de su padre, dedicado al tráfico de objetos en el norte, un falso propósito de ayudar a los rebeldes en su oposición a un gobierno que detestaba por sus ataques a la libertad de las personas.

Pero los traficantes y los mecánicos involucrados, un grupo de pocos miembros, todos de una edad mayor a la suya, fueron encarcelados. Ella pasó por unas horas de infierno al encontrarse en la misma situación y se salvó por la intervención de un joven juez que vio en ella la oportunidad de tener a alguien del rubro trabajando a su capricho, así que llegaron a un acuerdo que le devolvió su vida y su libertad, estableciendo una deuda sin fecha de término.

Desde entonces, Lara mantuvo una fachada, una cubierta de las que sabe diseñar muy bien, una coraza que protegía sus verdaderos pensamientos, latentes cada día. El convencimiento de que los magos son una fuerza opresora que mantiene un sistema injusto, pero que algún día caerá. En más de una ocasión estuvo a punto de correrse de lo seguro debido a su temperamento, y quizá lo hubiera hecho en algún momento, encontrándose con el final suicida de todos los imprudentes, para gran dolor de su madre que dedicó su vida y esfuerzos en protegerla de esto. Pero sus tratos con quien mantenía la deuda fueron cambiando en condiciones, se involucraron más de lo debido en la vida del otro. Por encargo suyo incursionó en el norte y se mezcló entre rebeldes buscando al último hijo de los Black, a quien no pudo entregar, ni pensaba hacerlo.

Su oposición de ideas era tan marcada que los colocó en un par de dilemas el tiempo en que persistieron en una relación a la que no podían y no querían definir, hizo de Hans Powell una excepción de todo en lo que creía por haberse enamorado de él. Con la realidad de una guerra atravesandolos, se enteró de que estaba embarazada y decidió que podía enfrentar lo que fuera que se viniera, haciendo un esfuerzo por proteger a quienes son parte de su familia, renunciando a parte de su rebeldía y guardando en los lugares profundos e inaccesibles de su mente esas ideas que la pondrían en peligro a ella y a las personas que se han vuelto lo más importante, por encima de las cosas que cree. Cuando le llegó el rumor de que su padre podría no haber muerto, sino que colaboraba con rebeldes en la frontera, eligió darlo por muerto y seguir adelante por su cuenta, tomando las decisiones que hagan falta entre lo que ama y lo que cree.
   
Otros datos

*Su patronus es un pangolín.

*Estudió mecánica por herencia, siempre le interesaron los vehículos mágicos y romper las leyes de la física. Cuando se abrió el departamento de misterios en el Ministerio vio la oportunidad de crecer en algunos proyectos que tenía archivados.

*Solía vivir en el distrito 6 en un edificio aledaño al taller privado en el que trabajaba, porque todo en su vida se centraba en su trabajo. Se mudo al distrito 4, a una casa en la costa para tener un espacio donde criar a su hija con la familia que han formado.

*Nunca creyó que las relaciones pudieran durar y escapaba de estas antes de que se complicaran, salió con varios hombres y mujeres manteniendo una distancia personal en la que se sentía protegida. No tenía planes de una familia y estaba negada a tener hijos, pero se abrazó a la posibilidad de tener uno con la única persona que llegó a querer de una manera en la que se replanteó todo.

*Sabe oclumancia, la aprendió cuando decidió quedarse para controlar sus pensamientos de oposición, así no exponía a las personas que quiere al peligro que es ella misma y poder asegurar su permanencia en el ministerio.

*Su criatura mágica predilecta son las aves de trueno, siente que tienen un alma afín.
Estadísticas del personaje

VITALIDAD: 30 pts
FUERZA: 4
DESTREZA: 5
DEFENSA: 6
AGILIDAD: 4
RESISTENCIA: 3

Estadísticas adicionales compradas: +11 puntos
Naomi Scott • 31 años • Funcionario • Inefable
Lara Scott
Lara Scott
Inefable

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.